Blog de JoseMPelaez

Aprendimiento: aprender del entorno con atrevimiento

La política del cambio de ritmo

Posted by josempelaez en Viernes, 10 abril 2009

Me incomodan los discursos vacíos y las metáforas que, en vez de ofrecer explicaciones, pretenden rehuirlas y provocan contradicciones. Considero que la rueda de prensa donde se ha anunciado el último cambio de gobierno español es un ejemplo de ello. Me disgustan los políticos que ocultan sus motivos y pretenden confundir a los electores.

seis_nuevos-ministros

Seis nuevos ministros (e-Noticies 090407)

Pareciera que «el cambio de ritmo», una expresión que antes asociaba a las carreras moteras y a las atléticas de fondo, fuera a tener también otro significado. ¡Qué frases retóricas emplean algunos amantes del espectáculo y el deporte cuando viven de la política y quieren anunciar decisiones de forma ininteligible!

R. Zapatero la empleó el martes para justificar su cambio de gobierno, como si ella explicara sus motivos para hacerlo sin que el anterior tuviera un año. Alguno de los seis nuevos ministros la repitió durante el traspaso de cartera. ¿De verdad creerán que este recurso de corredor es una fórmula efectiva para «luchar contra la crisis»? Los que han decidido salir deben de pensar que hay que ir por otro camino.

Recibidos los testigos en la víspera de varios días festivos, R. Zapatero dijo que los recién nombrados o confirmados se pondrán a trabajar de inmediato. No van a poder compartir estas jornadas de descanso con sus familiares y allegados. ¡Es lo que demanda «el cambio de ritmo»!

Me parece bien que se remanguen y suden la camiseta para tratar de cumplir productivamente con sus nuevos compromisos. No obstante, veo que eso es incoherente con ciertas políticas socialistas. Me refiero a la de ayudar a los que no trabajan para que puedan vivir de los impuestos de los que lo hacen o ahorran. También a la de impulsar la conciliación de las vidas laboral y familiar —como si fueran vidas separables— imponiendo nuevos costes al empleo.

Escribiendo en tiempos pascuales, lo de las vidas varias me lleva a las creencias, como la reencarnación o la vida del “más allá”. Yo también creo en que es mejor vivir sin trabajar y sin sufrir algún desdoblamiento mental. Con esta tesitura, considero que nuestra economía se apoya todavía en algunas proposiciones más propias de las religiones que de las ciencias.

chaves-sudando-camiseta

Chaves paseando el Jueves Santo (©José Carlos, El Mundo 090410)

Lo que ocurre es que éstas enseñan que necesitamos consumir energía. Por lo tanto, algo debemos hacer para ganarnos el sustento, aunque también cabe lograr que otros lo hagan por nosotros. Esto puede conseguirse capitalizando excedentes e invirtiendo, o redistribuyendo rentas mediante exacciones.

También nos explican que la conciliación entre necesidades y aspiraciones demanda disponer de una “buena cabeza”. No basta una que sólo sirva para sustentar el pelo o una gorra. Ello implica aprender a comprender y elaborar las ideas ajenas y propias hasta alcanzar un cierto de grado de inteligencia a base de mezclar las personalidades recibida, adquirida y elegida.

En este escenario hay dos cuestiones que me planteo. Una es si el buen gobierno, la legislación, el paternalismo y el control podrán llegar a reemplazar una buena educación en ciencia, ética y arte. La otra es si nuestros gobernantes debieran de ser más personajes políticos que directivos profesionales. Abogo por sendos noes.

No me gustan los que se apuntan veinteañeros a las listas de un partido político y, cuando son elegidos, se limitan a repetir que el diálogo, el acuerdo, el trabajo y la ayuda sociales, junto a las obras públicas y la cooperación territorial, son las mejores recetas para tratar nuestras dificultades económicas. ¿Cómo se financian y concretan estas generalidades?

Prefiero a los profesionales que señalan objetivos alcanzables, conocen técnicas eficaces, saben identificar las causas de los problemas y pueden explicar las acciones para resolverlos a medio y largo plazo. No creo que puedan resolver ningún dilema los que parten de una mala comprensión del enunciado, emplean un modelo deficiente, realizan un análisis insuficiente y proponen medidas poco coherentes.

Paco Vázquez presentando cartas crdenciales como embajador en el Vaticano (Protocolo.com 060520)

Vázquez presentando sus credenciales (Protocolo.com 060520)

El Jueves Santo escuché en RNE una entrevista a Paco Vázquez, el actual embajador español enviado por R. Zapatero al Vaticano. Antes fue senador, alcalde de La Coruña y presidente de la FEMP. Con 63 años cumplidos ese día (los de Manolo Chaves), se sigue considerando un “socialista por la gracia de Dios”.

El ilustre político gallego comenzó refiriéndose al «poderoso caballero es don dinero» de Quevedo. Consideró que esta crisis económica la habían generado los «manipuladores del dinero», expresión que empleó para no calificarlos de timadores porque, señaló, alguno estaba ya encarcelado. Declaró que afectan tanto a nuestra convivencia social como los iraníes que construyen armas nucleares.

También defendió la postura del Papa sobre el preservativo y el aborto. Arguyó que el credo expresa implícitamente que alma inmortal nace en el momento de la concepción. ¿Podremos resolver nuestros problemas terrenales argumentando con esta clase de premisas, razonamientos y conclusiones?

Entradas de este cuaderno con alguna relación: Creatividad y crecimiento económico.

Suscribirse a las entradas de este cuaderno mediante un lector.

3 comentarios to “La política del cambio de ritmo”

  1. […] La política del cambio de ritmo […]

  2. […] La política del cambio de ritmo […]

  3. […] La política del cambio de ritmo […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: