Blog de JoseMPelaez

Aprendimiento: aprender del entorno con atrevimiento

Inquietudes e intenciones

Posted by josempelaez en Miércoles, 16 julio 2008

Estoy inquieto, que no preocupado, por algunos mensajes y vínculos que he recibido en alguna ocasión de Tic616 a propósito de mis reflexiones “en abierto”, que hoy cumplen un mes. Rompió pronto la duda de que a alguien le fuera a importar un bledo lo que uno (yo) escribiera. Junto a Rgil estrenaron los comentarios, lo que también quiero agradecerles en este “aniversario”.

Los “conocí” leyendo y comentando en sus blogs, como a otros. Por lo que sea, vieron un teletipo de Twitter sobre que yo estaba montando uno, y allí que se presentaron. Luego ha resultado que hay más personas, intereses, lugares… que nos relacionan (sin tener que llegar hasta el sixth degree of separation, que así cualquiera).

Diario antiguo

Ahora me pregunto: ¿podemos esperar algo sobre lo que escriba? Pues no tengo respuesta. No lo hago con el objetivo consciente de satisfacer un interés en particular. Sí con el de pensar, y con el de someter mis ideas al escrutinio de los que quieran y manifiesten sus pros&cons dentro de unos estándares borrosos de respeto al prójimo.

Sucede que he estado redactando notas en papeles y en mi agenda electrónica desde hace muchos años, y también en Google Docs, aunque éstas sean más recientes. Ahora me he propuesto intentar publicar regularmente algunas de mis reflexiones. El desencadenante fue aquel correo de la primera entrada. Me relajó el escribirla. Como mínimo también me servirá para que, más adelante, pueda referirme a ellas en conversaciones públicas, y no sólo privadas.

Me valen para «cavilar en voz alta» sobre lo que observo y analizo de mi entorno empresarial, socioeconómico y tecnocientífico (¡toma ya!). Si alguien más puede sacar alguna utilidad de ellas, pues bienvenido sea porque, además, es muy probable que yo también salga beneficiado, en caso de que sean reforzadas, ampliadas, matizadas, cuestionadas o rectificadas. Es por ello que, siendo bastante sencillo el compartirlas con las herramientas disponibles en la actualidad, me he animado nuevamente a ello, aunque la apertura no esté exenta de algún riesgo. Como he apuntado, también lo he hecho para debatir sus premisas, predicados o implicaciones, si es que surge esta posibilidad, como parece que ha empezado a ocurrir gracias a los “arreones” del autor de Tic&Tac. ¡Qué predicamento tiene este hombre cuando llama a hacer visitas!

Trato de integrar el posting dentro de mi actividad cotidiana; no diaria, pero sí semanal. Creo que somos mayoría los que disfrutamos charlando sobre temas de nuestro interés con familiares, amigos, colegas, vecinos o conocidos. Que lo hagamos con personas a las que todavía no hayamos estrechado la mano, o besado, no creo que implique cambios sustanciales. Sea en mayor o menor medida, a través de los diversos aspectos de la web, ya vamos teniendo una cierta idea de lo que nos une o nos separa, nos asemeja o nos distingue. Por tanto, creo que también podemos permitirnos emplear ciertos “guiños y puyas comunicativas” que integren esta parte de nuestra vida con sus demás facetas. El mundo no es chato, como nos recuerda Pseudópodo, a cuyo blog llegué por las referencias de Tic616.

Por consiguiente, faltaría a la verdad si dijera que estoy asustado o preocupado. No obstante, algo inquieto sí que estoy, ¡qué carajo! Hace casi un par de años comencé a escribir otro blog y lo dejé tras cinco entradas y tres meses. Habiendo superado ahora la fase transitoria del despegue escribiendo en público, ¿o no?, tengo la impresión de haber entrado en un régimen estacionario que no sé si seré capaz de mantener, y ello si no surge algún cambio relevante que impacte en lo que me quede de vida (¡qué trascendente!). He de reconocer que hace más de veintiún años que aprendí —cuando me divorcié amistosamente de mi primera esposa— que no se debe decir nunca «de este agua no beberé» ni «este cura no es mi padre».

private conversationEl poso que me ha dejado Tic616, con su «ha entrado muy fuerte como blogger» referido al comienzo, es la conciencia de que llegaré a defraudar ciertas expectativas que no era mi intención crear. Y digo que me ha dejado porque lo primero que hizo fue alegrarme por haber despertado una especie de sintonía en un tema al que llevo dando vueltas desde hace más de ocho años (cuando fundé mi segunda empresa). Lo segundo que logró fue que compartiera su ¿espaldarazo, alabanza, elogio, halago…?, gran inyección de ánimo a la postre, con mi querida esposa. Después le mandé un “teletipo directo” de agradecimiento (pero se me pasó decirle que tenía pagadas unas cañas, ¡qué gran fallo!).

A la vista del oscuro día que tuvimos el lunes en Alicante, supongo que me puse a escribir esta entrada en el blog para curarme en salud antes de verme afectado por el “mal de las expectativas defraudadas”, propias o ajenas. ¿Qué nubarrones pueden llegar a este espacio en un futuro más o menos lejano? ¿Falta… de contribuciones interesantes, de tiempo para reflexionar, de ideas para cuestionar, de calidad de análisis, de claridad expositiva, de brevedad atractiva (¡qué peligro!), de amenidad redactora, de comentarios participativos, de buenos modales…? Hmmm. ¡Qui lo sa!

En fin, ya veremos. Se hace camino al andar. Mi interés de partida ha sido ejercitar, articular y proyectar mi pensamiento hacia el futuro mediante el uso de las reglas y términos del lenguaje escrito. No obstante, si hay al menos una pizquita de conversación, será menos aburrido y más provechoso. Aunque no escriba primariamente para provocarla, deseo darle toda la cabida que pueda.

En lo anterior sigo a Jerome S. Brunner, que hace tiempo escribía que «la formación intelectual que hace posible a la postre emplear el lenguaje como instrumento del pensamiento requiere mucho tiempo y un complejo adiestramiento». También que «antes de sentirnos competentes con respecto a los demás o al mundo en general, debemos sentirnos competentes con respecto a nosotros mismos», al igual que manifestaba que «los conocimientos y habilidades acumuladas por la cultura son infinitamente superiores a los de cada individuo».1

Book sculptureAunque Tic616 me llame blogger, no me considero un comunicador en el sentido que a veces se le da en el “mundo de la web 2.0”. Me encaja más verme como una especie de analista comunitario de ciertos fenómenos de entre los que nos circundan. No sé cuántas veces podré publicar algo cada semana (¿1, 3?), pero sí sé que no soy capaz de hacerlo una vez al día. Tampoco sé con qué calidad o extensión, pero sí sé que no lo haré para cumplir con una cuota, o para lograr un fin determinado. Considero que la felicidad vital se consigue transitando por un camino trufado de pequeños retos, superaciones, expectativas, emociones, detalles, interacciones…

Voy a escribir desde una perspectiva híbrida: ocurrencias personales (de una especie de «liberal de buenas costumbres» —como se autoclasificaba una buena amiga que se educó en el Liceo Francés mientras la gran mayoría de su generación iba a colegios religiosos—), pero con algún interés colectivo. No lo voy a hacer buscando audiencia, atención, influencia, comunicación, promoción o entrada en algún club. No obstante, insisto, también me ilusiona el contrastar mis experiencias e ideas con las de los demás. Seguramente así pueda cimentarlas mejor en unos buenos fundamentos (cognitivos y emocionales). Los que se animen a participar en el debate, ¡ouvrez la porte! (y arengados están por Tic616. Por cierto, Alfonso, en este espacio tienen cabida los comentarios y correos “largos”😉

Entiendo que, para la parte de animar el contraste de ideas, debo de aportar un cierto rigor intelectual, y una dosis razonable de estilo, armonía y ritmo. Me inquieta más lo segundo que la primero, pero haré lo que sepa y pueda, aunque observo que mis escritos tienden a superar las 1.000 palabras con mucha facilidad. Pufff… No me van los apuntes cortos.

Para terminar esta declaración de intenciones, que bien podría haber figurado como entrada inicial en lugar de la de «correos largos» (dicho a toro pasado, claro), recomiendo leer el mensaje (en inglés) de Jason Calacanis del domingo pasado. Simpatizo con su punto de vista y trataré de aprovechar su experiencia. Pero claro, lógicamente, no tengo sus problemas para tratar en la “blogosfera” ciertos asuntos de interés común, ni espero tenerlos. Recomienzo ahora un camino que él transitó hace varios años de otra forma.

Por cierto, ¿será largo un correo de 1.588 palabras como el de Jason? ¿Y una entrada de 1425?🙂


[Foto 1: Diario. Flickr, Barnaby]
[Foto 2: Conversación. Flickr, remuz]
[Ilustración 3: Book sculpture; Brian Dettmer. Henar’s Blog]

1 «Desarrollo cognitivo y educación»; J.S. Brunner, 1988. Págs. 108, 112 y 79. 5ª Ed. Ediciones Morata; Madrid, 2004.

5 comentarios to “Inquietudes e intenciones”

  1. JoséM si aceptas mi humilde consejo – no te agobies. Este es tu espacio y lo manejas como quieres. Yo vengo cavilando sobre lo mismo y teniendo las mismas inquietudes hace ya tiempo. La conclusión es siempre la misma: si hago esto es porque me gusta a mi, me sirve de vía de escape, un mundo paralelo si quieres, conozco gente muy interesante, comparto ideas, suelto mis paridas y luego a veces me arrepiento, … me lo paso bien y es intelectualmente retador. El día que no me lo pase bien pues dejaré de hacerlo, intentaré mantener ciertos contactos y ya está. No pasa nada.

    Mientras tanto disfruta y comparte.

    Un abrazo

  2. Muchas gracias. Me ha parecido un sabio consejo, y muy aplicable. Procuraré disfrutar y compartir.

  3. jcmmartin said

    Hola Jose,
    Mi experiencia es poca pero en mi caso buscaba conocer gente, networking y negocio. Al poco me dí cuenta que eso casi viene solo y que lo que más me gusta es la mejora continua sobre lo que escribo, que por cierto me gusta mucho, conocer gente como vosotros que me ofrece otros puntos de vista y que para entenderos hay que estar al día y en el mundo, y esto último es lo más enriquecedor.
    Bajo mi punto de vista, tu calidad de redacción es realmente buena y se nota que tiene mucho en tu cabeza.
    Un saludo y enhorabuena por tu blog.
    Jose Carlos

  4. Alfonso said

    Completamente de acuerdo con Luis, no te agobies. Estoy seguro de que todas las ideas que tienes apuntadas en ese cuaderno valen un quintal. Sinceramente, creo muy enriquecedor leer entradas como las que incluyes y estoy deseando digerir y ayudar a modelar desde mi humilde perspectiva todas las reflexiones que tengas a bien enlatarnos en estas páginas.

    Por cierto, como cosas curiosas en relación a lo de “sixth degrees”, estamos a 3 saltos en LinkedIn.

    Un abrazo y enhorabuena de nuevo por el blog,
    Alfonso

  5. […] Entradas de este cuaderno con alguna relación: Educación: una verdad incómoda, La motivación de cada uno, Inquietudes e intenciones […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: