Blog de JoseMPelaez

Aprendimiento: aprender del entorno con atrevimiento

La nube de Amazon

Publicado por josempelaez en Lunes, 11 agosto 2008

En 2004, Amazon amplió su negocio tradicional y entró a competir en los de proceso de información e infraestructura informática con sus AWS. Un primer efecto ha sido la gran difusión posterior de la expresión «cloud computing».

El sábado comenté en una breve nota del blog de Rodolfo Carpintier sobre la «cloud computing». Su recomendación de adopción cautelosa frente a otras opciones me dejó pensando en los porqués que hay detrás de los motivos evidentes cuando se trata de probar algo… ¿nuevo?.

aws_virtual-worldsLa primera vez que vi lo de «computar en la nube» fue cuando Amazon anunció su servicio web EC2 (Elastic Compute Cloud) en agosto de 2006.

Jeff Bezos fundó la empresa en 1994 como pionera de la venta en línea para ser un “grande de internet”. Acababa de nacer la web como escaparate de ésta, y él tenía experiencia informática reconociendo patrones de conducta y sacando conclusiones de la gestión de grandes cantidades de datos.

Diez años después decidió seguir ampliando sus posibilidades de negocio. Para ello se basó en los aprendizajes y competencias adquiridas explotando un sitio web de comercio electrónico con una oferta creciente de productos de una gama de categorías en expansión contínua. Para hacerlo tuvo que abrir sus cofres llenos de información recopilada y herramientas, así como las cajas de sus nuevos sistemas informáticos distribuidos, activos que comenzó a ofrecer al mercado a través de los estándares de «servicios web».

Ha ido publicando una serie de interfaces de programación de aplicaciones (APIs) que han generado demanda para su nueva oferta de servicios. Las interfaces públicas permiten interaccionar con los desarrollos internos que ha ido enmarcando en una oferta externa para comerciantes, analistas de mercado, publicistas, desarrolladores, usuarios… bajo el acrónimo AWS (Amazon Web Services).

En agosto de 2004 comenzó ofreciendo en la web ciertas capacidades de comercio electrónico y de gestión de información que han ido ampliando de manera contínua: escaparate, tienda, pagos, anuncios, búsquedas, estadísticas, mensajes… (ECS: E-Commerce Service, Alexa Web Information Service…). A partir de marzo de 2006 se incorporaron las de su infraestructura técnica: almacenamiento (S3: Simple Storage Service, SimpleDB), computación (EC2)… amazon_fulfillment_serviceEn marzo de 2008 anunció su servicio web más reciente: las APIs para emplear su centro de expediciones desde la web (FBA: Fulfillment by Amazon), que facilita de manera singular el acceso a la oferta de logística y atención al cliente que hizo en septiembre de 2006.

La empresa fundada por Jeff Bezos, un pionero capaz de navegar contra el viento y la marea de Wall Street que, además, analiza su empresa en términos de capacidad de aprendizaje contínuo, dice en su oferta de S3:

«Amazon S3 provides a simple web services interface that can be used to store and retrieve any amount of data, at any time, from anywhere on the web. It gives any developer access to the same highly scalable, reliable, fast, inexpensive data storage infrastructure that Amazon uses to run its own global network of web sites. The service aims to maximize benefits of scale and to pass those benefits on to developers.»

En la de EC2, servicio que fue anunciado cinco meses más tarde, se escribía:

«Amazon EC2 is a web service that provides resizable compute capacity in the cloud. It is designed to make web-scale computing easier for developers.»

Es como si, en ese intervalo de tiempo, alguien en Amazon hubiera recordado el típico uso de “la nube” y, desde marketing, lo hubieran unido a computación para no tener que referirse a procesar «cualquier cantidad de datos, tiempo y lugar en la web».

En este momento desconozco si quien primero empleó esa expresión metáforica para el proceso en la web pretendía evocar sus constantes cambios de forma. Puede que quisiera referirse a su capacidad para crearse y deshacerse, o su facilidad para estar hoy aquí y mañana allí, según la demanda (¿eólica?). Quizá no se diera cuenta de que “la nube” es vista muchas veces como algo etéreo o amenazante. En realidad puede que nadie pensara en nada de todo esto al empezar a usarla comercialmente.

connectivity_cloudLo más probable es que su uso provenga de su habitual empleo en los esquemas de redes informáticas. Como se lee en el enlace precedente, la nube ha sido un icono muy empleado para representar un conjunto de servicios procedente de una red de servidores fuera del entorno estudiado que se relacionaba con él. Particularmente se usa mucho si esta red es internet o, más recientemente, la “web 2.0”, pero no sólo en estos casos ya que su uso viene de antes.

Independientemente del origen de la metáfora comercial, ¿hasta dónde puede confiar una empresa en la cloud computing? ¿Vale sólo para los individuos, pymes o startups sin dinero que gastar en recursos informáticos dedicados y controlables? ¿Sólo sirve para la explotación de sitios web? ¿Qué relación tiene con el utility / on-demand / grid / distributed computing? ¿Cómo han resuelto hasta ahora las empresas grandes sus necesidades de explotación profesional y flexible de la infraestructura informática y de telecomunicaciones? ¿Qué impacto van a sufrir las empresas de outsourcing informático y alojamiento de servidores?

En una entrada posterior me remontaré en el tiempo para intentar ver de dónde vienen estas nubes que Amazon y otros actores siguen poniendo a nuestro alcance.


[Imagen 1: Presentación de Jeff Barr (AWS Evangelist). extralab]
[Imagen 2: «Fulfillment by Amazon». Amazon]
[Imagen 3: Esquema en proyecto Internet 2 de 1998. Juha Eskelin]

About these ads

4 comentarios hacia “La nube de Amazon”

  1. Diego Parrilla escribió

    Las empresas deberían confiar en los servicios ‘en la nube’ tal y como todos confiamos en las grandes eléctricas que nos suministran potencia, en vez de comprar nosotros nuestros generadores autónomos.
    Es irreversible: solo es cuestión de tiempo saber cuando los niveles de servicio serán los adecuados, y cómo se garantizará la privacidad de nuestros datos.

  2. Alfonso escribió

    Yo creo que Diego ha comentado un aspecto que me parece relevante en estos entornos, y es el de la privacidad de los datos. Creo que los requisitos legales de protección de datos y la reputación y confiabilidad requerida a estos sitios determinarán si el uso del almacenamiento o la computación ofrecida es o no un elemento a valorar en tu empresa.

    El análisis realizado en proyectos Grid/SOA sobre la capacidad de establecer contratos marco y acuerdos de nivel de servicio adaptados a necesidades del consumidor vs. capacidades del proveedor me parece otro elemento a considerar. Al fin y al cabo el paso siguiente una vez se dispone de SOA se supone que es implementar una infraestructura SOI capaz de maximizar la utilización de los recursos de la organización. En este caso, dicha infraestructura está externalizada a terceros.

  3. josempelaez escribió

    Diego, sospecho que los niveles de servicio de Amazon, Google y Microsoft, por citar tres con varios años de experiencia explotando servicios web, no tienen nada que envidiar a los de los outsourcers que explotan los servicios de negociación de valores o banca electrónica. El problema es que tenemos el mundo en nuestra mente. Por tanto, las percepciones mandan (y determinan los plazos de adopción).

    Alfonso, una buena mayoría de empresas usan los servicios de banca por internet desde hace años, y no creo que exista una regulación especial respecto de la privacidad de nuestros datos.

    Amazon lleva un tiempo trabajando en la asunción de compromisos formales de SLA con penalizaciones. Opino que no pasará mucho tiempo antes de que hagamos comparaciones de fiabilidad del tipo de las que ya se hacen entre el puente aéreo y el AVE en el corredor del transporte de pasajeros Barcelona-Madrid.

  4. [...] de sistemas de información. La expresión cloud computing ha venido empleándose desde hace poco más de dos años y parece gustar mucho a los especialistas de marketing, por lo que su empleo va en aumento y se ha [...]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: