Blog de JoseMPelaez

Aprendimiento: aprender del entorno con atrevimiento

Archive for 31 octubre 2008

Las start-ups pueden aprovechar la crisis

Posted by josempelaez en Viernes, 31 octubre 2008

Las épocas de crisis facilitan el terreno de las nuevas empresas que proponen formas nuevas de añadir valor para el cliente o reducir costes de producción. Hay modelos de negocio alternativos que se abren mejor un paso en el bosque cuando la necesidad de reducir costes puede "obligar" a asumir riesgos percibidos como elevados en épocas de comodidad económica.

cascade_waterAyer recreaba un escenario negativo basado en varios análisis sobre cómo la crisis está impactando, o puede hacerlo, en las start-ups. Iban desde el entorno macro al microeconómico. Reconozco que me guardé alguna información para hoy. Sintetizando lo que dejé ayer suspendido en el ambiente, voy a partir de dos ideas en las que trataré de aportar algo. Una se refiere a la mayoritaria coincidencia de opiniones de inversores en start-ups que reflejé, y a mi pregunta sobre si estaremos ante unos análisis basados en «cascadas de información». La otra es sobre la actitud que deberían de adoptar los emprendedores afectados.

Entre las opiniones que no recogí hay una de Rodolfo Carpintier, del que Carlos Blanco es socio en DAD. Es más optimista y compara en su entrada la postura de Altos Ventures con la de Sequoia Capital. Tienen sus diferencias. En ella también hace referencia a Agustín Cuenca, que yo diría que dirige una “empresa de internet” con un modelo de negocio distinto de los referidos, estando entre las empresas que destaca Javier Martín. Javier Giménez, otro emprendedor que creo que está armando en Litebi un proyecto sobre BI en modo SaaS, ha recordado que la oferta de software como servicio es muy adecuada en las crisis

Ayer me referí a lo hecho por Martín Varsavsky preparando a su empresa de infraestructura de internet (FON) antes de que la crisis fuera evidente. También ha escrito que las «start-ups que venden productos virtuales se salvarán». En esta entrada dice:

«Estas empresas, que no dependen tanto de la publicidad, están mucho más protegidas de la crisis. Eso sí, a lo que no son inmunes es a la moda. Pero el modelo de vender productos virtuales que tienen 0 costo es muy interesante, y se acerca al de los juegos tipo World of Warcraft que son los negocios más rentables en la red en estos momentos.»

cloud-computing_cote

Teoría actual sobre el Cloud Computing de Michael Cote

Si nos referimos a productos tangibles, deberíamos de considerar la “destrucción creativa“. El principio schumpeteriano lleva empujando el sistema productivo hacia procesos más eficientes y mejor adaptados a los gustos y necesidades de los clientes desde los tiempos en que se “inventó” la economía. Enfoques como las «marcas blancas», «bajo coste», «producción ajustada», «tienda de autoservicio», «métodos ágiles»… para aumentar eficacia y eficiencia no derivan de la crisis actual. Se pueden racionalizar los procesos productivos o comerciales, modificarlos por completo o prescindir de ciertas partes que se venían haciendo de una manera que no es apreciada por todos los clientes. Esto se ha hecho toda la vida, con exuberancia o con crisis.

Evidentemente, como recuerda Enrique Dans en una entrada de hoy:

«La crisis afecta a todos los negocios salvo a los más puramente contracíclicos, y la red no es una excepción. La congelación de la inversión a la espera de mayores certidumbres hace que todas aquellas ideas en desarrollo que estén en fase de pre-ingresos y dependan de entradas de capital externo lo pasen mal: si tu medida era el “burn rate”, la cantidad de dinero que quemabas al mes para mantener unas actividades con escasa contrapartida de ingresos, te tocará primero darte a la frugalidad más radical, y posteriormente, si no facturas todavía, muy posiblemente cerrar. […]
Sin embargo, la tecnología en esta crisis no ha tenido nada que ver, y de hecho muchos se están planteando que incluso podría venir, en muchos casos, a salvar los muebles: ideas como la virtualización, el “green IT” o el “cloud computing” no dejan de ser, en el fondo, medidas que posibilitan ahorros de costes que en épocas de recesión pueden llegar a tener una importancia crucial.»

coda_igoogle

Pantalla de iGoogle con gadgets de datos financieros de CODA

Considero que estas informaciones permiten centrar mejor en el panorama actual. Es decir, no todas las start-ups, sean de internet o de otros territorios, lo van a pasar mal. Incluso algunas crecerán más rápido. Hay muchas sociedades mercantiles que han nacido como proyectos o sociedades “frugales”, y no conocen otro escenario. Ya he repasado en este cuaderno casos como los de Omnisio y Panoramio. Todas las que ofrezcan un producto sustitutivo o alternativo reduciendo un 50% el coste de algo necesario van a gozar de buenas opciones de nacer, crecer y madurar. Si nos referimos a microempresas de base tecnológica que “no son de internet”, también hay oportunidades por la crisis, como nos contaba Luis en relación con los proyectos de consultoría.

Mirando a empresas tecnológicas bastante más grandes, estoy convencido de que Amazon EC2 va a sacar más partido de la crisis que HPEDS si pensamos en los servicios de infraestructura TIC, donde las empresas tradicionales de outsourcing no van a poder lograr fácilmente los ahorros buscados por sus clientes. Por otra parte, estoy seguro de que empresas de software empresarial con nuevos enfoques, como CODA, lo tendrán menos difícil que SAP a la hora de cumplir con sus objetivos de negocio.

Enrique opina que «sin duda, el acceso a capital se verá sumamente restringido. En épocas recesivas, el capital se vuelve miedoso, y no apuesta al mismo nivel por ideas que, en muchos casos, requieren de “capital paciente” por tener un ciclo de generación de ingresos relativamente largo.» Lo que ocurre es que internet no requiere ya de grandes inversiones al poderse “pagar por uso” en muchos casos. Además, las empresas gastan mucho dinero que no pueden evitar, pero sí pueden derivarlo a propuestas alternativas y novedosas de bajo coste. Hay bastantes personas que saben hacer algo que añade valor o reduce costes a las empresas y ciudadanos en algo que no es fácilmente prescindible. Si se ponen en movimiento con la ayuda que necesiten podrán generar ingresos mediante proyectos mientras desarrollan su producto.

Paul Graham en oficinas de Y Combinator|Anybots (Mount. View, CA)

Considero que no debemos de amedrentar a los emprendedores repitiendo en cascada una información discutible sobre que la restricción del crédito va a impedir despegar a todos los nuevos negocios por igual. Hay bastantes personas que consideran que montar “una empresa de internet” consiste en construir un sitio web (páginas, medio, foro, portal, tienda, exchange, blog, red social…). Esto cuesta cierto dinero, pero luego hay que dedicar mucho más para atraer usuarios a los que cobrarles alguno de sus usos, o para que sirvan de audiencia con la que cobrar a los anunciantes. Si lo que ofrecen no sirve para comer, vestirse, desplazarse o curarse, o para alimentar estos procesos, lógico es que en épocas de crisis nadie quiera arriesgarse a invertir sabiendo que la gente no gastará alegremente durante una buena temporada.

Sin embargo, se puede usar la infraestructura de internet para resolver otras clases de necesidades. Hay bastante gente que se quedará sin un empleo, pero no sin ideas. Las cosas se pueden hacer de muchas maneras, y habrá personas sensatas y motivadas que no encontrarán mejores opciones que las de asumir riesgos y buscar oportunidades en proyectos que tengan más sentido en épocas de crisis que en otras. Opino que cualquiera de ellas que acuda a inversor con una propuesta razonable provocará que éste termine transfiriendo parte de sus Letras del Tesoro a la cuenta de capital de la nueva empresa.

Por cierto, soy de los que creo que una start-up no debiera de plantearse nacer con gastos prescindibles, y que una empresa en “funcionamiento ordinario” tampoco, ¿o sí? El ejemplo de Omnisio me ha recordado el enfoque inversor y propulsor de Y Combinator. Paul Graham, referido por Borja Prieto en su nota sobre la oportunidad de crear una empresa en los malos tiempos, escribe que «If we’ve learned one thing from funding so many startups, it’s that they succeed or fail based on the qualities of the founders. The economy has some effect, certainly, but as a predictor of success it’s rounding error compared to the founders.»

Entradas relacionadas: La crisis bloquea las start-ups, Adquisiciones e inversiones, Decisiones sobre TIC

Posted in emprendedor, finanzas | Etiquetado: , , , , , , | 4 Comments »

La crisis bloquea las start-ups

Posted by josempelaez en Jueves, 30 octubre 2008

Muchos inversores nacionales y extranjeros en start-ups recomiendan no comenzar nuevos proyectos y recortar todos los gastos posibles para poder sobrevivir a la crisis. En este contexto uno podría preguntarse si ello se debe a que los análisis efectuados son tan evidentes que han de ser forzosamente coincidentes. ¿Estaremos ante una "cascada de información"?

El jueves pasado leí una reflexión de Carlos Blanco sobre lo expuesto por su socio Jaime Ferre en el Iniciador de Barcelona celebrado la víspera. Apoyaba la recomendación de «que quien se plantee hoy en día comenzar un nuevo start-up NO debería hacerlo» y hacía una serie de recomendaciones propias de una “economía de guerra”. Para los que no sepan de quiénes escribo, sólo decir que ambos llevan más de una decena de años “emprendiendo en internet” y haciendo “proyectos web”, sea esto lo que sea. Es decir, se trata de personas que saben bien de lo que hablan, aunque creo que se centran en crear contenidos en la web (empezando por los nombres de dominio) que atraigan público al que poner publicidad on-line. Ésta era la materia de la charla cuyo vídeo ha colgado Jordi Bufí, uno de los organizadores del evento.

Sabemos que la economía actual adolece de una extrema falta de liquidez derivada de la desconfianza provocada por las prácticas de muchos bancos, que quisieron hacer crecer mucho sus negocios a pesar de que el precio del dinero fuera bajo. Para ello incentivaron el consumo a crédito, ampliaron el público al que dirigirse y asumieron mayores riesgos en busca de mejores intereses, lo que no es sostenible. 

sequoia_solution

Solución al impacto de la crisis en las start-ups según Sequoia

El analista S. McCoy augura en Cotizalia que el problema de la morosidad va a tener una repercusión mayor de la que se pronostica actualmente. Recuerda que «ciudadanos y nación han vivido y viven, mal que nos pese, de prestado», que es lo que Consultor Anónimo aclara a todos en otra anotación reciente. McCoy comentaba la pasada semana que, según la banca cotizada, para que la morosidad creciente no se transforme en un problema serio, el depósito tendría que crecer muy por encima del crédito. Sin embargo, él advierte que eso:

«mete a la economía en un círculo vicioso que supone el caldo del cultivo idóneo, ante la asfixia ciudadana y empresarial derivada de la falta de financiación, para un deterioro mayor y más rápido de la economía que eleve el paro, retraiga el consumo y auspicie nuevos procesos de impago, incluso entre clientela en apariencia solvente. Un esquema letal para la propia banca tal y como concluía este domingo El País en esta muy interesante pieza: La falta de crédito ahoga a las empresas

El artículo de El País referido recoge que Javier Gómez-Navarro, el presidente de las Cámaras de Comercio, «cree que más que el riesgo, lo que ha cambiado “dramáticamente” es la evaluación del riesgo que hacen bancos y cajas.» McCoy, en otro artículo previo titulado Cuidado, ¡Avalancha!, escribe que «mientras nademos en la incertidumbre, lo mejor sigue siendo extremar la prudencia, conservar la calma y mantener claros los criterios de necesidades de liquidez, rentabilidad, riesgo, rentas y fiscalidad que deben ser el ABC de cualquier inversión.» 

Supongo que este tipo de análisis es el que indujo a Martín Varsavsky a escribir sobre la recomendación de Sequoia a sus empresas participadas acerca de cómo prepararse para los tiempos que se avecinan. Jesús Monleón considera que la falta de liquidez va a afectar mucho a la financiación de los emprendedores ya que los fondos de capital riesgo no van a invertir y, si lo hacen en algún caso concreto, será reduciendo la valoración de la empresa. El ya citado Carlos había escrito «el que tenga un duro que lo guarde» en referencia a una frase pronunciada por Luis Martín Cabiedes. Por su parte, y al hilo de una frase atribuida a Warren Buffet sobre que «cuando baja la marea se ve quien está en pelotas», Alejandro Suárez contaba su experiencia preparando a una de sus empresas para lo que iba a venir.

No voy a repetir aquí el razonamiento clásico sobre los problemas vistos como oportunidades. Lo cierto es que hay más solidos que líquidos en los flujos económicos actuales, y que ello está afectando mucho a los planes de las empresas.

the-economist_joke

«The markets», from The Economist, 1987. (Vía TodoOnDemand.es)

Parece lógico que los gobiernos quieran romper cuanto antes está dinámica recesiva, y que intenten conseguirlo de la mejor forma posible sin cargarse el principio del “riesgo moral”. Otra opción sería ponerse a discutir sobre si están sabiendo hacerlo. O sobre si deberían de hacerlo. No son pocos los que, como Fernando Herrera, consideran que los intervencionismos económicos son las causas de la probreza. McCoy titula otro de sus artículos sobre la convocada reunión del G20: «Será para redefinir el papel de los políticos, ¿no?» Añade, «¿Una cumbre? Correcto, si sirve para arreglar el desaguisado que los propios políticos han creado. Pero con una segunda derivada; la necesaria reforma posterior del papel de los gobernantes.»

No voy a recordar que es muy cuestionable que los índices bursátiles sean un buen termómetro de la economía productiva. Opino que la teoría de los mercados eficientes para establecer dinámicamente los precios de los activos negociados según oferta y demanda se trunca cuando la realidad introduce sus imperfecciones y fricciones. Ahí tenemos al presidente del ICO defendiendo que no es bueno que sepamos qué bancos van a recibir nuestro dinero para poder cumplir con sus obligaciones ya que la información tiene “efectos secundarios” en los mercados (¿?).

Para no desviarnos demasiado de mi propósito inicial, me limitaré ahora a reflejar que hay economistas bastante conocidos, como Xavier Sala i Martín, que, al analizar esta crisis financiera, afirman que los gobiernos no se enteran de nada. También escribe que las aportaciones de otros colegas, como Stiglitz, «demuestran de una vez por todas que la obtención del premio Nobel no vacuna al galardonado contra la capacidad de decir tonterías.»

En este contexto, ¿a quién podemos o debemos de hacer caso los emprendedores? Las start-ups no son realmente microempresas o pequeñas empresas en la clasificación económica, sino compañías fundadas pocos meses o años atrás que aspiran a crecer conquistando terreno a las bien establecidas compitiendo de otra manera. En muchas de ellas, bastantes de sus empleados han de asumir cierto riesgo al ligar su compensación a los resultados a largo plazo.

¿Hasta dónde tendrán razón las posturas difundidas por muchos suministradores de capital riesgo al amparo de los análisis económicos sobre la crisis? Mis reflexiones sobre ello voy a dejarlas para una entrada posterior.

Entradas relacionadas: Crédito liquidador de operacionesGustos en startupsAdquisiciones e inversiones, Visibilizar los ingresos

Posted in emprendedor, finanzas | Etiquetado: , , , , , , | 3 Comments »

Dar moral al personal

Posted by josempelaez en Sábado, 25 octubre 2008

Puede que lo de motivar a los empleados provenga de la necesidad de «dar moral a las tropas» para que vayan a luchar, y a morir si es preciso.

declaracion_militarViendo las noticias de tve1 esta mañana, he escuchado una frase del Jefe del Estado Mayor de la Defensa que había viajado a Herat (Afganistán) para visitar a las tropas españolas allí desplazadas. Decía que había ido para «tratar de darles moral, decir que estamos siempre pendientes de ellos y, por supuesto, ver in situ las cosas que se pueden mejorar ».

Lo de “dar moral” me ha recordado lo tratado ayer en mi entrada sobre «motivar a los empleados». ¿Por qué? Pues será porque, al conectarse las neuronas que conservo activas de cuando hice el servicio militar con las que tenía encendidas desde ayer, se me ha “ocurrido” también lo de que «aquellos polvos trajeron estos lodos».

Como la empresa ha copiado muchas cosas de la milicia (logística, estrategia, táctica, organización jerárquica, misión, cadena de mando, comando y control…), quizá lo de motivar provenga de dar moral, arengar… a unas tropas reclutadas mediante levas de mozos que no tendrían muchas ganas de ser “carne de cañón” en las batallas de los siglos XVIII y XIX.

En la Edad Media, al menos, los soldados aspiraban a cobrarse un buen botín al rapiñar los bienes de los vencidos. Además, todavía no se habían inventado las armas de fuego que tantos estragos harían luego en las formaciones cerradas de combatientes, tradicionales en los tiempos de la lucha con flechas, lanzas,  espadas y cargas de caballería.

Quizá, lo que nos haya quedado de aquellos tiempos sea que, si no estimulas o incentivas convenientemente a los empleados, no puedes esperar que salgan de motu proprio a batallar con los competidores por el logro triunfos en los teatros de operaciones que constituyen los mercados donde deciden los compradores.

napoleonic_war_gun1Bueno, no sé. Las declaraciones del general Jose Julio Rodríguez, al referirse a estar pendientes de las tropas, me han recordado un precioso y estimulante poema que también he escuchado esta mañana parcialmente de boca de Paco Álvarez Molina en el programa de Rne «No es un día cualquiera». Por cierto, es un economista muy recomendable, aunque sea demasiado socialdemócrata para el gusto de algunos, que no para el mío.

Habla de prohibiciones, ilusiones, héroes, responsabilidades, aprendizajes, amistades… Me ha gustado mucho, además de que viene muy al pelo de estas dos últimas anotaciones, y por eso lo pego seguidamente:

QUEDA PROHIBIDO

¿Qué es lo verdaderamente importante?,
busco en mi interior la respuesta,
y me es tan difícil de encontrar.

Falsas ideas invaden mi mente,
acostumbrada a enmascarar lo que no entiende,
aturdida en un mundo de falsas ilusiones,
donde la vanidad, el miedo, la riqueza,
la violencia, el odio, la indiferencia,
se convierten en adorados héroes.

grenadiers_attackMe preguntas cómo se puede ser feliz,
cómo entre tanta mentira se puede vivir,
es cada uno quien se tiene que responder,
aunque para mí, aquí, ahora y para siempre:
queda prohibido llorar sin aprender,
levantarme un día sin saber qué hacer,
tener miedo a mis recuerdos,
sentirme sólo alguna vez.

Queda prohibido no sonreír a los problemas,
no luchar por lo que quiero,
abandonarlo todo por tener miedo,
no convertir en realidad mis sueños.

Queda prohibido no demostrarte mi amor,
hacer que pagues mis dudas y mi mal humor,
inventarme cosas que nunca ocurrieron,
recordarte sólo cuando no te tengo.

Queda prohibido dejar a mis amigos,
no intentar comprender lo que vivimos,
llamarles sólo cuando les necesito,
no ver que también nosotros somos distintos.

Queda prohibido no ser yo ante la gente,
fingir ante las personas que no me importan,
hacerme el gracioso con tal de que me recuerden,
olvidar a toda la gente que me quiere.

Queda prohibido no hacer las cosas por mí mismo,
no creer en mi dios y hacer mi destino,
tener miedo a la vida y a sus castigos,
no vivir cada día como si fuera un último suspiro.

Queda prohibido echarte de menos sin alegrarme,
olvidar los momentos que me hicieron quererte,
todo porque nuestros caminos han dejado de abrazarse,
olvidar nuestro pasado y pagarlo con nuestro presente.

Queda prohibido no intentar comprender a las personas,
pensar que sus vidas valen más que la mía,
no saber que cada uno tiene su camino y su dicha,
pensar que con su falta el mundo se termina.

Queda prohibido no crear mi historia,
dejar de dar las gracias a mi familia por mi vida,
no tener un momento para la gente que me necesita,
no comprender que lo que la vida nos da, también nos lo quita.

Alfredo Cuervo Barrero ® Contrato Coloriuris

Nota: Este poema se mueve por correo y se encuentra en internet mal atribuído a Pablo Neruda. En la misma situación hay otros dos: «Muere lentamente» y «Nunca te quejes».

Entradas relacionadas: La motivación de cada uno

Posted in gestión | Etiquetado: , , , , , | 1 Comment »

La motivación de cada uno

Posted by josempelaez en Viernes, 24 octubre 2008

La motivación y el compromiso de los empleados son caballos de batalla recurrentes. Considero que la clave motivacional hay que buscarla en el interior (empleado), y no en el exterior (organización). Sostengo la opinión que, si motivas a un empleado, en realidad lo estás manipulando.

motivational_coffee

¡Ésta es una gran compañía! Nos da el mejor café del mundo, lo que es un gran motivador para nuestra ética del trabajo.

Luis ha escrito en Tic & Tac al hilo de una anotación previa que quiere «hacer algo constructivo. Al más puro estilo 2.0, me gustaría hacer una lista, entre todos, de los elementos que os motivan, motivaron u os motivarían como empleados.» En mi caso, siendo uno de los que comentó en la entrada referida, debe de aplicarme lo de “los elementos que os motivaron”.

Salvando lo de que «nunca digas de este agua no beberé», o lo de «este cura no es mi padre», no tengo planes de emplearme nuevamente después de haberlo hecho durante 23 años, y de haber trabajado otros 10 como microempresario en dos etapas (inicial y final), situación en la que ahora me encuentro muy a gusto. Ello no quiere decir que esté satisfecho, como intentaré explicar en los párrafos siguientes.

Durante los años en que he sido un empleado más o menos cualificado como técnico o gerente, he trabajado a jornada completa en España para siete empresas y una institución en varias áreas funcionales y diversos roles. No voy a contar las actividades complementarias en los “pluriempleos” (asesoría, docencia). 

8 organizaciones en 23 años
ORGANIZACIÓN PEQUEÑA MEDIANA GRANDE
NACIONAL ITCSA (1) ICSA (1,5) Dragados (1), UPM (2,5), EASA (5,5)
EXTRANJERA ——— ——— Digital (6,5), CSC (1,5), Exel (3,5)

Comencé con 22 años y “renuncié a mi empleabilidad” a los 46,5 para volver a ser empresario. He residido un año en Sevilla y los demás en Madrid, viajando bastante en 3 de las 7 empresas. La segunda mitad de los años he estado empleado como directivo en multinacionales (2 estadounidenses y 1 británica). En dos de éstas tuve acceso al plan de opciones sobre acciones, que utilicé como complemento retributivo. Ahora sólo soy accionista de mi microempresa.

Bosquejado el escenario donde han transcurrido mis particulares experiencias como empleado, diré que soy el primogénito de unos padres trabajadores con largas jornadas ejerciendo profesiones liberales (medicina y podología), y que me empleé en una gran constructora un año antes de terminar mis primeros estudios universitarios para conocer el mundo laboral.

glaciers_change_landscape

Hay entornos vitales que cambian despacio

Ahora, habiendo echado la vista atrás, y para intentar contribuir con una lista al propósito de Luis, paso a preguntarme: ¿qué ha ido motivando mis cambios?

Lo primero que se me ocurre es que el motor primario debe de provenir de mi deseo de conocer cosas nuevas dentro de las que me atraen: práctica del pensamiento conceptual, descubrimiento del entorno físico, conocimiento del medio socioeconómico y construcción de algo que funcione, sea tangible o no.

La ciencia aplicada siempre me ha interesado mucho más que el arte o el derecho. Las reglas, normas, hábitos y tradiciones no han merecido nunca mis mejores aprecios.

Busco comprender las cosas aplicando la lógica. Disfruto con «el gozo intelectual», el logro de objetivos y la resolución de los problemas que surgen inevitablemente. Siempre he querido aprender para tratar de acertar más veces de las que falle y, en especial, para sentirme libre. No me gusta que me digan lo que tengo que hacer, aunque he recibido y cumplido muchas órdenes o instrucciones (en casa, colegio, campo de juego, servicio militar, empresa…)

Es como si me moviera por estar permanentemente insatisfecho con mi situación de cada momento, o la de las personas que aprecio en mi entorno, y de ello surja el que necesite hacer algo para modificarlas.

He tenido cerca constantemente libros, revistas o apuntes que leer o consultar, fuera en casa o en la biblioteca. Ahora empleo mucho más la web para esto último. De adolescente me llamaban mucho la atención las matemáticas, física, química, biología, geografía e historia. Tiempo de trabajo aparte, en el que siempre he buscado hacer lo que me gustaba, ahora dedico tiempo a la psicología, filosofía y narrativa.

Nunca he esperado que alguien me motivara, aunque no he dejado de agradecer las orientaciones, ayudas o reconocimientos. Siempre he tenido cosas que hacer, en casa y en la oficina.

library

Las conductas dependen del conocimiento y los valores

Aclaro que entiendo la motivación como un factor que es parte de la inteligencia que vamos desarrollando a través del aprendizaje. Tiene mucho que ver con el deseo, la necesidad, el estímulo, la tendencia, el móvil, el impulso o la ocurrencia filtrada que desencadena la acción tras una decisión voluntaria… En este punto debo precisar que ahora suelo emplear la siguiente definición de inteligencia:

«Capacidad de un sujeto para dirigir su comportamiento, utilizando la información captada, aprendida, elaborada y producida por él mismo» [José Antonio Marina en «La inteligencia fracasada». Editorial Anagrama. Barcelona, 2004. Página 16]

Cuando he cambiado de “puesto de trabajo” y de entorno laboral —17 veces; 6 sin cambiar de empresa— ha sido por uno de estos tres motivos:

  • me encontraba muy solo o me estaba aburriendo haciendo algo que ya era demasiado rutinario para mi “motor cerebral interior”,
  • había alguna incoherencia en el entorno que condicionaba la obtención de logros, y que no había sido capaz de resolver,
  • mi entorno cambiaba sin haberlo previsto, y surgían nuevas obligaciones o necesidades (otras tareas, compromisos, normas, gastos, ingresos…)

Habiendo sentido la necesidad de cambiar, siempre he pensado dónde me convendría ir para conseguir lo que me faltaba, salvo en dos ocasiones en que vinieron a buscarme. En cualquier caso, cuando cambié nunca fue por recibir una oferta tentadora, sino porque no me sentía suficientemente bien donde estaba a corto o medio plazo.

Los factores más críticos que valoré en los cambios fueron si:

  • la nueva actividad me dejaba ciertos grados de libertad para actuar, y si la responsabilidad y retribución que llevaba aparejadas eran consistentes (“según mercado”),
  • el entorno me permitiría aprender nuevas cosas apoyándome en las que ya conocía para poder controlar los riesgos de fracaso,
  • el jefe y los colegas de trabajo compartían los valores que yo tenía, y si nos podíamos ayudar o complementar mutuamente.
irreversible_commitment

La automatización transformará derechos de trabajadores

Bueno, no sé si este apunte ayudará mucho en la confección de “Lista de Luis”, pero no iba a escribir tan sólo que no soy partidario de la “motivación exterior”, parafraseando al cura del chiste que dice que no es partidario del pecado. Opino que hay unos “móviles interiores” que hay que aprender a conducir por el camino de la vida profesional, y personal en general, especialmente cuando eres muy pequeño.

Hace varios años que dejé de enseñar y de dar demasiado valor a los modelos de organizational management, incluyendo las teorías debidas a Maslow, Herzberg, Adams, Vroom, McGregor, Ouchi, McClelland, Alderfer, Skinner, Goldratt, Immelman, Pérez López… en el campo de la motivación de los empleados en la empresa. ¿Motivos? Nunca los he visto funcionar bien en las organizaciones en que he trabajado o contribuído a fundar, sin querer ello decir que no tengan sus buenos fundamentos aprovechables.

Rafa, que también está en esta conversación, acaba de añadir otra experiencia. No aportamos datos científicos a los que tiene Luis, pero creo que sirven para ilustrar algo que no marcha por mucho que se practiquen los modelos predicados hasta la fecha.

Por mi parte, sin dejar de emprender, trato de ponerme al día en campos como la neurociencia, la psicología evolutiva y la filosofía. Quizá haya suerte y se me ocurra algún marco más aplicable dentro de un tiempo 🙂 Hay muchos otros que buscan resolver el problema de la motivación laboral introduciendo cambios de otra naturaleza.

Mientras tanto, sigo leyendo y buscando en mi entorno. Gozo cuando descubro comprensiones compartidas como la de que «para motivar, tenemos que manipular, consentidamente o no, al individuo». Disfruto cuando pensamos entre varios. Querido Luis, over to you.

Entradas relacionadas: Gestionar talentos comerciales, Pidiendo mimos, La motivación de los talentos

Posted in gestión | Etiquetado: , , , , , , | 16 Comments »

Lo que hay que leer…

Posted by josempelaez en Jueves, 23 octubre 2008

No dejo de sorprenderme ante los nacionalismos, las descalificaciones personales y los lugares comunes. Si queremos ir a un sitio, ¿no tendremos que pedirlo?

Ando con más follón que en semanas precedentes, pero he tratado de no dejar muchas lecturas pendientes aprovechando los descansos al cambiar de actividad. He ido guardando algún texto con la idea de escribir sobre él en el futuro, pero, para no perder la concentración, he sabido resistir hasta ahora la tentación de ponerme a teclear sobre la marcha. Esta mañana he impartido un curso que tenía pendiente y, cuando esta tarde me he dedicado un rato a la actividad de relajación (a lo que saliera, sin planificarlo), he leído un par de cosas que me han llevado derechito a abrir el editor HTML sin más contemplaciones.

zapatero_sarkozyPrimero he leído en Gurusblog que «España no es invitada a la cumbre del G-20». Yo, al estilo de lo que parece que ha dicho Solbes, so what? (Y si el ministro no lo ha dicho, pues yo sí). Parece que mi colega (ex alumno del master del IESE o del IE) Gurus Hacky se ha mosqueado porque no inviten “a España” a la reunión del “Equipo A” que promueven los capitanes Bush y Sarkozy (yo entiendo que los debe de considerar “poderosos” o “influyentes”). Escribe:

«No es que España no pinte nada en el panorama económico mundial…. es que sencillamente somos absolutamente sacrificables. […] En fin, tenemos que tenerlo claro, no es que nos tengan manía, o pintemos poco… es que somos sacrificables. Así que agarraos los machos porque ni Dios se va a preocupar por España.»

Ya sin negrita, dice que «puede saber mal que no nos inviten, pero un poco de dignidad, si a mi no me invitan a una fiesta, me puede saber mal, pero no me humillo de esta manera y menos lo hago en publico…». En los comentarios aclara que «la crítica va por la pataleta pública de nuestro presidente que me parece humillarse en vano. Aunque ahora te inviten a la cumbre, ya estás retratado cómo al que invitaron a la fiesta porque se puso a llorar porque no lo invitaban.»

A estas alturas de mi vida tengo pocas cosas claras, pero entre ellas está el que me importa un bledo lo que diga el gobierno de turno, ya lo dirija Rodríguez Zapatero o Aznar López. Otra cosa es lo que haga el susodicho gobierno de turno, y de todos los que se dejen mangonear.

Además, si al señor presidente no le invitan, pero quiere ir a explicar lo bien que funciona la regulación bancaria en España, o a «participar en esta cita internacional “en primera persona”», o a darle en las narices a la oposición aprovechando las horas finales del presidente Bush, o a ver si practica su inglés para mejorar el del presidente Botín, pues que lo intente. Para eso tiene que pedirlo, y mejor si lo hace en público.

aznar_cambio-climaticoA ver si ahora va a resultar que ser asertivo es humillarse o menospreciar al que jamás debiera de haber llegado donde lo hizo, del que no sólo se desmarcan algunos españoles del gobierno de turno; también lo hacen sus correligionarios Powell y McCain, por ejemplo. O va a ser arrastrarse o mendigar, como opinan otros sin recordar lo obtenido por el “pedigüeño” González Márquez. ¿Es que los hidalgos españoles tienen que avergonzarse de solicitar lo que creen haber merecido? En el barrio de Chamberí siempre hemos dicho que «quien no llora no mama», y que «el que no se anuncia no vende».

Pues dejadle que lo pida si le apetece ir a los EE.UU. a retratarse y jugar con la “caca de la vaca“. Ahora bien, ¿quién se tiene que preocupar de esta península, además de los ciudadanos del montón que tratamos de vivir en la tierra que antaño fuera el Occidente del clásico Mare Nostrum y ahora tan solo es donde hemos nacido o venido? ¿Dios, Bush, Sarko, ZP, Aznar, el primo de Rajoy…?

Pues todos y cada uno de nosotros. Por cierto, que yo ahora tengo claro que prefiero disfrutar de la que me quede en ella paseando a la luz del sol de Alicante y sus alrededores —antes de que cambiemos el clima si seguimos despreciando los datos existentes—, mientras trato de gozar con la ciencia y el sentir de las buenas compañías (reales y virtuales). Si los financieros no se pulen antes mis ahorros, intentaré también viajar por otros lares como voluntario, o simplemente como turista que intenta pasar del “consumo industrial”.

[Disclaimer 1: He estado dos quincenas en Florida y lo he pasado estupendamente. No me parece que se viva nada mal por aquellos pagos, aunque haya quien se mosquee con ciertas industrias 🙂 ]

naomi_klein_colbertnation_081002Por mí, «la potente industria de valor añadido, y con implicaciones de entidades financieras de ámbito global, [… y las] materias primas + fabricas de bajo costo», que parece añorar mi colega en su entrada, pueden quedárselas los del G20 mientras nosotros “inventamos” mejores maneras de vivir sobre los valores naturales, sin añadirles nada [actualización] que no mejore nuestra civilidad (más cultural que natural).

Si entre el “valor añadido” se encuentran la liquidez de las finanzas y la persuasión del marketing, ya empieza a leerse cómo gente con experiencia en “añadir valor”, como Seth Godin, opina que hay que volver a las tribus. Naomi Klein, por su parte, pide que estemos preparados para que los líderes no se aprovechen de nosotros en momentos de crisis. “Pues mire usted”, que diría mi tocayo del gobierno de turno, me interesa más lo que cuenta esta pareja que lo que puedan decir los del “Equipo G” en sus cumbres, o los tertulianos de cada día en su medios.

[Actualización: Consultor Anónimo ha publicado una opinión cercana a la de Gurus Hacky]

La segunda cosa a la que me referí al principio voy a dejarla para otro momento. En su lugar, y para terminar con mejor humor que el de como empecé, publicaré aquí lo que me acaba de llegar por correo-e de uno de los amigos que me provee de “material viral”.

[Disclaimer 2: Mi primer trabajo remunerado cotizando a la Seguridad Social fue en la Construcción, y en  Alicante].

Está relacionado con una de las mejores “industrias españolas” ya que lo titulan «La verdad del mercado inmobiliario». [Actualización: tras buscar un poco he visto la broma publicada en un sitio ruso en enero de 2007]

Entradas relacionadas: Planeando tiempo para vivir con saludCrédito liquidador de operaciones


Tu casa vista por…

 

Tí:


El Comprador:


El Banco:


El Tasador:


La Agencia Tributaria:

Posted in finanzas | Etiquetado: , , , , , , , | 8 Comments »