Blog de JoseMPelaez

Aprendimiento: aprender del entorno con atrevimiento

Valor del ángel

Posted by josempelaez en Viernes, 8 agosto 2008

Especulación sobre las aportaciones de los ángeles inversores en las startups de internet que busquen aprovechar la experiencia existente, y sobre las necesidades iniciales de capital.

He vuelto a leer mis dos entradas anteriores para seguir pensando “en voz alta” sobre un par de interrogantes. Uno son los motivos por los que existen enfoques tan contrapuestos sobre buscar capital externo antes de llegar al punto de equilibrio financiero. El otro es la cuantía del impacto beneficioso que pueden tener los inversores de capital semilla en la valoración de una startup.

internetHabiendo muchos tipos de negocio, me estoy refiriendo implícitamente a los que emplean internet como medio de difusión y entrega del producto. Dada la evolución de la tecnología y las infraestructuras en los últimos diez años, los costes actuales de arranque de empresas en este ámbito son mucho menores que entonces.

Por ejemplo, a mitad de marzo de 2000 se celebró un evento de dos días etiquetado con «Global Internet Summit» en el Hotel Palace de Madrid. Me parece que fue aquí donde un “European Sales VP” de Ariba arengó a los promotores de los portales B2B para que “levantaran” varios millones de euros al cambio y poder pagar así la licencia de su software de compras. Ésta costaba más de uno. Otra cosa es que realmente lo valiera, que no hubo que esperar muchos meses para averiguarlo. Y quien dice Ariba puede también hablar de Commerce One, Manugistics o Descartes.

El escenario actual presenta la ventaja de que hay empresarios o emprendedores con éxito previo y experiencia en internet dispuestos a prestar asistencia desde muy al principio. Aportan tanto o más como tutores que como financiadores. A cambio piden una participación minoritaria. ¿Se va a discutir mucho en este contexto con un cuadro financiero sobre la mesa para valorar esa participación? No me lo parece.

Particularmente siempre he creído más en la empatía de los negociantes que en los planes de negocio. Evidentemente, más aún tras la experiencia de la burbuja y su estallido en las puntocom. Ésta se produjo aunque había muchos planes pagados a tarifa elevada de consultora que nunca se cumplieron (a pesar de que debían de estar muy bien elaborados y presentados).

kawasaki_art-of-startNo voy a cuestionar la importancia de apuntar a la diana si se quiere acertar ya que de muy joven competía en tiro de precisión. No obstante, creo que una hoja de papel tamaño A4, un slidecast con diez transparencias o cinco minutos de video presentación deberían de ser más que suficientes para pasar a los “asuntos empáticos” entre emprendedor e inversor.

Debe de haber numerosos planes de negocio e investigaciones de mercado cuya elaboración demanda mucho más tiempo y dinero que el dedicado por Y Combinator a las empresas que ayuda en cada una de sus rondas. Muchos pueden razonar: ¿qué mejor análisis de inversión podemos hacer que lanzar una prueba piloto de bajo coste (“beta”) en la nueva web e ir reaccionando ante las respuestas?

Mi opinión es que hoy, para empezar a desarrollar una propuesta innovadora, no hace falta mucho capital, pero sí algo de dinero y de ayuda de quien conozca los mercados financieros para poder acometer las futuras “expansiones”.

En la línea de adoptar este modelo de inversiones en «capital semilla», Kevin Merrit, fundador de blist, recientemente ha recomendado a Microsoft el empleo de este enfoque para recuperar el terreno y el tiempo perdido en el nuevo mercado del software en la web. Escribe:

«Google (and Yahoo previously) have been buying up innovative companies before Microsoft has a chance to see them. Microsoft should consider developing its own internally funded Y Combinator like program. It would be similar but different. It might just be the catalyst Microsoft needs to dominate for another couple of decades. […]
Startups need cash, tools, infrastructure and elimination of noise and distraction. Microsoft needs access to innovation and a future generation of folks building software with Microsoft development tools and to be run on Microsoft platforms.»

Para entender mejor sus fundamentos, y aunque sea extensa (± 9.000 palabras), recomiendo leer (al menos en su primera parte) la exposición de Paul Graham (fundador de Y Combinator) sobre cómo las startups pueden proveerse de fondos. Paul sabe bien que algunas no necesitan más que una ayuda para sentar una buena base empresarial y algo de dinero para cubrir sus gastos iniciales. No obstante, muchas tendrán que seguir logrando financiación adicional de los conservadores venture capitalists en distintas rondas, y ellos también les asesorarán durante las negociaciones.

ycombinatorSu capacidad de negociación sobre el futuro y valor de la startup no debe de ser mala a la vista de la comparación que hice el lunes entre Panoramio y Omnisio.

Además, si leemos hasta el final lo que ha escrito Mike Arrington sobre la nueva startup ididwork, veremos que los fundadores de la Expensr vendida a Strands, hace muy poco tiempo, disponen ahora la ayuda de Y Combinator. ¿Será que buscan negociar mejor en su próxima oportunidad? No resultaría nada extraño ya que, en otra nota sobre una nueva herramienta para predecir el valor de una startup, escribe que:

«The key factors in determining likelihood of success are the team, financial factors, the concept and advisors.»

Imagino que este tipo de inversores consejeros distan mucho de ser los referidos por el emprendedor Diego Mariño en su anotación de hace unos meses donde decía «consigue un inversor decente».


[Imagen 1: Poster The Internet. Sebastian Prooth]
[Imagen 2: Transparencia de Guy Kawasaki. whatidiscover]
[Foto 3: Jessica Livingston, from Y Combinator. aliasaria]

2 comentarios to “Valor del ángel”

  1. Alfonso said

    Hola José. En la entrada comentas el valor como inversor o tutor del ángel. Creo que hay otro aspecto igual de importante y es el de facilitador de contactos, capaz de abrir las puertas que tú no puedes porque nadie te conoce. Quizá el peso de este rol no es tan importante en una startup de internet en comparación con una empresa más tradicional, pero creo que sigue siendo un valor diferenciador que hay que considerar cuando se valora al inversor.

    Y ya por pedir, hablando de empatía y valorar al inversor, propongo que te hagan una presentación explicando su experiencia como inversores y qué pueden aportar a tu negocio.

  2. Cuando fundé mi primera empresa, los dos “ángeles” que tenía me abrieron unas dos docenas de puertas, pero no me ayudaron a cerrar ninguna venta tras ellas. Como se trataba de una startup que desarrollaba software para procesos operacionales críticos de negocio, y ellos no nos conocían de tiempo atrás, no se comprometían con el producto, y sus “amigos” lo notaban. Sólo vendimos en alguna de las empresas donde entramos por nuestra cuenta.

    Respecto de que el emprendedor valore al inversor pienso escribir otro día. No obstante, adelanto que opino que sucede como en las relaciones empleador-empleado. Ambos se necesitan ya que resuelven necesidades complementarias. No obstante veo un distingo ya que, en el mercado, hay muchos más empleados que emprendedores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: