Blog de JoseMPelaez

Aprendimiento: aprender del entorno con atrevimiento

Posts etiquetados ‘competencia’

¿Hay transparencia de precios y costes?

Publicado por josempelaez en Martes, 2 diciembre 2008

El Gobierno español se dedica a observar los precios de los productos de gran consumo para favorecer la competencia mientras sigue interviniendo de forma poco transparente en otros asuntos del mercado.

vineta_venta-coches

Viñeta de Antonio Fraguas sobre la retracción del consumo familiar ante la situación económica (Forges ©El País 081120)

En los días pasados se ha presentado públicamente la iniciativa del Ministerio de Industria (MITYC) para ofrecer en su “página web” los resultados de la información recopilada por un «Observatorio de Precios del comercio minorista». El objetivo anunciado ha sido el de facilitar que los ciudadanos puedan ahorrar al confeccionar su cesta de la compra mediante la promoción de la competencia entre los detallistas. Supongo que uno de los fines no tan declarados es también el de influir en los resultados del cálculo de los índices de precios al consumo

Además, e igualmente según el Gobierno, hay que fomentar el empleo para combatir la crisis económica mediante la promoción pública de infraestructuras y nuevas obras municipales urgentes. El cumplimiento de la ley de dependencia ha debido de quedar para más adelante, aunque parece que está previsto que las comunidades autónomas reciban para ello algunas ayudas financieras de un fondo especial. Me parece que la cualificación necesaria no puede lograrse de un día para otro y, claro, debe de ocurrir que esta crisis se ha presentado sin avisar.

Sorprendentemente, parece que dos de los programas de I+D que antes manejaban como punta de lanza tienen problemas de gestión y es mejor que pasen a un segundo plano. No veo mal que revisen los avances conseguidos con el dinero que han asignado hasta la fecha a esos epígrafes presupuestarios. El volumen de gasto nunca puede ser un buen indicador de la eficacia. Si el proceso de transformación es malo, cuanto más se incorpore a él más recursos se van a desperdiciar.

Por otro lado, aunque las empresas no cobren y los ciudadanos no trabajen, hay quienes sostienen que debe estimularse el consumo para salir antes de la crisis, pero sin contribuir a que suba la inflación, por lo que van a potenciarse la transparencia de precios y los mercados perfectos. Sin que el Gobierno los observe, hay comerciantes que ya han anunciado una congelación de precios para atraer a los consumidores. Lamentablemente ello ha ocurrido en el extranjero. Bueno, en aras de la verdad, en alguna parte de España también hay quienes han subido luces y bajado precios para intentar estimular las ventas.

vineta_comprador-escondido

Viñeta de Antonio Fraguas sobre la retracción del consumo familiar ante la situación económica (Forges ©El País 081202)

Torticeramente, y en paralelo, el Gobierno del Estado ha puesto en marcha la máquina publicitaria y del dinero fiduciario para promover la compra de las tradicionales y sacrosantas letras del tesoro con el ahorro de los que no quieran gastar, como si ello no fuera a distorsionar y retrasar el ajuste requerido al incidir en la pérdida de valor de la moneda.  

Puesto a que me anuncien y traten de venderme cosas que me parecen contradictorias, prefiero mil veces que lo hagan los exageradamente denostados comerciales del sector privado. Al menos, aunque sea sólo un poco, los vendedores han de ingeniárselas para ganarse las comisiones con la que, si las consiguen y les place, poder comprarse otro coche o marcharse de vacaciones lejos de la crisis y sus molestas consecuencias. 

Si escapan, además, también podrán beneficiarse de ser repatriados de Tailandia cuando se cansen de verse perjudicados por las movilizaciones de los extranjeros por motivos políticos, que no económicos. En oriente no deben de sufrir la crisis y sería un buen destino para olvidarse de ella, aunque sólo sea por unos días, si no fuera porque hay que correr ciertos riesgos. En nuestro mundo económico tan desarrollado eso parece que no importa demasiado. Si luego aparecen problemas de solvencia bancaria o de transporte de pasajeros son asumidos por el Gobierno, que decide gastarse el dinero de los que no han podido escaparse de la crisis ni apalancarse financieramente porque los clientes no compran, o no pagan lo que compran, que de todo hay.

Puede que el referido observatorio aporte una mejor información sobre el precio de unos pocos artículos si es capaz de mantenerse al día, lo que pongo en duda. No obstante, lo que yo quiero es disponer de una mayor transparencia en relación con los costes de las decisiones y mensajes que toman o transmiten los gobernantes. Éstos no han sido elegidos por los ciudadanos para que se sigan perpetuando ciertas conductas en un país que todavía parece estar muy marcado por los viejos privilegios de unos pocos.

[Actualización: Marc Garrigasait comenta sobre los 8.000 M€ para los ayuntamientos.]

Entradas relacionadas: El gobierno de una economía global

feed Suscribirse en un lector a este cuaderno. El servicio co.mments permite seguir los eventuales comentarios por correo electrónico.

Publicado en economía | Etiquetado: , , , , , | 2 Comments »

El gobierno de una economía global

Publicado por josempelaez en Sábado, 1 noviembre 2008

El gobierno de un sistema económico impacta mucho en la vida de sus integrantes. La realidad actual, dados los progresos realizados en el transporte y las comunicaciones, es que todos formamos parte del mismo mundo, y una mayoría tiene conciencia de ello. ¿Hasta dónde podemos regular el funcionamiento de una región sin poder influir nada de nada en el del resto?

guerra-mundos_orson-welles

El mítico actor y director Orson Welles en la portada del audio libro de la adptación radiofónica de la novela de Wells (Librería Luces)

Universo. Tierra. Globalización. Sistema financiero mundial. Los datos muestran que lo que sucede en un lugar impacta rápidamente en el resto, como Marc Garrigasait nos muestra respecto de las finanzas, a pesar de que muchos terrícolas no quieran verlo, como bien se apunta en los comentarios. Paradójicamente, nos creemos a pies juntillas otras muchas historias, como la radiofónica «Guerra de los Mundos».

¿Quiénes gobiernan ese sistema? No lo sabemos bien, pero creo que sí podemos pensar que los que ahora estudian cómo salir de la crisis económica son los mismos que nos han metido en ella. ¿Habrán recibido una luz iluminadora procedente de otra galaxia?

Si descendemos a nuestra pequeña zona de la Tierra llamada España, me parece que Fernando Herrera está buscando con el candil de su blog los orígenes y consecuencias de la crisis siguiendo las enseñanzas de la escuela austríaca de macroeconomía. Dejando a un lado su defensa a ultranza del libre mercado, que no comparto, profundiza sobre los efectos perversos de la creación de dinero por los bancos centrales y sus autorizados. En este terreno razona que:

«Hay más dinero falso en el mercado, que confundimos con riqueza. Mucho de ese dinero se dedica a inversiones que jamás se hubieran hecho si el ahorro fuera real, que darán lugar a proyectos que no aportan nada a la sociedad. Así pues, NO se está invirtiendo más en términos reales.»

Por su parte, Alucinado, un inversor de riesgo que rastrea y reflexiona sobre el mundillo microeconómico, ha razonado que: 

«Los bancos y especuladores financieros […] han cerrado totalmente el grifo del crédito. Y este es el drama: empresas sanas y rentables, personas con importantes ingresos y puestos de trabajo estables… con muy escaso riesgo crediticio no están obteniendo financiación, con el consiguiente acrecentamiento del círculo vicioso que ya tenemos en la economía. ¿Quién va a crear el siguiente puesto de trabajo? […] Hay que obligar a los bancos que requieran apoyo público de cualquier tipo (por ahora todos) a prestar a los clientes sanos, ya que hoy por hoy no lo están haciendo y todos nos jugamos mucho en esto.»

operating-room_birth

Alumbramiento de un nuevo sistema vivo en el quirófano

Mi apreciado Infoman, que tuvo la oportunidad de vivir de cerca las decisiones y acciones de algunos banqueros de inversión en la crisis de las “puntocom”, argumenta con mucho sentido que la envidia es mala consejera. Los banqueros “prudentes” se cansaron de ser los hazmerreíres de los “listos” y les superan “estructurando” productos financieros con nombres bonitos y pomposos, como decía el personaje George Parr en la entrevista satírica de «The Last Laugh».

Parece que unos cuantos despabilados a comisión, y con suculentos bonus, han estado creando dinero de la nada para financiar a otros cuantos apostadores y jugadores de los que eran compañeros de escuela. Es como que, sin sus especulaciones, los desintervenidos y desinhibidos mercados libres fueran a estar demasiado escasitos de la liquidez que decían necesitar para echarse al coleto y poder operar. Pues parece que ese coleto que se bebe la liquidez es también la boca del agujero negro que lleva de nuevo a la nada. ¿Quién les va a llevar ahora a la mesa del operating room por donde deberían de pasar?

Nuestro ahora internacional Josep Borrell aprovecha la coyuntura para volver a plantear la necesidad de un gobierno económico de Europa que permita dar una respuesta global a una crisis global. A los liberales “de buenas costumbres”, por muy conscientes que seamos de que vivimos en el seno de muchas sociedades y redes donde compartimos casi todo, no nos gusta nada que nos mangoneen, como suelen querer hacer los que pretenden regular nuestra vida hasta límites intolerables. 

Ahora tenemos leyes que explicitan y actualizan lo que la ética colectiva y las morales individuales nos indican desde nuestro interior “culturizado” gracias a la plasticidad de la corteza cerebral. Los que pretenden gobernarnos han sido completamente incapaces hasta ahora de evitar las mil y una corruptelas que nos asuelan en el nivel local. ¿Pretenden gobernarnos también en el global? ¿En qué lugar sueñan estas personas? ¿Piensan que todos deberíamos de tomar una «pastilla roja» y lanzarnos a explorar «hasta dónde llega la madriguera del conejo» en un mundo irreal?

celestino-corbacho_ministro-trabajo

Ministro de Trabajo de España (Público.es 080903)

En estas reflexiones estaba cuando escucho una propuesta del Ministro de Trabajo del Gobierno de España para cambiar una ley. Insiste en el Congreso en lo que ya había dicho un par de semanas atrás sobre que: «Parece ser que Telefónica quiere presentar un ERE para que se jubilen trabajadores a los 48 años. Estoy totalmente en contra, no me parece serio que una empresa que, de momento, por los datos que apuntan, no está en pérdidas quiera presentar un expediente de regulación de 48 años.»

Telefónica es una empresa que compite en Europa, América y Asia con otras empresas globales que pagan impuestos y deciden en territorios que no gobierna nuestro ministro, que antes era el alcalde de un gran pueblo obrero del “cinturón rojo” de la gran capital catalana.

Su argumento estrella es que, como la crisis no tiene un origen laboral, los costes de personal no deben modificarse para seguir siendo competitivos a nivel global. Si Telefónica no le hace caso; si insiste en cambiar salarios altos por otros más bajos contratando a jóvenes, cambiará la ley para que compitan como él quiere, ¡hasta aquí podíamos llegar! ¡A ver si los empresarios explotadores van a poder hacer lo que quieran dentro de la ley! Veremos qué dice el Congreso, si es que llega tal propuesta.

Se ve que Celestino y Cándido deben de tener un «diálogo social» muy fructífero ya que emplean las mismas palabras. Puede que los que llevan muchos años viviendo del dinero de los demás se hayan acostumbrado demasiado a organizarnos la vida cuales celestinas. Creyendo en el poder de sus cándidos bastones de mando caciquiles, no han debido de enterarse de que el resto del globo no tiene ni pajolera idea de quiénes pretenden ser en su pequeño mundo.

Espero que no lleguen a pensar que, si gastan nuestro dinero en una campaña institucional fuera de España para que el resto del globo se entere de cómo se gobierna en España, los inmigrantes dejen de venir a quitar el puesto a los parados que haya nacido en este cacho de península terrenal. En fin… lo dejaré estar hasta otro momento.

Entradas relacionadas: Crédito liquidador de operaciones, Emprendedor español

Publicado en general | Etiquetado: , , , , , | 5 Comments »

Integración vertical industrial

Publicado por josempelaez en Sábado, 11 octubre 2008

Hay ocasiones donde aún se defiende la integración vertical para alcanzar o asegurar algo: productividad, calidad, experiencia de usuario… No obstante, la globalización actual, facilitada por el desarrollo de las técnicas de transporte de mercancías y de información, permite lograr lo anterior de forma más flexible y económica. Salvo en los casos de mercados reducidos o nacientes, los grandes sectores industriales de bienes y servicios suelen funcionar mucho mejor en entornos horizontales bien conectados.

open-handset-alliance

Representación de la alianza de móvil abierto promovida por Google (cc dannysullivan)

Acabo de ver una entrada de Antonio Ortiz donde especula sobre el sentido que podría tener para Microsoft, la compra de RIM y las Blackberry. La ocurrencia de ponerme a escribir me ha surgido al leer que:

«A pesar del solape con la propia plataforma móvil, para Microsoft sería un enorme refuerzo en el correo corporativo y la entrada en el mercado de dispositivos. Este último punto es estratégico, supone sumarse a la tendencia de “controlar la experiencia completa del usuario” y no estar a expensas de que terceros […] apuesten por tu sistema y articulen una nueva capa de presentación sobre el mismo.»

En un sistema económico cada vez más global y abierto (para lo bueno y lo malo), me intriga bastante que siga habiendo proponentes de enfoques de producción de bienes o servicios que defiendan la necesidad de estar perfectamente integrados para controlar la «experiencia de uso» (más allá de unas etapas iniciales de innovación).

Entiendo que haya admiradores de sistemas cerrados como el Mac o el iPhone promovido y controlado por Apple, que ha merecido mucha atención e interés del mercado. Ahora bien, debemos recordar que no deja de ser una opción bastante minoritaria, como los son los artículos que simbolizan lujo y distinción.

cuartel-general_gmc_detroit

Los cuarteles de General Motors Corporation en Detroit (© France Presse)

Lo que no comprendo es que Microsoft, un suministrador que se interesa por mercados masivos, pueda pretender conquistarlos de manera sostenible con soluciones propietarias de “extremo a extremo” en aras de tener un control que, supuestamente, logre la mejor experiencia posible para el cliente. Siempre he creído que el precio y la adaptabilidad juegan un papel considerable en su satisfacción. Entiendo que un proveedor así contemple estas opciones, pero no que se ponga seriamente a implementarlas gastando mucho dinero en ponerlas a prueba en los mercados.

Dejando a un lado los riesgos de eventuales acusaciones monopolistas, hay dos tipos de consideraciones que me hacen dudar mucho del éxito de este tipo de estrategias en los móviles (y en todos los mercados de cualquier tipo que no sean muy reducidos o incipientes).

Por un lado está el hecho de la naturaleza de internet, y de la requerida aplicación de estándares para sus interacciones. Es claro que los “corralitos” que han tratado de imponer algunos servicios, tipo Movistar Emocion o Vodafone Live!, no gozan del favor de los usuarios, y las empresas que los promueven han tenido que recular. ¿Qué pasó con las redes de suscriptores de AOL o Prodigy en defensa de una mejor experiencia frente a la apertura, gratuidad y variedad de la “internet fija”? La “internet móvil” no es más que una parte de “la red” (o de la “nube”), donde ya existen unos usos y costumbres que no se van a cambiar por mucha mercadotecnia que se aplique, ni siquiera influyendo o presionando a los reguladores. Las campañas y movilizaciones pro neutralidad de la red han puesto de manifiesto que es una materia que goza de un interés notable por parte de la mayoría de los ciudadanos.

Por otra parte tenemos las muchas experiencias habidas en el último siglo. Los cien años transcurridos desde que arrancó la segunda revolución industrial han mostrado la enorme potencia de la estandarización de procedimientos, útiles, herramientas, máquinas, piezas, partes, conjuntos, subsistemas, etcétera. Ford, General Motors y Chrysler, empresas fuertes que comenzaron a producir masivamente con una organización empresarial e infraestructura física muy integradas verticalmente para controlar la productividad y calidad, hace tiempo que cedieron su liderazgo a esquemas industriales muy descentralizados (el JIT de Toyota). Como los humanos cambiamos nuestros principios y valores con mucha dificultad, el lastre de esas culturas corporativas integradas ha llevado a dichas empresas al borde de la quiebra mucho después de la aparición de los enfoques competidores más abiertos.

¿Será Google el Toyota de los Apple, Nokia y Microsoft?

Entradas relacionadas: Productos y soluciones de los clientes

Publicado en integración | Etiquetado: , , , , , , , | 4 Comments »

Clientelismo para navegar

Publicado por josempelaez en Martes, 16 septiembre 2008

Pienso que el nuevo Google Chrome va a poner de manifiesto aún más los distintos intereses en juego a la hora de aprovechar mejor los contenidos la web, lo que también determinará el desarrollo futuro de la propia web. Microsoft, Apple, Adobe, Mozilla, Opera, Google… sacan partido de la web pero, ¿quiénes la cuidan y piensan más en su futuro? En la web hay mucho más que "contenidos".

yahoo_mail_vache

La vaca mascota de Yahoo Mail (Teorem; Flickr)

En las tres entradas anteriores he tocado varios temas en relación con la aparición de la versión beta del primer producto de navegador web fruto del proyecto abierto Chromiun de Google. La cuestión que quiero destacar más en esta ocasión es que los navegadores sirven para más cosas que ver páginas web, cumplimentar formularios de entrada de datos o disfrutar de ricos contenidos sonoros o visuales (con la ayuda de ciertos plug-ins embebibles, o de máquinas virtuales que corran por debajo).

Aplicaciones del navegador

La mejora de la experiencia de los usuarios (diálogo y contenidos más visuales, reducción de latencia aparente, autonomía frente a desconexiones), junto al interés por captar clientes para los mercados de ciertas herramientas, han conducido a la diversidad RIA enumerada parcialmente en la anotación previa. Hay aplicaciones web que no emplean sólo un navegador con plug-ins y necesitan la descarga de otros componentes que corren por debajo (runtimes). En este terreno hay varias aproximaciones: la de los más ligeros (Adobe, Google) y los menos (Sun, Microsoft); la multi (Sun, Adobe, Google) y la monoplataforma (Microsoft); la de los estándares de derecho (Google) y los de hecho (Sun, Adobe, Microsoft); la del código abierto (Sun, Google) y el propietario (Adobe, Microsoft).

El objetivo oficial de todos es el de dotar al terminal de las mejores características de un cliente stateful (no tan dependiente de la red) con interfaz visual del tipo de la que tienen algunas aplicaciones de escritorio “vistosas” para mejorar la «experiencia de usuario». En la práctica parece que algunos están buscando vender más tecnología a los desarrolladores que preocupándose por los usuarios. Debemos considerar que los analistas, diseñadores y programadores de las aplicaciones trabajan de una manera muy distinta de la de los que emplean los desarrollos que construyen.

Por otra parte, a pesar de los que defienden la necesidad de replicar la experiencia de uso en el PC, y por el motivo que sea, hay empresas que han abandonado los planteamientos híbridos en el escritorio para enfocarse sólo en la web, como el caso de la “televisión” de Joost. Ryan Stewart ha lamentado esta decisión y, sin explicar cómo cree que se pueden combinar bien las experiencias de escritorio y móvil, dice que:

«In the end I think a hybrid approach is the way of the world going forward. Despite the buzz from Chrome, the desktop still has a lot of benefits as an application platform. But the web browser has to be central to every strategy. The companies that can easily blend those to worlds – and then incorporate the mobile world as well – will have a leg up on everyone else.»

Estrategias clientelistas

google_chrome_task-mgr

Gestor de tareas de Google Chrome

Como he escrito en notas previas, con Chrome no creo que estemos tratando sobre si hay que mejorar la visualización de páginas o la interacción gráfica con los contenidos web. Más bien se trata de plantar un elemento crítico para la ejecución de aplicaciones “en la nube” que se apoye fundamentalmente en el navegador del terminal respetando los estándares. La incorporación de gestión de memoria e independencia de procesos mejorará la robustez y seguridad, aunque haya ciertos riesgos si se emplea Gears al tener que grabar en el terminal. Las sesiones diferentes corriendo en pestañas distintas del navegador también van a permitir que los usuarios puedan emplear roles diferentes para acceder a la misma aplicación desde la herramienta, lo que facilitará algo el trabajo de desarrolladores y probadores.

Opino que también está en juego algo importante para el futuro de las aplicaciones en la web (SaaS): el desenlace de la guerra comercial sobre «The Next-Gen Web». En este terreno, las aportaciones de Chrome son significativas y alejadas del planteamiento de Microsoft con IExplorer. Tim Anderson escribía en The Register que:

«Chrome lets you create desktop shortcuts to web pages. In addition, when you open a web page from one of these shortcuts, it opens without any browser furniture. This really is a significant feature, because a well-designed and responsive web application will be indistinguishable from any other desktop application. The name Chrome is in part a reference to it – in software development, the term describes the surrounding user interface of an application. At the press conference announcing Chrome, Google’s vice president of product management Sundar Pichai said: “We used to call it content, not Chrome – that’s what we should focus on.” The name Chrome is an ironic one, that means as little chrome as possible.»

Naturalmente, también hay otros articulistas que defienden puntos de vista menos positivos acerca del nuevo navegador. El columnista y crítico de la Wikipedia Andrew Orlowski, que también hace referencia a su vecino y mi “buscador de fallos” Ted Dziuba, manifiesta en The Register que:

«There have been plenty of hiccups in the “cloud”, recently. […] That’s where the “runtime” comes in. Today, Chrome is simply a technology demonstration – and I can’t see Firefox users with their carefully-cultivated selection of add-ons, or Opera users, making the jump any time soon. But Chrome is a Trojan Horse for bundling Google’s Gears onto your PC – and in the hope that manufacturers look to Google services for new Eee-type lightweight PCs, perhaps running something like gOS, the Ubuntu-derivative. Gears is simply designed to make Google’s online services more attractive, and makes it looks like Google’s is setting the standard: leading where everyone else follows. (That isn’t entirely unfair.) And as a technology demonstration, Chrome succeeds.»

network_effects

El secreto real de la salsa de la web 2.0: los «efectos de red» (Dion Hinchcliffe) ¿Y en la web 3.0?

Andrew termina su exposición cuestionando que haya una estrategia planeada tras la salida de Chrome. También opina que Google va a tener más difícil el provocar el «cambio de paradigma» —frente al enfoque de computación en el escritorio—, de lo que lo tuvo Microsoft frente al de IBM en los 80. Considero que hay demasiados que no valoran algo muy básico en internet, cual es el «efecto de red» que puede lograrse con las aplicaciones en “la nube”. Recordemos que en las redes aparece lo que en economía llamamos externalidad: «perjuicio o beneficio experimentado por un individuo o una empresa a causa de acciones ejecutadas por otras personas o entidades», pero éste es un tema que merece claramente un tratamiento aparte y más extenso.

Futuro de la navegación web

En el panorama actual veo diferentes propósitos entre las entidades que ofrecen los navegadores y entornos para su enriquecimiento que más se emplean en la web: Microsoft, Adobe, Mozilla, Apple, Opera… y Google. Unos promueven plataformas software o hardware particulares para vender más; otros buscan que internet siga siendo abierta y descentralizada, o que gane terreno frente a otros medios de comunicación; los hay que se especializan en navegar desde dispositivos móviles, o en ejecutar aplicaciones de forma robusta y segura, etcétera. Considero que el futuro de todos ellos está más vinculado a los usos que hagamos de la web, tanto los particulares como las empresas, que a los fines, tecnologías y mercadotecnia de las empresas promotoras.

El correo electrónico, la banca en línea, la vídeo conferencia, el comercio electrónico… son aplicaciones informáticas y de telecomunicaciones que existían fuera de la web desde hace tiempo, pero que ahora asociamos cada vez más con ésta. En otra entrada trataré de ir más allá de especular sobre las eventuales metas y estrategias de cada proponente de navegadores para reflexionar desde la perspectiva de uso de una “web estándar”, y de sus implicaciones: interacción, externalidad, ubicuidad, sincronismo, semántica…

Entradas relacionadas: Interfaces en aplicaciones web, Terminales ubicuos para navegar, Navegar por las aplicaciones, Buscador de fallos, Computadoras sin margen, Juegos de vendedores

Publicado en software, web | Etiquetado: , , , , , , , , | 6 Comments »

Interfaces en aplicaciones web

Publicado por josempelaez en Sábado, 13 septiembre 2008

Opino que Google usa el navegador Chrome como medio para fortalecer el empleo de aplicaciones en la web. Las interfaces de usuario tienen una papel relevante en esta práctica, pero me parece que ciertas propuestas para su "enriquecimiento" se deben más a intereses comerciales que a mejorar las «experiencias de uso».

En las dos entradas precedentes anoté varias reflexiones y potenciales consecuencias del lanzamiento del navegador de Google en relación con la competitividad, la diferenciación, los terminales y la ubicuidad. En ésta me refiero más a las implicaciones que Chrome puede tener en las interfaces de los contenidos y aplicaciones de la web. Los programas que gobiernan su comportamiento se presentan ante el usuario a través de sus interfaces, y no debemos olvidarlo.

Interfaces en aplicaciones web

cloud_services_examples

Ejemplos de la oferta de «servicios en la nube» (Forrester Research)

Hay analistas que han llegado a comparar esta nueva herramienta con un sistema operativo. Algunos técnicos han criticado este enfoque basándose en la teoría convencional sobre los SO, además de recordar que Chrome requiere trabajar sobre un Windows, Linux, Mac OS X…, que son los que manejan los recursos de máquina. La realidad es que, con independencia de lo que piensen y digan los expertos en informática, “el sistema” se reduce a la interfaz para una inmensa mayoría de los usuarios.

Centrándome en este caso considero que, parafraseando a Nicholas Carr, el navegador es el medio y las aplicaciones el mensaje. ¿Por qué? Google —y otros promotores del empleo del software como servicio (SaaS, on-demand, cloud computing)— necesita una herramienta estándar, robusta, potente y multiaplicación en el lado de una red que ocupa el terminal que suministra servicios a los clientes particulares y empresariales como son Search, News, Books, Maps, Gmail, Reader, Docs, Sites, Apps Engine… Además de los ejemplos de Google, hay otros muchos proponentes de aplicaciones y servicios en la web, como muestran el esquema visual del blog de Peter Laird y el repositorio en SaaS Showplace de Jeff Kaplan.

Microsoft decidió sumarse a ese enfoque a finales de 2005, con el famoso memo de Ray Ozzie. Lanzó en 2007 su mensaje de «software-plus-services», para cuya materialización promueve su plug-in Silverlight para navegadores. Es una parte de la plataforma WPF, que desplaza el protagonismo de Windows hacia otra capa sobre este sistema operativo: .NET. Añadiendo un marco de trabajo bajo el navegador quiere competir con la tecnología Flash, predominante en el campo de las RIA. Estas aplicaciones de internet, con una interfaz más “rica” en prestaciones y aspecto, lucen más en el streaming de imágenes, audio y en las animaciones visuales de la interfaz.

Adobe adquirió la tecnología dominante en este terreno al integrar Macromedia. Actualmente defiende la posición y ventajas del plug-in Flash para los navegadores con su entorno Adobe Flex para desarrollar aplicaciones, y con el AIR para poder ejecutar en el escritorio bajo el navegador. Es el antiguo proyecto Apollo, concebido a final de 2005, que es multiplataforma operativa y se basa en los estándares de la web. Sun Microsystems, que desarrolló inicialmente Java, el lenguaje más usado en las aplicaciones web corporativas, está ofreciendo su nueva herramienta de scripting JavaFX para enriquecer las interfaces.

En este campo de las RIA —acrónimo que también se ha empleado para acortar “rich interface app“, y donde el rich se ha opuesto al thin client—, Google propone usar las técnicas clásicas y estándar de la web, que Adaptive Path bautizó como Ajax en 2005. El precio parece ser el de ir por detrás en las capacidades mediáticas hasta que se extiendan los estándares Canvas y SVG de HTML5.

Lo que pasa es que no todas las aplicaciones necesitan una interfaz e interacción muy “rica” desde el lado del usuario, aunque muchos desarrolladores opinen diferente escudándose en la usabilidad. No hay que olvidar que uno de los principales argumentos que emplean Adobe, Microsoft y Sun para promover sus enfoques es el de que los desarrolladores y creadores de contenido puedan reutilizar las capacidades adquiridas trabajando con sus herramientas privativas anteriores. En diciembre de 2006, citando a Larry Dignant, el CEO de Adobe pidió a los

«[financial] analysts to think about Apollo the same way they would characterize Adobe Reader or Flash Player, it’s a client that can be used to help others build unique applications and allow Adobe to sell more tools.» [negrita mía]

google-map-madrid

Imagen de Google Maps con sitios recomendados en Madrid

En Maps y Suggest, Google había empleado el enfoque de no usar otra cosa que el navegador para dialogar con el usuario sin tener que ir siempre a buscar información al servidor, pero el lanzamiento de Gmail en abril de 2004 marcó un hito significativo en este tipo de interacción. La confirmación durante 2005 de que, con la interfaz web canónica, se podían hacer más cosas de las que muchos creían relanzó a final de 2006 los esfuerzos del resto para controlar esa parte de la plataforma web. En el caso de Google, pienso que el uso de extensiones del navegador o de aplicaciones de escritorio para el empleo de YouTube, Earth, Picasa, SketchUp, Lively… bien podrían considerarse situaciones transitorias mientras progresa el establecimiento y uso en el cliente (escritorio y móvil) de estándares más avanzados.

También sucede que, aunque las interfaces sean muy “ricas”, pueden no ser efectivas para un usuario normal. Esto tiene mucha más importancia en el mercado empresarial que en el de particulares. Por consiguiente, creo que Chrome representa otro paso importante de Google en el campo de las RIA, especialmente si recordamos su mantra actualizado de «search, ads and apps».

Considerando las aplicaciones, en The Sunday Times está escrito que «With Chrome, Google is hoping to hasten a new world where customers will no longer have to buy a boxed-up computer program in order to upgrade.» Esto no debe de hacer muy feliz a ciertos fabricantes de informatica. Citando a Gianluca Brugnoli, analista de diseño de frog design:

«The pure online web application model based on Chrome, with few local components installed on your hardware, is certainly the most promising one: truly open, flexible, and easy to upgrade. But for now, Chrome is still a web browser, and its dependency from the web browser’s user experience could be a soft spot, or at least a strong constraint for the web application’s evolution.»

En resumen, me parece que hemos asistido a un movimiento muy relevante en el tablero de la partida que se “juega” entre los que defienden más potencia en el cliente frente al protagonismo de la red, sin sacrificar la «experiencia de usuario». Continuaré en una próxima ocasión argumentando sobre las opciones de los contendientes.

Entradas relacionadas: Terminales ubicuos para navegar, Navegar por las aplicaciones, Computadoras sin margen, Interfaces para gestión

Publicado en software | Etiquetado: , , , , , , , | 2 Comments »

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.