Blog de JoseMPelaez

Aprendimiento: aprender del entorno con atrevimiento

Posts etiquetados ‘análisis’

Pensiones privadas

Publicado por josempelaez en Domingo, 14 marzo 2010

piramide_demografica

Evolución población española 1970-2008-2050 | FEDEA 100305

Hace pocos días escuché una conferencia de César Molinas sobre «Sistema de pensiones: una reforma en el marco europeo» que dio en CaixaFórum el 26/10/2009.

La exposición me pareció muy instructiva. Uno de los comentarios que me interesó fue que deberíamos poder traspasar nuestro “riesgo de dependencia” (mayores gastos en sanidad y asistencia) al sistema financiero o al estado.

César explicó que los financieros españoles van detrás de los de otros países europeos a la hora de ofrecernos seguros de dependencia o pensiones vitalicias a precios razonables.

Por consiguiente, los españoles sólo estamos teniendo la opción de recurrir a las pensiones estatales y la de capitalizar nuestro ahorro ‒y las aportaciones empresariales‒ para complementarlas, como hacen Corbacho, otros ministros y muchos otros españoles (entre los que me cuento) y extranjeros.

Ahora bien:

  • ¿Qué rentabilidad estamos obteniendo los que tenemos planes de pensiones y de jubilación?
  • ¿Debería meterse el estado en el terreno de los servicios financieros y de los seguros?
  • ¿Cómo tiene que reformarse la administración del sistema de reparto “bismarckiano” basado en la “solidaridad intergeneracional” para que sea sostenible?
  • ¿Por qué se siguen diciendo estupideces tras analizar las gráficas de las pirámides poblacionales futuras?

En fin, me parecen demasiadas preguntas abiertas para esperar respuestas a corto plazo de unos debates públicos en los que los economistas de FEDEA presentan propuestas argumentadas mientras que los que se les oponen responden hablando de “mantras liberales”, “líneas rojas”, “recetas radicales” y cosas por el estilo, con la excepción de Vicenç Navarro, que yo haya visto.

Veremos cómo se desenvuelve este debate sobre la sostenibilidad del sistema actual estatal de reparto, que no es por donde iba esta reflexión.

Nota: Ayer publiqué el contenido de esta entrada en mi Google Buzz con otra edición para facilitar el desarrollo de una conversación a tres bandas surgida en Twitter con Nuria00 y Echevarri. Quizá haya alguien más que desee sumarse aquí o allí. Exploraré nuevas maneras de compartir y de conversar tratando de cambiar este cuaderno para que redactar y editar una entrada no se convierta en una tarea de mi planificación.

Publicado en economía | Etiquetado: , , , , | 1 Comment »

La caja del problema de los políticos

Publicado por josempelaez en Jueves, 8 octubre 2009

Cuando entramos en un debate, ¿sabemos en qué cuadrilátero nos movemos? ¿En qué escenario debemos discutir sobre el lamentable comportamiento público reciente de los políticos españoles de uno u otro signo?

choque-trenes

Choque de trenes antiguos (Sobre fotos, 080612)

Hace bastante tiempo que no me asomo a esta ventana para compartir algunas impresiones. El verano que terminó hace un par de semanas, con sus vacaciones y, sobre todo, con el conflicto provocado por uno de mis socios, me ha mantenido muy apartado del cuaderno. Ya escribiré sobre ello. No obstante, he procurado seguir leyendo y comentando en otros sitios y en éste. A una de estas conversaciones me referiré más adelante. Anuncié un compromiso y tenía pendiente su cumplimiento.

Para  impulsarme un poco me retrotraeré a cuando era un infante con el uso de razón poco más que estrenado. En lo que entonces debían de ser los primeros años del bachiller elemental español (hacia el final de la enseñanza primaria actual), hablar de resolver un problema tenía un significado preciso. ¿Cuánto te ha dado? Era una pregunta que solías hacer tras calcular la localización del sitio donde iban a chocar dos trenes que circulaban por la misma vía ferroviaria en sentidos opuestos a velocidades diferentes.

Desconozco si en la enseñanza española de hoy se sigue haciendo esa pregunta. Supongo que sí, aunque se empleen velocidades más propias de los convoyes de AVE. También imagino que se utilizarán capitales distintas de Barcelona y Madrid. ¿Serán más europeas o más nacionalistas? ¿Se tratarán también las consecuencias de estas colisiones potenciales? Por cierto, ¿algún progenitor o docente que puede ayudar con estas cuestiones?

Resolver cuestiones, problemas, dificultades, conflictos, dilemas, contradicciones… Si sigo por este camino voy a adentrarme en los territorios dominados por Mario y por Eliyahu, el promotor de la TOC. No es hacia donde quiero ir ahora. Son territorios harto desconocidos para mí. No voy mucho más allá de lo aprendido en la infancia y de aplicar el Kepner-Tregoe, que medio utilicé en una de las multinacionales en las que he servido, como dicen los militares.

soldiers-boxes

Soldados desbordados por cajas (Flickr 081216)

Al pensar aquí sobre qué implicaba resolver un problema me dirigía hacia otro terreno: el que Guillermo ha pisado en sus comentarios a una de mis entradas sobre política y participación ciudadana. Supongo que la idea primaria que subyacía en la conversación era la de que algunos (¿pocos, muchos?) españoles estamos en desacuerdo con la acción de los políticos que quieren representarnos (desde el gobierno o en la oposición). ¿Cuántos deseamos encontrar nuevos cauces para estar presentes o influir en la sociedad?

Como este cuaderno no es más que un espacio de reflexión personal y compartida —en la medida en que otros quieran emplearlo—, prescindiré de encuestas o de barómetros sociales para tratar de establecer objetivamente la situación de partida de ese descontento. Sin embargo, no podemos olvidar que, para encontrar buenas respuestas a las cuestiones que nos formulamos, debiéramos plantearlas en un marco adecuado de forma variada, clara y delimitada, aunque sólo fuera cualitativamente.

De la conversación con Guillermo he sacado la conclusión de que ambos consideramos que el juego de los políticos españoles actuales no nos lleva a vivir mejor. También que es preciso salirse de él, que tenemos que cambiar de mentalidad y que debemos realizar esfuerzos individuales, aunque eso no baste.

Aprovechando sus vínculos a interesantes entrevistas o trabajos de Pimentel, Niño, Navarro, Castells y Lévy —y citando sus palabras—, concluyo igualmente que coincidimos en el «protagonismo exagerado e injustificado que tienen los políticos en la vida pública». También en que «lo que se está planteando en el fondo es que su rol, al menos como se había entendido hasta ahora, empieza a estar injustificado.»

rajoy-zapatero

Debate político (Zona Inmobiliaria, 080226)

Nuestra pequeña controversia parecía radicar en la distinta valoración de la utilidad de «una muestra de inteligencia política». José Antonio Marina la hizo en su libro «El vuelo de la inteligencia» en 2000 [págs. 140-1]. La utilizaba como ejemplo de que la democracia podría ser un «modo conjunto de resolver problemas» en vez de «un modo de participar y de controlar el poder». Estando de acuerdo con Marina en su enfoque de democracia no lo estaba con su muestra.

En cualquier caso, lo que me hizo suspender el debate y reflexionar en esta entrada fue mi duda sobre desde dónde estábamos analizando el problema. ¿Sigue suficientemente bien fundada en nuestra presente realidad antropológica, social, científica y tecnológica una democracia parlamentaria basada en partidos con listas cerradas?

Para intentar resolver un problema debemos haberlo formulado de forma adecuada. Creo que el de nuestra democracia no se resuelve con un partido nuevo que sólo se dedique a controlar al resto en el parlamento. Porque, ¿para qué necesitamos hoy los partidos? ¿No podemos decidir democráticamente de otra manera lo que nos va a afectar a todos? ¿Estamos pensando suficientemente fuera de la caja?

Entradas de este cuaderno con alguna relación: ¿Jugamos a la política o desarrollamos algo?, La política de gastos y gestos.

Suscribirse a las entradas.

Publicado en política | Etiquetado: , , , , | 2 Comments »

El diagnóstico del sindicalista Méndez

Publicado por josempelaez en Martes, 5 mayo 2009

Los días internacionales de algo se instituyeron para recordar asuntos que se consideran importantes. El primero de mayo es uno de los más antiguos y festivos, pero no me gusta. Lo suelen protagonizar quienes defienden una anacrónica lucha de clases y creen representar a los que no los han elegido. Su interés mediático también parece hacerles sentirse capacitados para analizar problemas sin tener una preparación ni una información suficientes.

manifestacion_primero-mayo_madrid

1º de mayo en Madrid (Europa Press 090501, vía LaInformación)

El viernes pasado fue el Día Internacional del Trabajo. El problema del paro sirvió como motivo estelar para sus manifestaciones, discursos y declaraciones. Tuvimos otra oportunidad más de escuchar las consabidas arengas sobre la crisis económica que nos vienen transmitiendo algunos insignes sindicalistas erigidos en nuestros representantes.

Al escribir nuestros me refiero a los trabajadores. Aunque yo lo haga por cuenta propia —soy autónomo además de empresario—, supongo que también me incluyen cuando hablan de “los trabajadores y las trabajadoras”. Imagino que incluyen igualmente a los que sufren más las consecuencias del mercado de trabajo escaso y dual en España que han contribuido a crear. ¿Qué entenderán por igualdad de derechos e inclusión social?

Cándido Méndez es un sindicalista de mi generación que lleva más de quince años como Secretario General de la UGT. Es el líder sindical en activo más conocido de España; es el que más veces ha desayunado en la televisión, ha hablado en la radio, ha sido citado en la prensa y telediarios… Deduzco que probablemente es quien ha perdido más oportunidades de que tengamos otro panorama laboral.

Como máximo dirigente del reivindicativo sindicato socialista de clase trabajadora, reemplazó en 1994 a Nicolás Redondo, uno de los destacados luchadores por las libertades democráticas durante la dictadura. La UGT logró ser restituida o compensada por el considerable patrimonio inmobiliario que tuvo. Las propiedades incautadas a los sindicatos durante la guerra civil por sus responsabilidades políticas se habían acrecentado hasta 1977 con las aportaciones empresariales de los “sindicatos verticales” franquistas.

candido-mendez_1mayo

Discurso de Cándido Méndez en Madrid (Vídeo RTVE 090501)

El pasado 1º de mayo, mi “compañero” Méndez voceó que la recesión actual no había sido causada por los trabajadores ni era un producto de la legislación laboral española. Gritó que no a un nuevo empleo con recorte de derechos y a la precarización laboral. Exclamó que son las políticas que siempre demanda la patronal.

También afeó el que hayan pedido al Parlamento que legisle favoreciendo sus propuestas. Exige que usen sólo el marco del «diálogo social». ¿Acaso los diputados no son los representantes de la sociedad? Avisó del “conflicto” que generará el que no atiendan sus demandas.

El líder sindical —elegido por una minoría de ciudadanos (los afiliados a su organización), pero parcialmente asalariado a costa de los impuestos de todos— reiteró su diagnóstico sobre la singular tasa de paro española. Considera que ya hay demasiada flexibilidad contractual y facilidad para que los empresarios [ricos, explotadores y especuladores] despidan a los trabajadores [pobres, esforzados y cumplidores].

Lo que ha pasado, además, se debe según él a que el modelo de crecimiento económico español ha estado basado en la especulación inmobiliaria. Ello creó muchos empleos de bajo valor añadido en la construcción y en los servicios que desaparecieron rápidamente al cambiar la coyuntura.

Me sorprenden las críticas al sector inmobiliario de quienes también lo han explotado. Considero vergonzoso el arremeter contra los empresarios por actuar especulativamente para ganar dinero y por “destruir” empleos cuando los denunciantes han hecho lo propio.

mendez-con-zapatero_congreso-ugt

Méndez y Zapatero en 40º Congreso UGT (Reuters, El País 090401)

La UGT no ha podido seguir especulando para ganar influencia con la expansión de sus actividades y el crecimiento de sus servicios. Ahora hay poco margen para seguir financiándose con préstamos hipotecarios, fondos de pensiones o mayores subvenciones públicas. Por consiguiente, han mandado a cobrar la prestación por desempleo a los que no podían recibir su salario.

¿Acaso no han despedido a empleados por causas objetivas dándoles veinte días de salario por año trabajado? ¿Es que tampoco les han conminado a no reclamar para no perjudicar a los familiares y amigos que siguen allí? Los empresarios han aplicado la indemnización mínima legal sólo a una minoría de los contratos indefinidos rescindidos.

Considero que el diagnóstico del vocinglero ingeniero técnico es tosco. Al igual que su amigo, el profesor Rodríguez, se considera cualificado para rebatir los análisis de los economistas más expertos. Aunque su supuesto representante los ningunee, esos economistas también son trabajadores de reconocidas instituciones públicas y privadas, de prestigiosos servicios de estudios financieros y de cátedras de buenas universidades.

El monocorde y resonante discurso del Día del Trabajo me evoca el «cuanto más grite, menos razón tiene». También el dicho castellano: «una cosa es la que se nos dice y otra la que uno descubre por sí mismo». ¿Serán estos ex profesor y metalúrgico —metidos a “comunicadores sociales”— los actuales ordinarios, corsarios o arrieros que llevaban noticias trastrocadas junto a las cosas y encargos que transportaban de un lugar a otro?

Entradas de este cuaderno con alguna relación: La dirección del profesor Rodríguez.

Suscribirse a las entradas de este cuaderno mediante un lector.

Publicado en economía | Etiquetado: , , , , , , | 18 Comments »

Innovae y las fallas

Publicado por josempelaez en Martes, 31 marzo 2009

Creo que el año 2009 será recordado por varios motivos, pero no por ser el del cambio en las políticas públicas de innovación en España. La reciente jornada Innovae no ha aportado ningún debate enriquecedor o innovador. Entiendo que se ha quedado en un montaje comparable al espectáculo de las fallas levantinas quemadas pocos días después.

crema-falla-valencia

Valencia - Fallas 2008 Crema Falla (cc ramonbaile, Flick 080320)

Hace quince días se celebró en Madrid Innovae, una jornada organizada por el Ministerio de Ciencia e Innovación (FECYT) para “inaugurar” el «Año Europeo de la Creatividad y la Innovación» en España.

El lema de su convocatoria era el de «la innovación como solución». ¿Solución a qué problemas y cómo debe de ejecutarse, me pregunté yo? No he encontrado ninguna novedad entre los discursos y presentaciones.

Creo que, como concluye Alicia Chavero, una de las cosas que se puede decir es que «el mayor reto de España los próximos años es adaptar a los nuevos tiempos el management de las empresas del Ibex 35». Lo cierto es que hubiera estado más de acuerdo con ella si hubiera incluido a la Administración y las pymes, que es por donde yo comenzaría.

Uno de los protagonistas de la jornada fue el vicepresidente de Nokia y antiguo primer ministro de Finlandia. Entre lo que Esko Aho recordó quiero resaltar dos cosas: «innovación es justo lo contrario de imitación» e «investigar es convertir dinero en conocimiento; innovar es todo lo contrario». Me temo que en España se siguen entendiendo estos conceptos de otra manera.

El convertir dinero en humo —montando escenas, preparando vídeos y reuniendo a varios personajes para hacerse fotos— no me ha parecido innovador, pero sí muy festero. Aunque se hayan preparado escenarios inquietantes y vídeos futuristas, considero que el acto fue más una imitación de otros eventos promocionales o fiestas  tradicionales, como el de la quema de fallas en Valencia.

Supongo que la ‘crema’ inquietará a los que crean en el infierno cuando piensen en su futuro ya que allí no habrá mangueras de agua ni “planes de rescate”. Nuestro optimista Presidente del Gobierno, imagino que pensando en toda clase de creyentes, volvió a recordarnos que tenemos que cambiar el patrón de crecimiento económico. Para ello dice que ha puesto en marcha el «Plan E» y que va a hacer varias reformas estructurales, como si estos nuevos proyectos constructivos y declaraciones inconcretas fueran a modernizarnos y cambiar nuestra mentalidad.

innovae-personalidades

Grey de "personalidades" en Innovae 2009 (cc sinc 090316)

Tengo verdadero interés por ver cómo se intentan materializar dichas reformas y el desplazamiento de nuestro país por los cuatro ejes estratégicos enunciados por Aho, sobre todo por el último:

→ Creación de un mercado de bienes y servicios innovadores.
→ Provisión de recursos suficientes para investigación e innovación.
→ Desarrollo de la movilidad laboral estructural.
→ Promoción de actitudes positivas hacia la ciencia y una cultura favorable al emprendizaje y riesgo.

En cualquier caso, debo reconocer que montajes como Innovae permiten mantener las ilusiones de algunos, además de una cierta actividad económica de un año para otro. De esta manera, al menos habrá quienes puedan llegar hasta el 2050 cobrando de los presupuestos públicos. Es lo que he deducido que debía de perseguirse tras ver dos vídeos que resumen la jornada o entrevistan a varios asistentes.

También ha habido quien se ha quejado de que no hubiera conexión Wi-Fi gratuita, lo que me ha resultado llamativo después de ver los dispendios y el “buen rollito innovador” que se había desplegado.

En cualquier caso, considero que hay varios debates y reflexiones públicas sobre emprendizaje, riesgo e innovación que aún no se han celebrado, y que no demandan el gastar tanto dinero en foros como el referido. Aunque lo piense el Ministerio de Ciencia e Innovación, no resulta innovador el imitar los encuentros internacionales de ciertos grupos de poder (como Davos o G20) para poder hacer luego declaraciones a los medios de comunicación y retratarse en plan grey. 

Entradas de este cuaderno con alguna relación: La lucha del emprendizaje innovadorNecesitamos un cambio de mentalidad, La marcha de las generaciones.

Suscribirse a las entradas de este cuaderno mediante un lector.

Publicado en innovación | Etiquetado: , , , , , , , | 4 Comments »

Necesitamos un cambio de mentalidad

Publicado por josempelaez en Lunes, 23 febrero 2009

En nuestro camino vital podemos seguir a otros o participar activamente en nuestros proyectos. En ambos casos seremos responsables de lo que nos pase. Un inconveniente de ser protagonistas es que tendremos que afrontar muchas incertidumbres y no pocas paradojas. Una ventaja es que no estaremos solos durante el viaje.

dia-sin-jueces

La huelga de jueces (cc Manel Fontdevila, Público 090218)

Mi esposa insistió el sábado en que viera una presentación que me había enviado de entre las numerosas que recibe en sus cadenas de correos-e. Era un modesto montaje audiovisual sobre una veintena de paradojas relativas a la vida. Aparte del interés intrínseco, su visionado reforzó en mí la idea de reflexionar en este cuaderno sobre algunas paradojas económicas tras haber escrito mi nota anterior sobre marchar hacia el acantilado, que terminé con varias preguntas en la cabeza. 

¿Podremos encontrar caminos ilusionantes sin tener que depositar nuestra confianza en una “clase dirigente” con muchos líderes de pacotilla que, en demasiados casos, resultan elegidos tras haber manipulado concienzudamente la opinión pública mediante herramientas importadas de la mercadotecnia? ¿Bastará la confianza que tengamos en nuestro trabajo, ya sea por cuenta ajena o propia, y en la senda vital elegida para movernos en la dirección más acertada hacia… la riqueza, el poder… la libertad, la sabiduría, la invención, la perfección, la felicidad…? ¿Sabremos lidiar nosotros, los ciudadanos libres, con las paradojas que no son capaces de resolver nuestros dirigentes políticos? ¿Será suficiente el ayudarnos de la cooperación con nuestro círculo más próximo de amigos y conocidos (o red social, como muchos dicen ahora)? ¿Tendremos que localizar nuestros afines y complementarios para aprender de sus experiencias en un entorno global?

Martín Varsavsky ha publicado unas reflexiones interesantes comparando las situaciones económicas española y argentina con cierto conocimiento de causa, y ha aportado algunas recomendaciones. Supongo que la lectura del artículo de José Catalán Deus en la web de su fundación para una democracia segura, que referí al final de mi última entrada (siguiendo una pista suya), habrá tenido algo que ver. Estoy bastante de acuerdo con las sugerencias de Martín, sobre todo en lo referente a la variable educación y a las capas de burocracia, pero sostengo también algunas discrepancias que intentaré matizar aquí y en otras entradas.

Residencia noruega en la costa valenciana (©S.C., El País 060710)

Residencia noruega en la costa valenciana (©S.C., El País 060710)

Hay muchos políticos, directivos y líderes sindicales que declaran que hay que invertir en conocimiento y que debemos de cambiar nuestro modelo de crecimiento económico. Bien, eso está bien, pero sobre ambas propuestas tengo ciertas cosas que cuestionar. 

Hoy escribiré algo sobre la segunda. ¿Por qué no debemos de seguir desarrollando nuestras fortalezas, aunque sean en el ladrillo y el turismo? ¿Es que ya no vamos a necesitarlas? Además, como explica Sergio Montoro, no podemos basar nuestro futuro económico próximo en lo que aún no tenemos, aunque sea bueno diversificar a largo plazo como escribe Martín (si hay ventajas sostenibles, habría que añadir). Y digo yo: ¿por qué no hemos de centrarnos en corregir los excesos y profundizar mejor en lo que podemos hacer con ventaja comparativa respecto a otros países dadas nuestra cultura laboral, diversidad geográfica, ventajas climáticas y formas de vida? 

Por ejemplo, hay muchas formas de construir y muchos tipos de construcciones. Las empresas españolas de este sector tienen buena experiencia internacional, han trabajado en Europa, América y Asia, y el continente africano está más cerca de España que de la mayoría de los demás países desarrollados. Por otro lado, siempre habrá un futuro en Europa para el turismo de enriquecimiento cultural, reconocida gastronomía y buenos cuidados sanitarios para personas mayores, que suelen tener dinero ahorrado y pocos gastos de otros tipos.

No obstante, mi razón más básica ahora para persistir en lo que hacemos mejor que otros es que considero que la tasa de desempleo actual, aparte de muy alta, es superior a la oficial —además de creer que la tasa que tendremos a final de 2010 será superior a la que pronostican algunos expertos europeos—. Es decir, hay que actuar a muy corto plazo para obtener algunos resultados dentro de pocos meses.

smoking-ban

Metáfora sobre la mentalidad a partir de una composición sobre el no fumar (cc Oliver Lavery, Flickr 060418)

Sin embargo, el necesario «cambio de mentalidad del español medio para que deje de pensar que el gobierno es el que tiene que arreglar todo y contribuir a título personal para que su país mejore», que dice Martín, no se logrará en veinte meses. Tampoco creo que vaya a conseguirse dentro de veinte años, es decir, el tiempo que emplea en formarse toda una nueva generación de trabajadores. 

Para lograr un cambio significativo de esa naturaleza se requiere de una acción educativa de gran calidad, continuada y profunda desde la edad preescolar que potencie la libertad, el conocimiento y la responsabilidad. Sólo así podría alcanzarse una mejor valoración sociocultural de la iniciativa emprendedora y de la asunción personal de riesgos sin buscar fuera a los responsables de lo que nos sucede. Si los bancos o los comercios nos ofrecen productos que no nos interesan, o que no podemos pagar con nuestros ahorros e ingresos, no tenemos ninguna obligación de adquirirlos

Considero que disponer de esta mentalidad económica bien difundida es algo que está lejos de conseguirse a medio plazo tras haber visto los resultados de las reformas educativas de los últimos años. A esto debo sumar los del litigio sobre la asignatura de EpC cuyas directrices, además, me parece que no abogan mucho por el cambio de mentalidad referido a favor de los emprendedores y empresarios. También podemos analizar los resultados de la lucha cotidiana por la aplicación de la legislación para erradicar la violencia doméstica, o de la existente para respetar las libertades de los no fumadores. Entiendo que estos casos ilustran lo difícil que es lograr un cambio de mentalidad en pocos años, y el percatarse de que la normativa, ya sea vieja o nueva, es tan sólo un ingrediente, resultando ineficaz en demasiados casos.

Termino esta nota con una paradoja: no se puede salir pronto de una crisis económica con medidas que tardarán varios lustros en fructificar, si acaso, ya que demandan un relevante cambio de mentalidad.

Entradas de este cuaderno con alguna relación: Confiar y marchar al acantiladoMedidas y duración de la crisis, Educación: una verdad incómoda.

Suscribirse a las entradas de este cuaderno mediante un lector.

Publicado en educación | Etiquetado: , , , , | 11 Comments »

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.