Navegar hacia las nubes de datos

El reciente nombramiento de un director de sistemas de información en el nuevo gobierno estadounidense me permite relacionar otra vez el software y la política. Los criterios que han impulsado la mejora y el acceso a los datos también conducen a potenciar el uso de aplicaciones web que saquen partido de la «computación en la nube». Este enfoque puede trasladarse fácilmente a otros terrenos donde deben cooperar diversas entidades, como el de las «cadenas de suministros».

Anuncios

Nudos entre comunicaciones

Las redes de ordenadores siguen incrementando su protagonismo en la sociedad y culturas actuales. A sus usos en proyectos científicos y aplicaciones técnicas con presencia en los medios de comunicación hay que añadir el empleo extensivo de internet para diseminar mensajes de forma distribuida. Las innovaciones en la conectividad entre unidades de procesamiento de información permitirán avances que pocos pueden intuir, pero algunos sí que los ven, y la «tercera cultura» ayudará en su difusión.

Captura de datos en la nube

El comercio, la banca, la sanidad, la industria… han estado utilizado terminales de captura de datos desde hace varias décadas. La difusión del empleo de internet está suponiendo una estandarización significativa de las telecomunicaciones cableadas e inalámbricas de toda clase de dispositivos. Ello potenciará el aumento de los datos a procesar que, a su vez, conducirá al desarrollo de nuevas aplicaciones que puedan aprovechar las grandes posibilidades de la computación en la nube.

Conmutación a la nube

En la entrada previa comenté un par de informaciones periodísticas sobre dos materias técnicas que creo que van a representar un papel muy relevante en el futuro de internet: la banda ancha sin cables (Wi-Fi 2.0, ya sea TV white space o WiMAX) y la computación distribuida (grid computing). En ésta trato de aclarar los distingos entre las informáticas de la “cuadrícula” y de la “nube”, además de referirme a algunas desventajas y ventajas de la segunda.

El «espacio blanco» de la televisión

Recientemente han aparecido dos noticias muy relevantes para el futuro de internet. La primera fue la puesta en servicio de la infraestructura de computación grid impulsada por el CERN de Ginebra. La segunda ha sido la reciente liberación de una parte del espacio radioeléctrico que ocupaba la TV analógica. Ambas pueden bien llevarnos a una “nueva internet”.

Sistemas operativos en la web

Los ingenieros de Google han querido brindar una herramienta de navegación para la web de hoy y de mañana. Las aplicaciones que cada vez ocupan más tiempo de navegación necesitan apoyarse en un “navegador” más rápido, robusto y seguro. ¿Estaremos asistiendo al nacimiento de un nuevo “sistema operativo” de la web?

Terminales ubicuos para navegar

El mayor seguimiento de los estándares de navegación en la web que va a promover la nueva herramienta Chrome de Google facilitará el abaratamiento y ubicuidad de terminales de acceso. Ello comportará otros beneficios adicionales, sobre todo a medida que se incremente la actividad en la «mobile web» que, además de una cierta conveniencia de uso, también promueven las operadoras de telecomunicaciones.