Blog de JoseMPelaez

Aprendimiento: aprender del entorno con atrevimiento

Archive for the ‘innovación’ Category

Picadillo de I+D+i

Posted by josempelaez en Viernes, 16 octubre 2009

Lo que sale de un proceso de transformación no depende sólo de lo que entra. También influyen, y mucho, su eficacia y su eficiencia. ¿No habría que analizar las del sistema de «I+D+i» que usa España?

galiacho-santa-engracia

Imagen zona Iglesia-Olavide en Chamberí (Google Maps)

Cuando era un adolescente en la segunda mitad de los años 60 solía callejear por mi madrileño barrio de Chamberí. En la entonces llamada calle de Joaquín García Morato (Santa Engracia), había un comercio cerca de Iglesia (Glorieta del Pintor Soroya). Mi curiosidad siempre hacía que me detuviera a mirar al pasar delante.

El objeto de mi atención era una tienda de embutidos ya desaparecida llamada Galiacho. Una parte de su fachada ilustraba de manera figurada y convincente el cómo los cerdos se transformaban en los productos que vendían. El proceso se representaba como una gran máquina con muchas secciones. Los animales subían por una rampa que había en el extremo superior derecho y los chorizos, salchichas, longanizas, mortadelas, etc. salían por el inferior izquierdo (o así es como la recuerdo ahora).

En los colegios de la época no nos “daban” pretecnología, conocimiento del medio, sociales ni otras materias “contemporáneas”. Nosotros estudiábamos física, ciencias naturales, historia, geografía, lengua española y cosas así. Cuando el dibujo realista de la tienda referida me hacía pensar en cómo podría construir una máquina de esa naturaleza, el único referente que tenía era la máquina de picar carne que usaban en mi casa para las albóndigas, filetes rusos y empanadillas.

meat-grinder

Picadoras de carne en venta en el mercado chino Alibaba.com

¿Cómo se pasaría de un artefacto al otro? Ahora creo que aquella imagen influyó mucho, inconscientemente, para que estudiase y me graduase como ingeniero. Luego he ido “investigando” y conociendo otras cosas de la vida cotidiana aquí y allá. Sin embargo, hay algunas que aún no he logrado descifrar. Entre ellas está nuestro gasto en «I+D+i».

Me sigue gustando ver imágenes y vídeos de máquinas, de cadenas de producción o de sistemas automáticos  en funcionamiento. También me interesan los diagramas y esquemas que reflejan los distintos pasos de un proceso de tratamiento o de transformación de materias primas en productos terminados. Curioseando por la web llegas también a conocer muchas cosas curiosas, como este plan de “pig city”, que me ha recordado las torres en las que ya se aparcan los automóviles en Wolfsburg.

El caso de la máquina casera de hacer picadillo resulta mucho más sencillo de entender. Se introducen varios trozos de carne —o una mezcla de distintas carnes— por la boca y, tras presionar sobre la tolva y darle a la manivela, van saliendo unos fideos de masa cárnica mezclada por el disco perforado que hay en el extremo abierto del cilindro. Como el cacharro debe desmontarse para poder limpiarlo bien, no resulta difícil comprender el porqué de esa transformación al ver los componentes del despiece del artilugio.

Lamentablemente, hay otros muchos procesos importantes para nuestra vida que resultan abstrusos. Creo que uno de ellos es el que ha venido en llamarse de «I+D+i». Como he comentado en este cuaderno, Esko Aho considera la investigación y el desarrollo como un proceso que busca transformar dinero en conocimientos. Según él, la innovación permite transformarlos nuevamente en dinero, con lo que se cierra un ciclo vital para el progreso de nuestras sociedades (si el saldo es positivo, claro).

Uno de los debates parlamentarios que tenemos abiertos en España alrededor de los Presupuestos del Estado para 2010 es el correspondiente al Ministerio de Ciencia e Innovación. Los que manejan estos asuntos parecen querer centrar la cuestión en la incoherencia que supone predicar una cosa y practicar otra.

Los gobiernos llevan tiempo propagando que hay que incrementar el gasto en I+D para transformar nuestro “modelo económico productivo” y aumentar así la competitividad de la economía española. Sin embargo, el de ahora propone un recorte que choca también al compararlo con otras partidas del destino del dinero público, que aumentan o se mantienen.

innovae-hernandez

Bernardo Hernández de Google en Innovae (Bibliosalud 090319)

Sin embargo, lo que yo más me pregunto es si estamos sólo ante la típica decisión política de priorizar el destino de un recurso limitado (la recaudación impositiva). ¿Se habrá percatado alguien más de que el actual «sistema de ciencia, tecnología y empresa» español no está transformando los cerdos en jamones “pata negra” tanto como debiera? A mí me parece que hay demasiada carne troceada que sale picada y vuelve a aglutinarse para reintroducirse en el proceso. ¿Se pretendía hasta ahora seguir dando de comer sólo a los que presionan y le dan a la manivela?

Defiendo la necesidad de seguir mejorando la «I+D+i» española. No obstante, considero que debemos revisar la eficacia y eficiencia de su proceso de transformación del dinero antes de seguir metiendo más “input” en el actual. ¿Hay que seguir picando o quemando dinero en las fallas de los Innovae que montan los políticos para celebrar los “años europeos”, o para intentar convencernos de lo bien que hacen su trabajo de propaganda?

¿Cómo se conectan en España el desarrollo y la innovación? ¿No ha sido montando actos como se han enriquecido ilícitamente los de la “trama Gürtel”? ¿Debemos llamarlos innovadores por haber transformado el dinero público en privado a través de sus conocimientos y de sus contactos políticos?

¿Cómo han explicado los parlamentarios y los científicos que el presupuesto público de España en I+D haya subido más de 20% anual en 2006, 2007 y 2008 mientras que hemos bajado del puesto 29 al 33 en la clasificación de competitividad internacional que realiza el Fórum de Davos? ¿Dónde y cómo se va a debatir y explicar esta paradoja? ¿Será algo tan evidente para los que hayan estudiado “cono” que por eso los viejos chicos de barrio que jugábamos en la plaza andamos tan perdidos? ¡Qué tiempos!

Entradas de este cuaderno con alguna relación: Innovae y las fallas, Cuando la investigación no precede a la innovación.

Suscribirse a las entradas.

Posted in innovación | Etiquetado: , , , , , , | 14 Comments »

Creatividad y crecimiento económico

Posted by josempelaez en Miércoles, 8 abril 2009

Me interesan las relaciones entre el aprendizaje, la creatividad, el progreso y la felicidad. Intento observar y formular proposiciones para encontrar trayectorias más inteligentes según lo que vamos conociendo. Me preocupa entender que otros persisten en rodar por caminos poco consistentes con los frutos de las investigaciones.

product-choice

Selección de productos (University Nutrition®)

Hay varios debates públicos que deberían haberse mantenido en la jornada Innovae del 16 de marzo en Madrid. No me gustan ciertas formas de gastar dinero para promover la creatividad y la innovación. Tampoco el entendimiento exclusivo de la investigación como un proceso institucionalizado. Sí la innovación que introdujo la comercialización masiva de productos fabricados en “cantidades industriales” apelando a las emociones de los consumidores.

Hoy sabemos aún más cosas; por ejemplo, cómo decidimos irracionalmente. Hemos aplicado nuestro intelecto más creativo para estimular las compras en los mercados de “gran consumo”. Podría decirse que se desarrollaron para dar salida a los excedentes de bienes y servicios derivados de la “gestión científica” aplicada a la industria. En este caso, la parte menos lógica de nuestro cerebro habría permitido la digestión de los frutos de la más racional.

Solemos considerar que la investigación científica y la innovación son beneficiosas para nuestra vida. Intentamos transformar el dinero en conocimiento para sentir gozos intelectuales, entre otros motivos. Sin embargo, a veces lo quemamos en hogueras para entretenernos con lo que también se percibe como placentero.

Luego tratamos de innovar para regenerar ese dinero, y más. Para ello buscamos nuevas metas y resolvemos los problemas derivados aplicando los saberes adquiridos. Así vamos dando vueltas a la rueda de una vida laboriosa oficial y oficiosa que, en muchas ocasiones, parece perseguir sólo la generación de más productos portadores de nuestro tiempo y energía, ambos recursos finitos.

¿Debemos vivir para trabajar o tenemos que trabajar sólo para satisfacer nuestras necesidades y aspiraciones? Dadas las diferencias en el desarrollo humano sobre la Tierra, podemos observar que, en bastantes lugares, se ofrecen y consumen muchos productos que bien podríamos no necesitar ni desear.

La diversidad de posibilidades es buena, pero hay que evitar que el apetito fáustico nos haga sobrepasar lo inteligente. Hay muchas personas capaces de vivir sin probar ciertas experiencias, y no por ello son infelices.

brain-mri

Resonancia magnética cerebral (cc CaptPiper, Flickr 050629)

La psicología cognitiva y la neurociencia van ofreciendo resultados y evidencias útiles para conocer las funciones creativas del cerebro. Hoy sabemos bastante sobre las capacidades menos próximas a los procesos cognitivos, cuyo desarrollo comenzó a estudiarse hace medio siglo. La resonancia magnética neurofuncional ha permitido incrementar las observaciones de nuestras operaciones mentales y, sobre todo, de las interacciones entre ellas.

Conocemos que los circuitos del placer pueden activarse de distintas formas. Las hay que no requieren de experiencias perceptivas asociadas a un consumo material. Dicho de otra forma: la rueda de la investigación no tendría por qué conducirnos a mayor producción per cápita; es decir, el progreso no exigiría el crecimiento del PIB de manera sostenida. Lo que pudiera hacer es conducirnos a una forma distinta de generar y de disipar las rentas.

Sin embargo, el presidente R. Zapatero parece ignorar algunos conocimientos. Ha remodelado el gobierno español diciendo buscar una mayor eficacia en la gestión del gasto público (él dice política económica). Ha declarado que quiere vencer la crisis y cambiar el ritmo para anticipar la recuperación y la creación de empleo (los puestos de trabajo). Para ello ha recurrido a la responsable del transitorio «Plan E», aunque no pudiera crear en marzo los empleos que esperaba.

Ha indicado que busca una mayor cohesión territorial y social, además de querer cambiar nuestro sistema educativo. ¿Fomentará la movilidad laboral? También va a proyectar al exterior nuestra cultura creativa. ¿Lo hará potenciando más la producción audiovisual? Ha dicho que quiere sentar las bases del nuevo modelo de crecimiento económico. ¿Hemos debatido cuál debe de ser?

Habrá que esperar para analizar estos cambios, pero no se ha referido a políticas nuevas. Por ejemplo, me hubiera satisfecho oír hablar de crear empresas y no de crear empleos, hablar de aprovechar oportunidades innovadoras en la Red y no de abordar problemas de propiedad intelectual y de regulación. Podría querer decir las mismas cosas, pero sospecho que serán muy diferentes.

No sé qué innovaciones van a conseguir transformar el conocimiento adquirido en una mayor riqueza económica, cultural, material o intangible para todos. No obstante, considero que el cambio de nombres propios es poco novedoso, aunque pueda ser creativo. ¿Qué querrá decir lo de incrementar el peso político de los ministros? ¿Más diálogo, más persuasión, más encandilamiento, ideas más “emocionantes”…? ¿Se dedicarán a apelar a la parte menos racional de nuestras mentes?

Entradas de este cuaderno con alguna relación: Cuando la investigación no precede a la innovación, Innovae y las fallas.

Suscribirse a las entradas de este cuaderno mediante un lector.

Posted in innovación | Etiquetado: , , , , , , , , | 7 Comments »

Cuando la investigación no precede a la innovación

Posted by josempelaez en Viernes, 3 abril 2009

Entiendo que el establecimiento de objetivos e indicadores para la investigación e innovación presenta algunos aspectos cuestionables. Entre otros motivos, porque se relacionan como etapas secuenciales de un proceso gestionable de manera científica cuando, en realidad, esto no tiene por qué suceder así.

innovae_garmendia

Intervención de Cristina Garmendia en Innovae (cc sinc 090316)

En la jornada Innovae referida en mi entrada anterior se gastó un dinero que no creo que haya contribuido a generar o transferir cierto conocimiento, por lo que no deberíamos de considerar esta acción como de investigación, según Esko Aho. Evidentemente, sabemos que «el que no se anuncia, no vende». Por lo tanto, la partida mercadotécnica de las cuentas gubernamentales de la ciencia también ha de tener sus asientos. Sin embargo, sospecho que el dinero quemado en la jornada aparecerá luego dentro del total etiquetado con el manido eslogan del «I+D+i», cuyo porcentaje respecto del PIB se compara con el de otros países, que probablemente elaboren sus estadístican de forma parecida.

Dejando a un lado la efectividad de ese gasto, considero que los speeches políticos siguieron reforzando en exceso uno de los tradicionales “lugares comunes” (bullshit) de la gestión del conocimiento. Pareciera como si las autoridades organizadoras creyeran que no hay más actividades innovadoras que las que van precedidas de las de «Investigación y Desarrollo». También el que éstas fueran casi un patrimonio de la gestión pública, aunque en casi todos los sitios se siga reclamando una mayor participación de las empresas.

Siempre me ha resultado extraño ver cómo muchos siguen pensando que la mejor forma de investigar o de innovar es la de montar unos procesos burocratizados. Sumándome a lo escrito por Juantomás García al hilo de la presentación en TED del sixthsense —un interesante artilugio de futuro procedente del MIT—, considero que «la innovación no se crea como un proceso industrial a fuerza de talonario y de horario de 9 a 5».

Aunque en España no dispongamos todavía de un instituto tecnológico de investigación como el de Massachusetts (MIT, que es privado), me consta que tenemos bastantes investigadores públicos movidos por la ilusión de descubrir alguna de las muchas cosas que ignoramos en todos los campos del saber. Los he visto trabajar sin descanso cuando aplican sus protocolos rigurosos o intuyen que están cerca de ver o de probar algo relevante.

Sin embargo, creo que los referidos son una minoría. La mayoría trabaja básicamente para intentar cumplir con los indicadores y objetivos señalados en los planes, programas, proyectos y presupuestos (horarios, gastos, publicaciones, clases, seminarios, congresos, tesis, solicitudes de patentes…) Si la dirección por objetivos se hace mal en las empresas, ¡qué podemos esperar de la realizada en unas instituciones dirigidas por gerentes menos preparados para ello!

vineta_camino-otra-direccion

¿Innovar yendo con la corriente? (© El Roto, El País 090324)

No es ese tipo de enfoque investigador el que nos han enseñado los aficionados como Darwin, que se convirtieron de forma autodidacta en investigadores mundialmente reconocidos trabajando fuera del sistema (al igual que otros muchos grandes, como Galileo, Newton, Freud, Einstein, Ramón y Cajal…). Su heterodoxia no les debió de aportar inicialmente muchas alegrías, ni tampoco sumas de dinero equivalentes a las gastadas hoy día en actuaciones como la de Innovae.

2009, además de “año de la creatividad”, es también el bicentenario del nacimiento del padre de la biología y el sesquicentenario de la publicación de su libro más conocido («El origen de las especies»). También hace más o menos un siglo del comienzo de la segunda revolución industrial (cadena de montaje, tras la máquina de vapor), y medio siglo de la tercera revolución de la información (informática y microelectrónica, tras la imprenta y el telégrafo/radio). ¿Qué nos han enseñado estas experiencias?

Me preocupa la creencia de que la “productividad creativa” puede alcanzarse aplicando los principios uniformadores del “management científico” que comenzaron a difundirse con los trabajos de Fayol y Taylor. Se puede racionalizar la administración de los grupos de trabajo para incrementar y estandarizar la producción industrial, como ha quedado demostrado. No obstante, creo que es distinto el progresar sacando partido de las capacidades cerebrales que resultan menos lógicas para una época y conocimientos determinados.

Aparte del gasto promocional y de la burocracia, también me preocupa la influencia de los políticos que copian ciertos métodos y prácticas de los “creativos” de la mercadotecnia. Esta disciplina de la gestión empresarial nació posteriormente para estudiar, entre otras cosas, cómo dar salida a la gran variedad y cantidad de bienes que se producían industrialmente. Como desbordaban nuestras necesidades por todos los lados, había que ver cómo estimulaban su consumo para seguir creciendo.

Paradójicamente, lo anterior resulta ser innovación pura —ya que transforma un conocimiento en dinero— y, además, se deriva de las correspondientes investigaciones en los mercados de gran consumo. ¡Vivir para ver! Seguiremos “investigando”… Es interesante saber quién recibe los beneficios.

Entradas de este cuaderno con alguna relación: Innovae y las fallas.

Suscribirse a las entradas de este cuaderno mediante un lector.

Posted in innovación | Etiquetado: , , , , , , , | 3 Comments »

Innovae y las fallas

Posted by josempelaez en Martes, 31 marzo 2009

Creo que el año 2009 será recordado por varios motivos, pero no por ser el del cambio en las políticas públicas de innovación en España. La reciente jornada Innovae no ha aportado ningún debate enriquecedor o innovador. Entiendo que se ha quedado en un montaje comparable al espectáculo de las fallas levantinas quemadas pocos días después.

crema-falla-valencia

Valencia - Fallas 2008 Crema Falla (cc ramonbaile, Flick 080320)

Hace quince días se celebró en Madrid Innovae, una jornada organizada por el Ministerio de Ciencia e Innovación (FECYT) para “inaugurar” el «Año Europeo de la Creatividad y la Innovación» en España.

El lema de su convocatoria era el de «la innovación como solución». ¿Solución a qué problemas y cómo debe de ejecutarse, me pregunté yo? No he encontrado ninguna novedad entre los discursos y presentaciones.

Creo que, como concluye Alicia Chavero, una de las cosas que se puede decir es que «el mayor reto de España los próximos años es adaptar a los nuevos tiempos el management de las empresas del Ibex 35». Lo cierto es que hubiera estado más de acuerdo con ella si hubiera incluido a la Administración y las pymes, que es por donde yo comenzaría.

Uno de los protagonistas de la jornada fue el vicepresidente de Nokia y antiguo primer ministro de Finlandia. Entre lo que Esko Aho recordó quiero resaltar dos cosas: «innovación es justo lo contrario de imitación» e «investigar es convertir dinero en conocimiento; innovar es todo lo contrario». Me temo que en España se siguen entendiendo estos conceptos de otra manera.

El convertir dinero en humo —montando escenas, preparando vídeos y reuniendo a varios personajes para hacerse fotos— no me ha parecido innovador, pero sí muy festero. Aunque se hayan preparado escenarios inquietantes y vídeos futuristas, considero que el acto fue más una imitación de otros eventos promocionales o fiestas  tradicionales, como el de la quema de fallas en Valencia.

Supongo que la ‘crema’ inquietará a los que crean en el infierno cuando piensen en su futuro ya que allí no habrá mangueras de agua ni “planes de rescate”. Nuestro optimista Presidente del Gobierno, imagino que pensando en toda clase de creyentes, volvió a recordarnos que tenemos que cambiar el patrón de crecimiento económico. Para ello dice que ha puesto en marcha el «Plan E» y que va a hacer varias reformas estructurales, como si estos nuevos proyectos constructivos y declaraciones inconcretas fueran a modernizarnos y cambiar nuestra mentalidad.

innovae-personalidades

Grey de "personalidades" en Innovae 2009 (cc sinc 090316)

Tengo verdadero interés por ver cómo se intentan materializar dichas reformas y el desplazamiento de nuestro país por los cuatro ejes estratégicos enunciados por Aho, sobre todo por el último:

→ Creación de un mercado de bienes y servicios innovadores.
→ Provisión de recursos suficientes para investigación e innovación.
→ Desarrollo de la movilidad laboral estructural.
→ Promoción de actitudes positivas hacia la ciencia y una cultura favorable al emprendizaje y riesgo.

En cualquier caso, debo reconocer que montajes como Innovae permiten mantener las ilusiones de algunos, además de una cierta actividad económica de un año para otro. De esta manera, al menos habrá quienes puedan llegar hasta el 2050 cobrando de los presupuestos públicos. Es lo que he deducido que debía de perseguirse tras ver dos vídeos que resumen la jornada o entrevistan a varios asistentes.

También ha habido quien se ha quejado de que no hubiera conexión Wi-Fi gratuita, lo que me ha resultado llamativo después de ver los dispendios y el “buen rollito innovador” que se había desplegado.

En cualquier caso, considero que hay varios debates y reflexiones públicas sobre emprendizaje, riesgo e innovación que aún no se han celebrado, y que no demandan el gastar tanto dinero en foros como el referido. Aunque lo piense el Ministerio de Ciencia e Innovación, no resulta innovador el imitar los encuentros internacionales de ciertos grupos de poder (como Davos o G20) para poder hacer luego declaraciones a los medios de comunicación y retratarse en plan grey. 

Entradas de este cuaderno con alguna relación: La lucha del emprendizaje innovadorNecesitamos un cambio de mentalidad, La marcha de las generaciones.

Suscribirse a las entradas de este cuaderno mediante un lector.

Posted in innovación | Etiquetado: , , , , , , , | 4 Comments »

Captura de datos en la nube

Posted by josempelaez en Jueves, 20 noviembre 2008

El comercio, la banca, la sanidad, la industria… han estado utilizado terminales de captura de datos desde hace varias décadas. La difusión del empleo de internet está suponiendo una estandarización significativa de las telecomunicaciones cableadas e inalámbricas de toda clase de dispositivos. Ello potenciará el aumento de los datos a procesar que, a su vez, conducirá al desarrollo de nuevas aplicaciones que puedan aprovechar las grandes posibilidades de la computación en la nube.

restaurant_touch-screen-terminal

Terminal táctil para pedir en un restaurante coreano de Tokyo. Es multi idioma y totaliza el precio (cc bobsee, Flickr 070506)

Hace pocos días estuve merendando con un experto y entusiasta de la computación en la nube para compartir ideas sobre el posible impacto y aplicaciones de esta manera de procesar los datos. Entre otras muchas cosas, hablamos de que el volumen de información susceptible de ser captada y tratada de forma automática va a ir creciendo de forma singular a medida que se vayan materializando las ideas que subyacen detrás de la computación ubicua y de la «internet de las cosas».

Ya casi estamos acostumbrados a que cada semana aparezcan noticias o reportajes sobre distintas aplicaciones de la tecnología en este sentido. En realidad nada que no haya estado sucediendo durante las cinco últimas décadas en que ha ido progresando la técnica informática. Trataré de explicarme mejor mediante algunos ejemplos.

José Cervera escribía hace dos semanas sobre el tecno restaurante y decía que:

«Una casa de comidas en la que el papel desaparezca, los menús sean electrónicos y la información sobre comida y bebida sea amplia, instantánea y electrónica parece ser un sueño ampliamente extendido. Y una realidad creciente, a juzgar por las diversas ofertas que están apareciendo en el mercado. Una de las primeras fue uWink, fundada por el creador de Atari Nolan Bushnell, que cuenta ya con tres restaurantes propios en California, y con una tecnología que licencia a otros emprendedores

Por un lado tenemos la novedad relativa que pueda implicar esta interfaz de usuario concreta. Supongo que debe de mejorar de alguna forma las que ya se emplean en bastantes restaurantes de Oriente desde hace un tiempo, así como las de las máquinas expendedoras de tiques para consumiciones en muchas cafeterías de instituciones públicas y de colectivos en España y otras partes del mundo.

atm-banking

Cajero automático. Panama (cc thinkpanama, Flickr 071228)

Por otra parte, tenemos el hecho de extender la propuesta de que ya no sea un intermediario quien emplee su memoria, libreta o terminal electrónico de mano para las comandas, como se empezó a ver hace más años en bastantes restaurantes, bares y cafeterías. La automatización está permitiendo eliminar un paso en la cadena de proceso de la información entre el demandante de una comida y el que la prepara, con las ventajas e inconvenientes que de ello se derivan. Habrá que sopesarlas en cada tipo de aplicación y caso particular.

Los cajeros automáticos (ATM) de los bancos y cajas de ahorros llevan ya muchos años implantados y funcionando en un buen número de ciudades y pueblos del mundo. Habiendo comenzado su despliegue en 1967, constituyen uno de los factores más influyentes en la transformación de las operaciones bancarias, uno de los sectores que más provecho ha obtenido de las aplicaciones de la informática. En este caso, el usuario, cliente de la entidad financiera, obtiene el efectivo, la información que necesita o ingresa el talón que desea sin la intervención directa de ninguna otra persona. En esta línea cabe mencionar que hay hipermercados que emplean cajas de autopago para que sus clientes abonen directamente las compras sin tener que esperar en una cola.

En un restaurante de los que utilizan un sistema tipo uWink, el cocinero ha de preparar la comida de una manera bastante sincrónica. Un dispensador de bebidas o de bocadillos en una terminal de transporte, una esquina de la calle, una fábrica o una oficina funciona de manera más desacoplada del resto de componentes del sistema, como lo hacen los cajeros automáticos. Sin embargo, en el caso de las máquinas expendedoras electrónicas de alimentos no sólo debe controlarse la reposición de las existencias, lo que comenzó a realizarse hace unos quince años, sino también su buen estado (fecha de caducidad, condiciones de conservación, aspecto externo…)

El despacho de medicinas en farmacias robotizadas, drogas y consumibles de quirófano y unidades de cuidados intensivos, tratamientos terapéuticos en centros de salud…, desde hace pocos años, está siendo controlado y gestionado por máquinas dispensadoras que han de gobernarse a distancia y que, por tanto, requieren de unas comunicaciones y una “inteligencia” remota que permita su funcionamiento constante.

street_vending-machines

Línea de máquinas expendedoras ('vending') en Akihabara, distrito de Tokyo (cc jpellgen, Flickr 080325)

Las correspondientes conexiones M2M pueden materializarse de varias formas. Las comunicaciones inalámbricas por vía celular tienen aún tarifas demasiado elevadas para estas aplicaciones. Las redes Wi-Fi son más económicas, y van mejorando su cobertura, pero su grado de desarrollo todavía está lejos de permitir un uso ubicuo y permanente. La futura banda ancha inalámbrica irá transformando este panorama en los años venideros, pero aún le faltan años.

Los sistemas propietarios de instrumentación y control mediante radiocomunicación se han empleado bastante en los sectores de construcción, industria y transporte desde hace décadas. Han evolucionado mucho desde las primeras aplicaciones de medida, señalización, control y telemando en presas, canales y carreteras perdidas por el territorio. Hoy tenemos aplicaciones M2M similares en los modernos parques de energías renovables (donde también cabe emplear comunicaciones PLC), que han de estar conectados permanentemente para monitorizar su correcto funcionamiento y gestionar la seguridad, en la lectura automática de contadores de agua y gas, en sistemas experimentales de comunicaciones entre automóviles en ruta, de recogidas de residuos sólidos urbanos, etcétera.

Las posibilidades de conexión en entornos muy poblados son mucho mayores. Además de mejores prestaciones, permiten la propuesta de muchas otras aplicaciones. Dr. Touch es un terminal presentado hace unos meses por LG Electronics e Intel que está orientado a monitorizar la salud de las personas desde sus casas, sin tener que estar conectado permanentemente con su centro médico, que podrá hacerlo cuando las circunstancias lo requieran. Hablando de un proyecto más local, el ganador del reciente I Foro de Start-ups del First Tuesday de Barcelona es uno promovido por Cooclea, una empresa financiada por el CIDEM que está desarrollando un sistema de diagnóstico remoto del síndrome de la apnea del sueño. Para ello se basa en la voz del paciente, que se registra mediante un micrófono conectado a un ordenador equipado con el programa correspondiente.

Terminal doméstico de control de salud (© Intel)

Terminal doméstico de control de salud (© Intel)

Una diferencia entre estos dos tipos de proyectos de salud y los del grupo anterior es que los últimos se apoyan en la infraestructura estándar de internet accesible desde un gran porcentaje de casas, oficinas y hospitales. Ello me parece muy relevante porque implica unas amplias posibilidades de reducción de costes, robustez y escalabilidad. Por tanto, facilita el poderse plantear aplicaciones basadas en la presencia ubicua de terminales, sensores, instrumentos, mecanismos, actuadores, antenas, monitores, dispositivos, equipos, automatismos, robots… Además de poder conectarse directamente entre sí para facilitar las comunicaciones en una red de tipo mesh, o para computar en la nube, también se podrán comunicar con los servidores o nodos de la red donde se ejecuten programas más complejos que agreguen y procesen los datos capturados de manera sincrónica. 

En el funcionamiento comercial de la web tradicional, es decir, de los sitios que son accedidos por los usuarios empleando terminales fijos y móviles, hay ya quienes están apuntando las muchas posibilidades de inteligencia y dinamismo de los sistemas basados en reglas que gobiernen los procesos de petición-respuesta clásicos en los mecanismos industriales “de toda la vida”. El empleo de internet para unir de manera automática muchos aspectos de los enfoques comercial e industrial permitirá nuevas formas de explotación de todos esos nuevos datos procesables de los que hablé con mi interlocutor durante la merienda referida al inicio. Las grandes economía y flexibilidad que la computación en la nube aporta también potenciarán estos nuevos usos.

Habrá muchas oportunidades para start-ups que permitan generar respuestas antes las demandas de los componentes que forman el borde del sistema. Siguiendo con la comida, por donde comencé esta nota, ¿llegará un día en el que los frigoríficos y otros armarios de ubicación de alimentos envíen directamente los pedidos al almacén o fábrica siguiendo unas reglas de reaprovisionamiento individualmente establecidas? No estoy pensando en cientos de miles de grandes superficies de alimentación y colmados de barrio, sino en cientos de millones de refrigeradores domésticos.

Entradas relacionadas: El «espacio blanco» de la televisión, Las start-ups pueden aprovechar la crisis, Terminales ubicuos para navegar

 Suscribirse en un lector a este cuaderno. El servicio co.mments permite seguir los eventuales comentarios por correo electrónico.

Posted in computación, innovación | Etiquetado: , , , , , , | 6 Comments »

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.