Blog de JoseMPelaez

Aprendimiento: aprender del entorno con atrevimiento

Posts Tagged ‘navegador’

Sistemas operativos en la web

Posted by josempelaez en Domingo, 21 septiembre 2008

Los ingenieros de Google han querido brindar una herramienta de navegación para la web de hoy y de mañana. Las aplicaciones que cada vez ocupan más tiempo de navegación necesitan apoyarse en un "navegador" más rápido, robusto y seguro. ¿Estaremos asistiendo al nacimiento de un nuevo "sistema operativo" de la web?

google_engineers

Algunos de los ingenieros de Google que hablan en el vídeo

«¿Por qué Google está construyendo un navegador?» es la traducción literal del título de un vídeo de Google sobre las ideas y características que hay detrás del navegador Google Chrome en palabras de varios miembros de su equipo de desarrollo. Me puso sobre su pista una entrada de Jose Miguel Cansado que terminaba diciendo: «it is pushing developers to bet on JavaScript rather than on Silverlight or AIR proprietary technologies for the web interactive applications.»

Los seis segmentos que componen los 4′ 50″ del vídeo tienen estos encabezados: Why is Google building a browser? Speed (V8 and Webkit). Stability. Security. The invisible browser. The code is yours. Del primero y dos últimos he sacado unas cuantas frases que he transcrito como he podido. Aunque haya algún error, el discurso de los ingenieros que lo han construido es claro:

«Browsers syndicate bad because they were designed for an earlier work; web pages are doing completely different things». «Today, most of what we use on a day to day basis are applications, and not web pages». «People are watching videos, they’re uploading videos, they’re chatting with each other, they’re playing games on the web… all these things certainly never existed back when the first browsers were created, when the first web was created». «We have been great to start from scratch and design from it… based on the needs of today’s applications and today’s webmasters». […]

«In an engineering browser sense, chrome is the… user interface itself; it’s the stuff running outside of the window, the buttons, the toolbars, all that kind of stuff; and so, hand in hand with that was this design philosophy that we took which was…, we wanted to maximize content and minimize chrome». «In designing any chrome we thought, we have to make it invisible; people shouldn’t have to think about Google’s chrome, people should have to think about their applications». […]

«We really want… the work that we do is sort of raise the bar for browsers, we want to push browsers further, we wanna make their capabilities better, we wanna be able to allow for better web applications to be delivered». «Even if Google Chrome itself isn’t used by anyone on the web…, as long as it makes the web better, we’ve achieved that goal».

google_chrome_engineer

Lars Bak, líder técnico del equipo de desarrollo de V8

Uno de los ingenieros comentaba que JavaScript es un lenguaje muy usado en todas las partes de la web. Como se ejecutaba lentamente, decidieron mejorar radicalmente este punto. Me he entretenido también con otro vídeo del líder técnico del equipo que ha desarrollado el nuevo motor (V8) para este lenguaje.

Lars Bak justifica su elección por ser multiplataforma al haberse utilizado casi desde el comienzo de la web para “personalizar” el comportamiento de los navegadores. También explica que han hecho tres cosas para incrementar su rendimiento: clases ocultas, código máquina generado y gestión eficiente de memoria.

Creo que estamos asistiendo a un rejuvenecimiento de los estándares canónicos de la web. En lugar de incrementar la diversidad creciente de plataformas, vemos que hay quienes tratan de ampliar el rendimiento y alcance de las herramientas existentes para adaptarse a los nuevos escenarios. Además, facilitan un código interesante a los desarrolladores que construyen aplicaciones diseñadas para una web más dinámica, visual y personalizable. Cumpliendo con el estándar, se podrá utilizar en plataformas diferentes sin tener que recurrir a herramientas de pago o a descargas auxiliares. El movimiento hacia la web de la plataforma de TV Joost podría ser otra confirmación de que no se necesita instalar una aplicación de escritorio para una buena experiencia de uso.

Me ha resultado llamativo que Sergio Montoro, más amigo del código abierto que de los enfoques académicos, se haya molestado porque piense que muchos nos confundimos con las categorías de producto. Digo molestado porque es lo que he deducido del contenido y estilo de lo que ha escrito:

«Me resulta sorprendente hasta que punto el buzz está confundiendo las categorías de productos. Chrome es un navegador, sólo eso: un puñetero y jodido navegador. Nacido de un comando rebelde de Mozilla que abogaba por Webkit en lugar de Gecko y se fue a Google a poner en práctica sus ideas. Chrome no es un paso en la dirección de fabricar un sistema operativo. Fabricar un sistema operativo es un algo extremadamente más complicado que fabricar un navegador. […]

Una máquina virtual que corre encima de un sistema operativo, no es un sistema operativo. Y aquí se confunden los terminos, hablando de JavaScript como “el lenguaje del futuro” y cosas así. ¿JavaScript? Pooor faavor… Un poquito de seriedad.»

splashtop_screenshot

Pantalla de «sistema operativo instantáneo» basada en Firefox 2 (Splashtop)

He leído bastantes cosas sobre Chrome. En muchos casos lo he visto relacionado con los sistemas operativos (SO), como en este artículo de Roger Smith, o en este otro del citado Jose Miguel Cansado. En ninguno lo he visto como un paso hacia un “verdadero” SO de Google. No implica que no esté escrito en algún lado, sino que yo debo de leer otros tipos de análisis. Donde he visto analogías con los SO, se hacían en el marco del uso de la plataforma web, que no deja de ser una clase de computadorathe network is the computer», «cloud computing»).

Entiendo que algunos se molesten en establecer clasificaciones y en categorizar las cosas, y que se reboten si otros no las usan como esperan. No entiendo ni comparto que Chrome se considere en este momento un navegador “como los demás”, aunque confío en que lo sea dentro de poco porque haya quienes sigan su camino, como esperan sus ingenieros.

Supongo que otra cosa que también habrá molestado a Sergio es que se sigan bifurcando los esfuerzos de los desarrolladores de código abierto, lo que tan poco ha favorecido la adopción de Linux, por ejemplo. ¿Debería de haber seguido Google a Mozilla en el empleo del viejo Gecko y del nuevo TraceMonkey como motor gráfico e intérprete de lenguaje? ¿Tendrán que ser los programadores de la Fundación los que adopten la tecnología de la entidad que tiene más medios para consolidarla en el mercado frente a la competencia no estándar o no abierta?

Estamos ante una nueva máquina virtual —el propio navegador, que tiene una gestión independiente de procesos, memoria, intérprete…— que corre sobre otra máquina virtual, que otra cosa no es el SO de turno que se ejecuta sobre la máquina o cacharro “real”. Me voy a saltar en esta ocasión el referirme a los “hipervisores” y SO “instantáneos“.

Pensando en Windows y MAC OS X, dadas las relaciones entre los fabricantes de software y hardware que los suministran preinstalado, no quedaría demasiado mal decir que estos SO son casi tan “firmware” como el software de las BIOS. En un entorno moderno no me parece descabellado considerar que el verdadero sistema con el que opera el usuario es el navegador, que ahora es más que una interfaz al poder servir y gestionar los recursos de las máquinas que tiene por debajo (terminal) y por arriba (nube).

Entradas relacionadas: Clientelismo para navegar, Interfaces en aplicaciones webNavegar por las aplicacionesJuegos de vendedores.

Posted in computación, web | Etiquetado: , , , , , , , | 3 Comments »

Clientelismo para navegar

Posted by josempelaez en Martes, 16 septiembre 2008

Pienso que el nuevo Google Chrome va a poner de manifiesto aún más los distintos intereses en juego a la hora de aprovechar mejor los contenidos la web, lo que también determinará el desarrollo futuro de la propia web. Microsoft, Apple, Adobe, Mozilla, Opera, Google… sacan partido de la web pero, ¿quiénes la cuidan y piensan más en su futuro? En la web hay mucho más que "contenidos".

yahoo_mail_vache

La vaca mascota de Yahoo Mail (Teorem; Flickr)

En las tres entradas anteriores he tocado varios temas en relación con la aparición de la versión beta del primer producto de navegador web fruto del proyecto abierto Chromiun de Google. La cuestión que quiero destacar más en esta ocasión es que los navegadores sirven para más cosas que ver páginas web, cumplimentar formularios de entrada de datos o disfrutar de ricos contenidos sonoros o visuales (con la ayuda de ciertos plug-ins embebibles, o de máquinas virtuales que corran por debajo).

Aplicaciones del navegador

La mejora de la experiencia de los usuarios (diálogo y contenidos más visuales, reducción de latencia aparente, autonomía frente a desconexiones), junto al interés por captar clientes para los mercados de ciertas herramientas, han conducido a la diversidad RIA enumerada parcialmente en la anotación previa. Hay aplicaciones web que no emplean sólo un navegador con plug-ins y necesitan la descarga de otros componentes que corren por debajo (runtimes). En este terreno hay varias aproximaciones: la de los más ligeros (Adobe, Google) y los menos (Sun, Microsoft); la multi (Sun, Adobe, Google) y la monoplataforma (Microsoft); la de los estándares de derecho (Google) y los de hecho (Sun, Adobe, Microsoft); la del código abierto (Sun, Google) y el propietario (Adobe, Microsoft).

El objetivo oficial de todos es el de dotar al terminal de las mejores características de un cliente stateful (no tan dependiente de la red) con interfaz visual del tipo de la que tienen algunas aplicaciones de escritorio “vistosas” para mejorar la «experiencia de usuario». En la práctica parece que algunos están buscando vender más tecnología a los desarrolladores que preocupándose por los usuarios. Debemos considerar que los analistas, diseñadores y programadores de las aplicaciones trabajan de una manera muy distinta de la de los que emplean los desarrollos que construyen.

Por otra parte, a pesar de los que defienden la necesidad de replicar la experiencia de uso en el PC, y por el motivo que sea, hay empresas que han abandonado los planteamientos híbridos en el escritorio para enfocarse sólo en la web, como el caso de la “televisión” de Joost. Ryan Stewart ha lamentado esta decisión y, sin explicar cómo cree que se pueden combinar bien las experiencias de escritorio y móvil, dice que:

«In the end I think a hybrid approach is the way of the world going forward. Despite the buzz from Chrome, the desktop still has a lot of benefits as an application platform. But the web browser has to be central to every strategy. The companies that can easily blend those to worlds – and then incorporate the mobile world as well – will have a leg up on everyone else.»

Estrategias clientelistas

google_chrome_task-mgr

Gestor de tareas de Google Chrome

Como he escrito en notas previas, con Chrome no creo que estemos tratando sobre si hay que mejorar la visualización de páginas o la interacción gráfica con los contenidos web. Más bien se trata de plantar un elemento crítico para la ejecución de aplicaciones “en la nube” que se apoye fundamentalmente en el navegador del terminal respetando los estándares. La incorporación de gestión de memoria e independencia de procesos mejorará la robustez y seguridad, aunque haya ciertos riesgos si se emplea Gears al tener que grabar en el terminal. Las sesiones diferentes corriendo en pestañas distintas del navegador también van a permitir que los usuarios puedan emplear roles diferentes para acceder a la misma aplicación desde la herramienta, lo que facilitará algo el trabajo de desarrolladores y probadores.

Opino que también está en juego algo importante para el futuro de las aplicaciones en la web (SaaS): el desenlace de la guerra comercial sobre «The Next-Gen Web». En este terreno, las aportaciones de Chrome son significativas y alejadas del planteamiento de Microsoft con IExplorer. Tim Anderson escribía en The Register que:

«Chrome lets you create desktop shortcuts to web pages. In addition, when you open a web page from one of these shortcuts, it opens without any browser furniture. This really is a significant feature, because a well-designed and responsive web application will be indistinguishable from any other desktop application. The name Chrome is in part a reference to it – in software development, the term describes the surrounding user interface of an application. At the press conference announcing Chrome, Google’s vice president of product management Sundar Pichai said: “We used to call it content, not Chrome – that’s what we should focus on.” The name Chrome is an ironic one, that means as little chrome as possible.»

Naturalmente, también hay otros articulistas que defienden puntos de vista menos positivos acerca del nuevo navegador. El columnista y crítico de la Wikipedia Andrew Orlowski, que también hace referencia a su vecino y mi “buscador de fallos” Ted Dziuba, manifiesta en The Register que:

«There have been plenty of hiccups in the “cloud”, recently. […] That’s where the “runtime” comes in. Today, Chrome is simply a technology demonstration – and I can’t see Firefox users with their carefully-cultivated selection of add-ons, or Opera users, making the jump any time soon. But Chrome is a Trojan Horse for bundling Google’s Gears onto your PC – and in the hope that manufacturers look to Google services for new Eee-type lightweight PCs, perhaps running something like gOS, the Ubuntu-derivative. Gears is simply designed to make Google’s online services more attractive, and makes it looks like Google’s is setting the standard: leading where everyone else follows. (That isn’t entirely unfair.) And as a technology demonstration, Chrome succeeds.»

network_effects

El secreto real de la salsa de la web 2.0: los «efectos de red» (Dion Hinchcliffe) ¿Y en la web 3.0?

Andrew termina su exposición cuestionando que haya una estrategia planeada tras la salida de Chrome. También opina que Google va a tener más difícil el provocar el «cambio de paradigma» —frente al enfoque de computación en el escritorio—, de lo que lo tuvo Microsoft frente al de IBM en los 80. Considero que hay demasiados que no valoran algo muy básico en internet, cual es el «efecto de red» que puede lograrse con las aplicaciones en “la nube”. Recordemos que en las redes aparece lo que en economía llamamos externalidad: «perjuicio o beneficio experimentado por un individuo o una empresa a causa de acciones ejecutadas por otras personas o entidades», pero éste es un tema que merece claramente un tratamiento aparte y más extenso.

Futuro de la navegación web

En el panorama actual veo diferentes propósitos entre las entidades que ofrecen los navegadores y entornos para su enriquecimiento que más se emplean en la web: Microsoft, Adobe, Mozilla, Apple, Opera… y Google. Unos promueven plataformas software o hardware particulares para vender más; otros buscan que internet siga siendo abierta y descentralizada, o que gane terreno frente a otros medios de comunicación; los hay que se especializan en navegar desde dispositivos móviles, o en ejecutar aplicaciones de forma robusta y segura, etcétera. Considero que el futuro de todos ellos está más vinculado a los usos que hagamos de la web, tanto los particulares como las empresas, que a los fines, tecnologías y mercadotecnia de las empresas promotoras.

El correo electrónico, la banca en línea, la vídeo conferencia, el comercio electrónico… son aplicaciones informáticas y de telecomunicaciones que existían fuera de la web desde hace tiempo, pero que ahora asociamos cada vez más con ésta. En otra entrada trataré de ir más allá de especular sobre las eventuales metas y estrategias de cada proponente de navegadores para reflexionar desde la perspectiva de uso de una “web estándar”, y de sus implicaciones: interacción, externalidad, ubicuidad, sincronismo, semántica…

Entradas relacionadas: Interfaces en aplicaciones web, Terminales ubicuos para navegar, Navegar por las aplicaciones, Buscador de fallos, Computadoras sin margen, Juegos de vendedores

Posted in software, web | Etiquetado: , , , , , , , , | 6 Comments »

Interfaces en aplicaciones web

Posted by josempelaez en Sábado, 13 septiembre 2008

Opino que Google usa el navegador Chrome como medio para fortalecer el empleo de aplicaciones en la web. Las interfaces de usuario tienen una papel relevante en esta práctica, pero me parece que ciertas propuestas para su "enriquecimiento" se deben más a intereses comerciales que a mejorar las «experiencias de uso».

En las dos entradas precedentes anoté varias reflexiones y potenciales consecuencias del lanzamiento del navegador de Google en relación con la competitividad, la diferenciación, los terminales y la ubicuidad. En ésta me refiero más a las implicaciones que Chrome puede tener en las interfaces de los contenidos y aplicaciones de la web. Los programas que gobiernan su comportamiento se presentan ante el usuario a través de sus interfaces, y no debemos olvidarlo.

Interfaces en aplicaciones web

cloud_services_examples

Ejemplos de la oferta de «servicios en la nube» (Forrester Research)

Hay analistas que han llegado a comparar esta nueva herramienta con un sistema operativo. Algunos técnicos han criticado este enfoque basándose en la teoría convencional sobre los SO, además de recordar que Chrome requiere trabajar sobre un Windows, Linux, Mac OS X…, que son los que manejan los recursos de máquina. La realidad es que, con independencia de lo que piensen y digan los expertos en informática, “el sistema” se reduce a la interfaz para una inmensa mayoría de los usuarios.

Centrándome en este caso considero que, parafraseando a Nicholas Carr, el navegador es el medio y las aplicaciones el mensaje. ¿Por qué? Google —y otros promotores del empleo del software como servicio (SaaS, on-demand, cloud computing)— necesita una herramienta estándar, robusta, potente y multiaplicación en el lado de una red que ocupa el terminal que suministra servicios a los clientes particulares y empresariales como son Search, News, Books, Maps, Gmail, Reader, Docs, Sites, Apps Engine… Además de los ejemplos de Google, hay otros muchos proponentes de aplicaciones y servicios en la web, como muestran el esquema visual del blog de Peter Laird y el repositorio en SaaS Showplace de Jeff Kaplan.

Microsoft decidió sumarse a ese enfoque a finales de 2005, con el famoso memo de Ray Ozzie. Lanzó en 2007 su mensaje de «software-plus-services», para cuya materialización promueve su plug-in Silverlight para navegadores. Es una parte de la plataforma WPF, que desplaza el protagonismo de Windows hacia otra capa sobre este sistema operativo: .NET. Añadiendo un marco de trabajo bajo el navegador quiere competir con la tecnología Flash, predominante en el campo de las RIA. Estas aplicaciones de internet, con una interfaz más “rica” en prestaciones y aspecto, lucen más en el streaming de imágenes, audio y en las animaciones visuales de la interfaz.

Adobe adquirió la tecnología dominante en este terreno al integrar Macromedia. Actualmente defiende la posición y ventajas del plug-in Flash para los navegadores con su entorno Adobe Flex para desarrollar aplicaciones, y con el AIR para poder ejecutar en el escritorio bajo el navegador. Es el antiguo proyecto Apollo, concebido a final de 2005, que es multiplataforma operativa y se basa en los estándares de la web. Sun Microsystems, que desarrolló inicialmente Java, el lenguaje más usado en las aplicaciones web corporativas, está ofreciendo su nueva herramienta de scripting JavaFX para enriquecer las interfaces.

En este campo de las RIA —acrónimo que también se ha empleado para acortar “rich interface app“, y donde el rich se ha opuesto al thin client—, Google propone usar las técnicas clásicas y estándar de la web, que Adaptive Path bautizó como Ajax en 2005. El precio parece ser el de ir por detrás en las capacidades mediáticas hasta que se extiendan los estándares Canvas y SVG de HTML5.

Lo que pasa es que no todas las aplicaciones necesitan una interfaz e interacción muy “rica” desde el lado del usuario, aunque muchos desarrolladores opinen diferente escudándose en la usabilidad. No hay que olvidar que uno de los principales argumentos que emplean Adobe, Microsoft y Sun para promover sus enfoques es el de que los desarrolladores y creadores de contenido puedan reutilizar las capacidades adquiridas trabajando con sus herramientas privativas anteriores. En diciembre de 2006, citando a Larry Dignant, el CEO de Adobe pidió a los

«[financial] analysts to think about Apollo the same way they would characterize Adobe Reader or Flash Player, it’s a client that can be used to help others build unique applications and allow Adobe to sell more tools.» [negrita mía]

google-map-madrid

Imagen de Google Maps con sitios recomendados en Madrid

En Maps y Suggest, Google había empleado el enfoque de no usar otra cosa que el navegador para dialogar con el usuario sin tener que ir siempre a buscar información al servidor, pero el lanzamiento de Gmail en abril de 2004 marcó un hito significativo en este tipo de interacción. La confirmación durante 2005 de que, con la interfaz web canónica, se podían hacer más cosas de las que muchos creían relanzó a final de 2006 los esfuerzos del resto para controlar esa parte de la plataforma web. En el caso de Google, pienso que el uso de extensiones del navegador o de aplicaciones de escritorio para el empleo de YouTube, Earth, Picasa, SketchUp, Lively… bien podrían considerarse situaciones transitorias mientras progresa el establecimiento y uso en el cliente (escritorio y móvil) de estándares más avanzados.

También sucede que, aunque las interfaces sean muy “ricas”, pueden no ser efectivas para un usuario normal. Esto tiene mucha más importancia en el mercado empresarial que en el de particulares. Por consiguiente, creo que Chrome representa otro paso importante de Google en el campo de las RIA, especialmente si recordamos su mantra actualizado de «search, ads and apps».

Considerando las aplicaciones, en The Sunday Times está escrito que «With Chrome, Google is hoping to hasten a new world where customers will no longer have to buy a boxed-up computer program in order to upgrade.» Esto no debe de hacer muy feliz a ciertos fabricantes de informatica. Citando a Gianluca Brugnoli, analista de diseño de frog design:

«The pure online web application model based on Chrome, with few local components installed on your hardware, is certainly the most promising one: truly open, flexible, and easy to upgrade. But for now, Chrome is still a web browser, and its dependency from the web browser’s user experience could be a soft spot, or at least a strong constraint for the web application’s evolution.»

En resumen, me parece que hemos asistido a un movimiento muy relevante en el tablero de la partida que se “juega” entre los que defienden más potencia en el cliente frente al protagonismo de la red, sin sacrificar la «experiencia de usuario». Continuaré en una próxima ocasión argumentando sobre las opciones de los contendientes.

Entradas relacionadas: Terminales ubicuos para navegar, Navegar por las aplicaciones, Computadoras sin margen, Interfaces para gestión

Posted in software | Etiquetado: , , , , , , , | 2 Comments »

Terminales ubicuos para navegar

Posted by josempelaez en Miércoles, 10 septiembre 2008

El mayor seguimiento de los estándares de navegación en la web que va a promover la nueva herramienta Chrome de Google facilitará el abaratamiento y ubicuidad de terminales de acceso. Ello comportará otros beneficios adicionales, sobre todo a medida que se incremente la actividad en la «mobile web» que, además de una cierta conveniencia de uso, también promueven las operadoras de telecomunicaciones.

Siguiendo con mis apreciaciones del lunes pasado, voy a introducir otras más relacionadas con el impacto de Chrome en el terreno de los terminales y la ubicuidad en el acceso a las aplicaciones y demás contenidos de la web.

ubiquitous_computing

La computación ubícua todavía se relaciona más con el empleo de sensores y dispositivos embebidos que con los terminales móviles

Terminales

Si los navegadores fueran cada vez más estándar (menos diferentes y con comportamientos independientes del terminal cliente), los proveedores de contenidos y de servicios de software (SaaS) podrían trasladar esfuerzos de desarrollo desde la resolución de problemas técnicos hacia la mejora de las funcionalidades y «experiencias de usuario».

Unos terminales de navegación más orientados a procesar eficientemente la parte de presentación de las aplicaciones web permitirán reducir el consumo de energía, correr menores riesgos de pérdida de información, incrementar su economía y difusión… Ello realimentará el círculo virtuoso del uso de la plataforma web y el incremento de los servicios de «computación en la nube» que no requieren potencias significativas en el cliente, sino factores de forma y usabilidad adaptados a cada empleo y circunstancia. El enfoque tan integrado de Apple no es el único posible para diferenciarse en los productos hardware.

El que la lógica y los datos de las aplicaciones no estén en los dispositivos abre la puerta a beneficios que considero aún más interesantes. La mayor disponibilidad de terminales sencillos en manos de los usuarios —y de sensores automáticos integrados en los sistemas industriales y comerciales— permitirá capturar los datos sólo una vez, en el momento, lugar y por el agente más relevante, ya sea una persona o un artefacto (como los de la foto). De esta manera se mejorará la precisión, puntualidad y plenitud de los datos, materia prima de todo tratamiento que busque obtener buena información y mejor conocimiento, especialmente en los mercados empresariales.

Otros beneficios derivarán de la mayor posibilidad de conectar muchos más dispositivos entre sí, y con los servidores situados en “la nube” para la transmisión y computación de datos. La aplicación de tecnologías grid/ ubiquitous/ real-time computing y las wireless sensor/ mesh networks llevarán a poder materializar el concepto de la «internet de las cosas». Un relevante efecto adicional está relacionado con las nuevas aplicaciones que saquen más partido de la agregación de datos en la red de forma directa y sincrónica. El tratamiento específico de este último aspecto lo dejo para el apartado de aplicaciones, que abordaré en otra entrada.

asuspc900

Navegando en un Asus PC900 netbook (Foto Trusted Reviews)

Ubicuidad

Hay quienes olvidan con demasiada frecuencia que el número de PCs de sobremesa es pequeño comparado con el total de dispositivos ya que va creciendo el número de accesos a la llamada «mobile web». Aparte de los omnipresentes intentos desde el TV y sus set-top-boxes (“cajas” que se van metiendo dentro), la realidad es que se va accediendo más a los contenidos desde terminales muy portátiles.

Entre los últimos hay que destacar los modernos smartphones (de RIM, Apple, HTC, Nokia, LG…) y netbooks con 3G interno o externo (de Asus, Acer, LG, Samsung, HP, Dell…). En este rango de productos hay quienes se dejan llevar por la tendencia a “subir” el nivel entrando en el campo de los notebooks, pero también los hay que apuestan por la ligereza y rapidez de respuesta (SSD, Linux) sin sacrificar la usabilidad (teclado, pantalla 9-10″).

Algunos de estos dos tipos de terminal versátil están, o estarán, subvencionados por las operadoras con contratos de permanencia. Además, y opino que con mejores perspectivas, podrán beneficiarse de los planes de datos que van introduciendo los que compiten en el terreno de las «redes celulares» y accesos WLAN/WMAN (Wi-Fi, WiMAX, huecos bandas TV…).

No puedo dejar de referirme a otros movimientos, como el de Amazon, que ha lanzado ya su tienda de video on-demand accesible desde un navegador estándar y los aparatos de TV Bravia de Sony. En este campo, Yahoo e Intel se han aliado recientemente para ofrecer diversos contenidos en los TV de alta definición. El navegador del iPhone va ganando terreno en las adaptaciones de formato de contenidos y accesos web. Google ha anunciado la próxima aparición de Chrome para Mac y Linux. No hay que tener bola de cristal para anticipar el navegador que equipará los terminales móviles de la Open Handset Alliance (Android).

Si todos los terminales van incrementando su capacidad de acceder de manera estándar a unos contenidos en aumento, ¿qué pasará en esa trastienda donde se generan: los programas que gobiernan el comportamiento de las aplicaciones en la plataforma web? Seguiré…

Actualización. Enrique Dans publicó ayer una entrada sobre «La consolidación y el futuro del mercado del netbook» en la que habla del riesgo de mezclar ambas categorías de “books“. Aunque no se diga allí, creo que Intel también ha querido catalogar los netbooks como Mobile Internet Devices en lugar de Ultra Mobile PCs para evitar esa confusión de expectativas. Sin embargo, ello no resulta fácil dado el origen de la aparición en el mercado de este tipo de aparatos (proyecto OLPC de Negroponte).

Entradas relacionadas: Navegar por las aplicaciones, Computadoras sin margen

Posted in computación, software | Etiquetado: , , , , , , , , | 1 Comment »

Navegar por las aplicaciones

Posted by josempelaez en Lunes, 8 septiembre 2008

La aparición de la herramienta Chrome de Google ha despertado un debate sobre si este nuevo software tendrá impacto más allá de los navegadores tradicionales. Me encuentro del lado de los que piensan que es parte de la estrategia de desarrollar una plataforma de computación que aporte una experiencia de usuario más satisfactoria y basada en los estándares de la web.

Hace una semana se empezó a hablar del lanzamiento de la versión beta del nuevo software de Google para entrar y salir de la “procelosa” web. Con este motivo he ido comentando y anotando varias cosas al hilo de lo que he estado leyendo. Las iré dejando por aquí en varias entradas para poder recordarlas. Comienzo con algunas observaciones sobre el planteamiento y las aportaciones de Chrome.

Competencia

Muchos analistas han evaluado si esta nueva herramienta es mejor o peor que IExplorer o Firefox (los dos navegadores más utilizados). Han opinado sobre si es más o menos innovador, rápido, simple, usable, seguro, robusto, intrusivo, extensible, etcétera. Microsiervos ha publicado la anotación más completa en español que he visto hasta ahora. La han ido actualizando con algunas aportaciones de los lectores.

Me ha interesado mucho su nivel de cumplimiento de los estándares de la web (W3C). Según algunos datos publicados con el test Acid3 para versiones estables de navegador, Chrome obtiene 78 puntos, frente a 71 de Firefox y 14/100 de IExplorer7. Espero que lo mejoren pronto para lograr los niveles de Opera (83) y de otras versiones en fase de desarrollo, que ya llegan al 100% (de Safari, con el mismo motor).

google-chrome_netsuite

NetSuite will offer native support for Google’s Chrome browser, which is in beta and may not be enterprise strength yet

Para su adopción fuera de los pioneros, especialmente en las empresas que no pueden usar betas, también deben resolverse ciertas cuestiones sobre condiciones de servicio o de licencia copiadas con precipitación, así como algunos errores y problemas de navegación que están detectando los primeros usuarios. Estos últimos, en muchos casos, estarán causados por los sitios web. Hay demasiados que no cumplen con los estándares al diseñarse sólo para IExplorer, sin hacer ningún tipo de cross browsing. Creo que se irán respetando más las normas de derecho que de hecho en la web del mañana. Se espera que la versión 8 de IE tenga un puntaje mucho más alto en los tests de referencia.

Otra cuestión relevante, me ha parecido a mí, es que Chrome emplee el motor de visualización de páginas de código abierto del proyecto WebKit basado en el KHTML de KDE, que también usa Apple para sus navegadores (Safari, iPhone).

Creo que es aún más significativo que siga apoyando el uso del lenguaje JavaScript, tan conocido y difundido en la web desde que Netscape lo lanzara en 1995. Google ha programado una nueva máquina virtual para correr en el navegador que ofrece muy buen rendimiento en la ejecución de procesos locales de presentación y refresco de datos. Esto ha desencadenado muy buenas valoraciones, incluso de algún desarrollador de la plataforma de Adobe.

No obstante, también hay quien comenta que ello no es bueno; no se refiere a la mejora significativa de su velocidad, sino a las limitaciones en la “experiencia de usuario” derivadas de este lenguaje en comparación con otros (el ActionScript de Flash, por ejemplo). Bueno, ya veremos…; hay múltiples tipos de aplicaciones y maneras de programar.

Diferenciación

Al presentar una herramienta con código abierto, digo yo que Google no debe de tener mucho interés en diferenciarse y disponer de una ventaja competitiva sostenible a largo plazo en el campo de los navegadores. Me adhiero a los que opinan que lo han planteado justo al revés. El punto de vista de Nick Carr es que quieren mejorar las capacidades de todos los navegadores. Así que, cuanta más gente copie a Google y haga las cosas mejor, de una manera estándar, más beneficioso será para internet (todos).

Bueno, en el “todos” tendré que descontar a los que quieren montar redes particulares y gobernadas centralmente por el motivo que sea. Desgraciadamente no son pocos. Tenemos a los que controlan las antiguas plataformas de cómputo personal, los que quieren facturar por servicios de acceso, las entidades de gestión derechos de autor, los gobiernos que dicen querer aumentar la seguridad, etcétera. Francis Pisani se refería estos riesgos recientemente al comentar un libro del citado Carr.

google-chrome_web-app

Words by the Google Chrome team, comics adaptation by Scott McCloud (page 24)

En este apartado, el movimiento de Google puede ser entendido como un forzar la “comoditización” de los navegadores para que el distingo competitivo en internet se traslade a las aplicaciones web. Luis.tic616 lo ha expresado en varios comentarios. En este terreno también suscribo lo manifestado por Gianluca Brugnoli: «Google Chrome was born explicitly as a platform for web applications.» También hay que considerar los movimientos estratégicos para el control de la información y sus implicaciones en la privacidad que expone Marcos Ros-Martín.

A Google le interesa que el contenido y la programación de la lógica esté en la red, y que el usuario se olvide del navegador para centrarse en lo que está haciendo en “la nube”. No creo que con este producto busque favorecer unas aplicaciones (las suyas) frente a las demás. Debe de buscar mejorar el uso de todas y potenciar la «cloud computing» con ciertas tecnologías.

Pretenderá progresar en la superación del paradigma de la arquitectura cliente/servidor que, en la práctica, ha promovido la ejecución de funciones en el terminal que han ido más allá de la presentación de información. Realmente ello no era obligado en este modelo, pero así es como sucedió debido a los intereses de algunas empresas.

Escribiré en otras entradas sobre Chrome y los terminales de acceso a la información, así como sobre las aplicaciones web.

Entradas relacionadas: Terminales ubicuos para navegar, El software de la nube

Posted in computación, software | Etiquetado: , , , , , , , | 3 Comments »

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.