Blog de JoseMPelaez

Aprendimiento: aprender del entorno con atrevimiento

Posts Tagged ‘dinero’

Las start-ups pueden aprovechar la crisis

Posted by josempelaez en Viernes, 31 octubre 2008

Las épocas de crisis facilitan el terreno de las nuevas empresas que proponen formas nuevas de añadir valor para el cliente o reducir costes de producción. Hay modelos de negocio alternativos que se abren mejor un paso en el bosque cuando la necesidad de reducir costes puede "obligar" a asumir riesgos percibidos como elevados en épocas de comodidad económica.

cascade_waterAyer recreaba un escenario negativo basado en varios análisis sobre cómo la crisis está impactando, o puede hacerlo, en las start-ups. Iban desde el entorno macro al microeconómico. Reconozco que me guardé alguna información para hoy. Sintetizando lo que dejé ayer suspendido en el ambiente, voy a partir de dos ideas en las que trataré de aportar algo. Una se refiere a la mayoritaria coincidencia de opiniones de inversores en start-ups que reflejé, y a mi pregunta sobre si estaremos ante unos análisis basados en «cascadas de información». La otra es sobre la actitud que deberían de adoptar los emprendedores afectados.

Entre las opiniones que no recogí hay una de Rodolfo Carpintier, del que Carlos Blanco es socio en DAD. Es más optimista y compara en su entrada la postura de Altos Ventures con la de Sequoia Capital. Tienen sus diferencias. En ella también hace referencia a Agustín Cuenca, que yo diría que dirige una “empresa de internet” con un modelo de negocio distinto de los referidos, estando entre las empresas que destaca Javier Martín. Javier Giménez, otro emprendedor que creo que está armando en Litebi un proyecto sobre BI en modo SaaS, ha recordado que la oferta de software como servicio es muy adecuada en las crisis

Ayer me referí a lo hecho por Martín Varsavsky preparando a su empresa de infraestructura de internet (FON) antes de que la crisis fuera evidente. También ha escrito que las «start-ups que venden productos virtuales se salvarán». En esta entrada dice:

«Estas empresas, que no dependen tanto de la publicidad, están mucho más protegidas de la crisis. Eso sí, a lo que no son inmunes es a la moda. Pero el modelo de vender productos virtuales que tienen 0 costo es muy interesante, y se acerca al de los juegos tipo World of Warcraft que son los negocios más rentables en la red en estos momentos.»

cloud-computing_cote

Teoría actual sobre el Cloud Computing de Michael Cote

Si nos referimos a productos tangibles, deberíamos de considerar la “destrucción creativa“. El principio schumpeteriano lleva empujando el sistema productivo hacia procesos más eficientes y mejor adaptados a los gustos y necesidades de los clientes desde los tiempos en que se “inventó” la economía. Enfoques como las «marcas blancas», «bajo coste», «producción ajustada», «tienda de autoservicio», «métodos ágiles»… para aumentar eficacia y eficiencia no derivan de la crisis actual. Se pueden racionalizar los procesos productivos o comerciales, modificarlos por completo o prescindir de ciertas partes que se venían haciendo de una manera que no es apreciada por todos los clientes. Esto se ha hecho toda la vida, con exuberancia o con crisis.

Evidentemente, como recuerda Enrique Dans en una entrada de hoy:

«La crisis afecta a todos los negocios salvo a los más puramente contracíclicos, y la red no es una excepción. La congelación de la inversión a la espera de mayores certidumbres hace que todas aquellas ideas en desarrollo que estén en fase de pre-ingresos y dependan de entradas de capital externo lo pasen mal: si tu medida era el “burn rate”, la cantidad de dinero que quemabas al mes para mantener unas actividades con escasa contrapartida de ingresos, te tocará primero darte a la frugalidad más radical, y posteriormente, si no facturas todavía, muy posiblemente cerrar. […]
Sin embargo, la tecnología en esta crisis no ha tenido nada que ver, y de hecho muchos se están planteando que incluso podría venir, en muchos casos, a salvar los muebles: ideas como la virtualización, el “green IT” o el “cloud computing” no dejan de ser, en el fondo, medidas que posibilitan ahorros de costes que en épocas de recesión pueden llegar a tener una importancia crucial.»

coda_igoogle

Pantalla de iGoogle con gadgets de datos financieros de CODA

Considero que estas informaciones permiten centrar mejor en el panorama actual. Es decir, no todas las start-ups, sean de internet o de otros territorios, lo van a pasar mal. Incluso algunas crecerán más rápido. Hay muchas sociedades mercantiles que han nacido como proyectos o sociedades “frugales”, y no conocen otro escenario. Ya he repasado en este cuaderno casos como los de Omnisio y Panoramio. Todas las que ofrezcan un producto sustitutivo o alternativo reduciendo un 50% el coste de algo necesario van a gozar de buenas opciones de nacer, crecer y madurar. Si nos referimos a microempresas de base tecnológica que “no son de internet”, también hay oportunidades por la crisis, como nos contaba Luis en relación con los proyectos de consultoría.

Mirando a empresas tecnológicas bastante más grandes, estoy convencido de que Amazon EC2 va a sacar más partido de la crisis que HPEDS si pensamos en los servicios de infraestructura TIC, donde las empresas tradicionales de outsourcing no van a poder lograr fácilmente los ahorros buscados por sus clientes. Por otra parte, estoy seguro de que empresas de software empresarial con nuevos enfoques, como CODA, lo tendrán menos difícil que SAP a la hora de cumplir con sus objetivos de negocio.

Enrique opina que «sin duda, el acceso a capital se verá sumamente restringido. En épocas recesivas, el capital se vuelve miedoso, y no apuesta al mismo nivel por ideas que, en muchos casos, requieren de “capital paciente” por tener un ciclo de generación de ingresos relativamente largo.» Lo que ocurre es que internet no requiere ya de grandes inversiones al poderse “pagar por uso” en muchos casos. Además, las empresas gastan mucho dinero que no pueden evitar, pero sí pueden derivarlo a propuestas alternativas y novedosas de bajo coste. Hay bastantes personas que saben hacer algo que añade valor o reduce costes a las empresas y ciudadanos en algo que no es fácilmente prescindible. Si se ponen en movimiento con la ayuda que necesiten podrán generar ingresos mediante proyectos mientras desarrollan su producto.

Paul Graham en oficinas de Y Combinator|Anybots (Mount. View, CA)

Considero que no debemos de amedrentar a los emprendedores repitiendo en cascada una información discutible sobre que la restricción del crédito va a impedir despegar a todos los nuevos negocios por igual. Hay bastantes personas que consideran que montar “una empresa de internet” consiste en construir un sitio web (páginas, medio, foro, portal, tienda, exchange, blog, red social…). Esto cuesta cierto dinero, pero luego hay que dedicar mucho más para atraer usuarios a los que cobrarles alguno de sus usos, o para que sirvan de audiencia con la que cobrar a los anunciantes. Si lo que ofrecen no sirve para comer, vestirse, desplazarse o curarse, o para alimentar estos procesos, lógico es que en épocas de crisis nadie quiera arriesgarse a invertir sabiendo que la gente no gastará alegremente durante una buena temporada.

Sin embargo, se puede usar la infraestructura de internet para resolver otras clases de necesidades. Hay bastante gente que se quedará sin un empleo, pero no sin ideas. Las cosas se pueden hacer de muchas maneras, y habrá personas sensatas y motivadas que no encontrarán mejores opciones que las de asumir riesgos y buscar oportunidades en proyectos que tengan más sentido en épocas de crisis que en otras. Opino que cualquiera de ellas que acuda a inversor con una propuesta razonable provocará que éste termine transfiriendo parte de sus Letras del Tesoro a la cuenta de capital de la nueva empresa.

Por cierto, soy de los que creo que una start-up no debiera de plantearse nacer con gastos prescindibles, y que una empresa en “funcionamiento ordinario” tampoco, ¿o sí? El ejemplo de Omnisio me ha recordado el enfoque inversor y propulsor de Y Combinator. Paul Graham, referido por Borja Prieto en su nota sobre la oportunidad de crear una empresa en los malos tiempos, escribe que «If we’ve learned one thing from funding so many startups, it’s that they succeed or fail based on the qualities of the founders. The economy has some effect, certainly, but as a predictor of success it’s rounding error compared to the founders.»

Entradas relacionadas: La crisis bloquea las start-ups, Adquisiciones e inversiones, Decisiones sobre TIC

Posted in emprendedor, finanzas | Etiquetado: , , , , , , | 4 Comments »

La crisis bloquea las start-ups

Posted by josempelaez en Jueves, 30 octubre 2008

Muchos inversores nacionales y extranjeros en start-ups recomiendan no comenzar nuevos proyectos y recortar todos los gastos posibles para poder sobrevivir a la crisis. En este contexto uno podría preguntarse si ello se debe a que los análisis efectuados son tan evidentes que han de ser forzosamente coincidentes. ¿Estaremos ante una "cascada de información"?

El jueves pasado leí una reflexión de Carlos Blanco sobre lo expuesto por su socio Jaime Ferre en el Iniciador de Barcelona celebrado la víspera. Apoyaba la recomendación de «que quien se plantee hoy en día comenzar un nuevo start-up NO debería hacerlo» y hacía una serie de recomendaciones propias de una “economía de guerra”. Para los que no sepan de quiénes escribo, sólo decir que ambos llevan más de una decena de años “emprendiendo en internet” y haciendo “proyectos web”, sea esto lo que sea. Es decir, se trata de personas que saben bien de lo que hablan, aunque creo que se centran en crear contenidos en la web (empezando por los nombres de dominio) que atraigan público al que poner publicidad on-line. Ésta era la materia de la charla cuyo vídeo ha colgado Jordi Bufí, uno de los organizadores del evento.

Sabemos que la economía actual adolece de una extrema falta de liquidez derivada de la desconfianza provocada por las prácticas de muchos bancos, que quisieron hacer crecer mucho sus negocios a pesar de que el precio del dinero fuera bajo. Para ello incentivaron el consumo a crédito, ampliaron el público al que dirigirse y asumieron mayores riesgos en busca de mejores intereses, lo que no es sostenible. 

sequoia_solution

Solución al impacto de la crisis en las start-ups según Sequoia

El analista S. McCoy augura en Cotizalia que el problema de la morosidad va a tener una repercusión mayor de la que se pronostica actualmente. Recuerda que «ciudadanos y nación han vivido y viven, mal que nos pese, de prestado», que es lo que Consultor Anónimo aclara a todos en otra anotación reciente. McCoy comentaba la pasada semana que, según la banca cotizada, para que la morosidad creciente no se transforme en un problema serio, el depósito tendría que crecer muy por encima del crédito. Sin embargo, él advierte que eso:

«mete a la economía en un círculo vicioso que supone el caldo del cultivo idóneo, ante la asfixia ciudadana y empresarial derivada de la falta de financiación, para un deterioro mayor y más rápido de la economía que eleve el paro, retraiga el consumo y auspicie nuevos procesos de impago, incluso entre clientela en apariencia solvente. Un esquema letal para la propia banca tal y como concluía este domingo El País en esta muy interesante pieza: La falta de crédito ahoga a las empresas

El artículo de El País referido recoge que Javier Gómez-Navarro, el presidente de las Cámaras de Comercio, «cree que más que el riesgo, lo que ha cambiado “dramáticamente” es la evaluación del riesgo que hacen bancos y cajas.» McCoy, en otro artículo previo titulado Cuidado, ¡Avalancha!, escribe que «mientras nademos en la incertidumbre, lo mejor sigue siendo extremar la prudencia, conservar la calma y mantener claros los criterios de necesidades de liquidez, rentabilidad, riesgo, rentas y fiscalidad que deben ser el ABC de cualquier inversión.» 

Supongo que este tipo de análisis es el que indujo a Martín Varsavsky a escribir sobre la recomendación de Sequoia a sus empresas participadas acerca de cómo prepararse para los tiempos que se avecinan. Jesús Monleón considera que la falta de liquidez va a afectar mucho a la financiación de los emprendedores ya que los fondos de capital riesgo no van a invertir y, si lo hacen en algún caso concreto, será reduciendo la valoración de la empresa. El ya citado Carlos había escrito «el que tenga un duro que lo guarde» en referencia a una frase pronunciada por Luis Martín Cabiedes. Por su parte, y al hilo de una frase atribuida a Warren Buffet sobre que «cuando baja la marea se ve quien está en pelotas», Alejandro Suárez contaba su experiencia preparando a una de sus empresas para lo que iba a venir.

No voy a repetir aquí el razonamiento clásico sobre los problemas vistos como oportunidades. Lo cierto es que hay más solidos que líquidos en los flujos económicos actuales, y que ello está afectando mucho a los planes de las empresas.

the-economist_joke

«The markets», from The Economist, 1987. (Vía TodoOnDemand.es)

Parece lógico que los gobiernos quieran romper cuanto antes está dinámica recesiva, y que intenten conseguirlo de la mejor forma posible sin cargarse el principio del “riesgo moral”. Otra opción sería ponerse a discutir sobre si están sabiendo hacerlo. O sobre si deberían de hacerlo. No son pocos los que, como Fernando Herrera, consideran que los intervencionismos económicos son las causas de la probreza. McCoy titula otro de sus artículos sobre la convocada reunión del G20: «Será para redefinir el papel de los políticos, ¿no?» Añade, «¿Una cumbre? Correcto, si sirve para arreglar el desaguisado que los propios políticos han creado. Pero con una segunda derivada; la necesaria reforma posterior del papel de los gobernantes.»

No voy a recordar que es muy cuestionable que los índices bursátiles sean un buen termómetro de la economía productiva. Opino que la teoría de los mercados eficientes para establecer dinámicamente los precios de los activos negociados según oferta y demanda se trunca cuando la realidad introduce sus imperfecciones y fricciones. Ahí tenemos al presidente del ICO defendiendo que no es bueno que sepamos qué bancos van a recibir nuestro dinero para poder cumplir con sus obligaciones ya que la información tiene “efectos secundarios” en los mercados (¿?).

Para no desviarnos demasiado de mi propósito inicial, me limitaré ahora a reflejar que hay economistas bastante conocidos, como Xavier Sala i Martín, que, al analizar esta crisis financiera, afirman que los gobiernos no se enteran de nada. También escribe que las aportaciones de otros colegas, como Stiglitz, «demuestran de una vez por todas que la obtención del premio Nobel no vacuna al galardonado contra la capacidad de decir tonterías.»

En este contexto, ¿a quién podemos o debemos de hacer caso los emprendedores? Las start-ups no son realmente microempresas o pequeñas empresas en la clasificación económica, sino compañías fundadas pocos meses o años atrás que aspiran a crecer conquistando terreno a las bien establecidas compitiendo de otra manera. En muchas de ellas, bastantes de sus empleados han de asumir cierto riesgo al ligar su compensación a los resultados a largo plazo.

¿Hasta dónde tendrán razón las posturas difundidas por muchos suministradores de capital riesgo al amparo de los análisis económicos sobre la crisis? Mis reflexiones sobre ello voy a dejarlas para una entrada posterior.

Entradas relacionadas: Crédito liquidador de operacionesGustos en startupsAdquisiciones e inversiones, Visibilizar los ingresos

Posted in emprendedor, finanzas | Etiquetado: , , , , , , | 3 Comments »

Crédito liquidador de operaciones

Posted by josempelaez en Jueves, 2 octubre 2008

La actual crisis financiera está dando pie a muchos análisis y comentarios. Los que he apreciado más son los didácticos que han derrochado humor. Espero que podamos extraer buenos aprendizajes de esta experiencia, y que relacionemos mejor los activos virtuales con los reales que los debieran sustentar. La mayor liquidez de los primeros desaparece si desconfiamos al no ver algo tangible fruto de las operaciones.

hipo_liquidez

Viñeta de Hipo, Popo, Pota y Tamo (El País 081001)

Sonrío cada que vez que pienso en el «credit crunch». Me hace gracia la expresión, aunque reconozco que a muchas personas debe de gustarles muy poco en los tiempos que corren, sean ciudadanos o empresarios. Supongo que mi gratificación proviene de relacionarla con ciertas barritas que, además, mi esposa logra que asocie a nuestras placenteras, aunque escasas, actividades deportivas al aire libre.

Ahora la he recordado al leer un artículo de Pilar Almagro. Ella no la usa; centra su reflexión en la «liquidez». Perplejo me he quedado al leer que ella, directora general de una empresa de obras en los sectores de la construcción, industria y telecomunicaciones que diseña y aplica soluciones de acceso y seguridad en obra pública y privada, escribe que:

«La empresa, como un ser vivo, se ha de ganar cada día su derecho a la supervivencia. Pero también, como ser vivo, necesita alimento para subsistir, es decir, liquidez.»

water_fall

Agua corriendo en cascadas (cc dbarronoss)

Yo, que desde hace ocho años procuro ganarme la vida como pequeño empresario, que he comido bastantes productos “crunchies”, que he ingerido líquidos de varias clases, nunca hubiera dicho que mi empresa necesitaba alimentarse de “liquidez”.

Quizá ello sea debido a que el dinero que hemos empleado en nuestro emprendimiento procede de los socios inversores y, sobre todo, de los clientes que adquieren nuestro producto. No viene de las entidades financieras o de las ayudas públicas. Reconozco que esto lo hemos intentado en tres ocasiones, a pesar de las trabas burocráticas. No obstante, la petición de avales personales, o la aplicación de criterios de solvencia inviables en emprendizajes innovadores, han hecho que pronto desistiéramos de beber “líquidos” de esas fuentes. Nada que objetar. El que administra dinero de terceros debe de establecer las cautelas precisas. Otra cosa es la coherencia con el mensaje de apoyo al emprendizaje con cierto riesgo.

Recuerdo más o menos —de la lejana etapa en la que también me alimentaba con lo que nos decían y debatíamos en el MBA—, lo del circulante, el apalancamiento, el coste del capital, el ratio de solvencia, etcétera. Lo que se me ha olvidado poco es lo de los riesgos financiero y operativo. Siempre me ha preocupado e interesado más el segundo que el primero, y lo que me quedó muy claro era que no debía de jugar con el financiero sin haber controlado bien antes el operativo.

Si los datos de Pilar son ciertos:

«entre 1950 y 1980 en la OCDE por cada dólar generado por el crecimiento económico se generaron 1,5 dólares de crédito, mas en el 2007 la proporción había aumentado de 1 a 4,5. ¿De dónde provino esa liquidez? Del endeudamiento masivo y la inseguridad financiera.»

Con estos datos digo yo que, si un banco me hubiera prestado uno de esos 3,5 dólares “líquidos” (virtuales), la probabilidad de que me los reclamasen ahora sería 4,5 veces mayor que si me los hubiera dejado alguien de confianza. La paradoja es que estos dineros ficticios se crean a base de confianza, y también de imaginación, de ilusiones, de ambiciones, de ocultaciones…

Supongo que estudié una ingeniería porque, no sacando malas notas en filosofía o matemáticas, siempre me gustaron las operaciones con las que uno construye algo después de haberlo imaginado, concebido, modelado, diseñado, proyectado…, ya sean “constructos” materiales o lógicos, tangibles o no.

25_bank_st_lehmanbro_london

Heron Quays, 20, 25 Bank Street (Lehman Brothers) & Canary Wharf Bridge - London Docklands (cc Craig Grobler)

Las construcciones no tienen que ser siempre caminos, puentes o edificios. A veces me he ocupado en “levantar” sistemas organizativos, esquemas pedagógicos, programas de ordenador, manuales de procedimientos, modelos de cálculo… Curiosamente nunca me ha dado por la ingeniería financiera, ni por la construcción de productos estructurados o derivados para los mercados de capitales. Como tengo compañeros de colegio, de escuela técnica o de negocios que se ganan la vida de esa forma, supongo que hubiera aprendido a hacerlo suficientemente bien si alguna vez me hubiera puesto a ello. Nunca me atrajo, y tampoco he pensado el porqué. Tendré que hacerlo en otro momento.

Siempre me ha parecido el «hacer dinero» es algo apasionante, siendo otra forma de referirse a la liquidez financiera. No me refiero a la acuñación de moneda, la impresión de billetes o el amasamiento de una fortuna, que también tienen su atractivo. Hablo de hacer creer a la gente que un papelito “denominado” de una manera determinada tiene un cierto valor, es decir, un potencial equis para poder intercambiarlo por algo material que nos alimente, abrigue, resguarde, transporte, satisfaga…, o que haga que nos sintamos más seguros y felices.

Lo de la denominación me ha hecho recordar la muy recomendable entrevista satírica interpretada con motivo del desastre del banco Northern Rock en octubre de 2007 por Bird & Fortune dentro de un programa especial de TV sobre The Long Johns. Tuvo muchas vistas en YouTube hasta que retiraron el vídeo por la reclamación de la propietaria de los derechos del programa (ITV Productions Ltd.) John Bird y John Fortune son dos clásicos cómicos británicos que andan ya de vuelta gracias a sus cerca de setenta añitos. El programa de TV sobre ellos se intercambia en las redes P2P.

En la parodia referida explicaban divertida y claramente (en inglés) la crisis de las hipotecas sub-prime. Este diálogo hilarante está circulando nuevamente por la blogosfera (subtitulado) con motivo de los recientes fiascos bancarios en Europa y “Usamérica”. En abril de 2008 comenzaron la 13ª serie de su show con Rory Bremner en Channel Four, donde los chistes de esta temporada sobre el «credit crunch» casi deben de formar parte del decorado.

the_long_johns

Cabecera de la parodia sobre la crisis de las hipotecas (© ITV)

En este tipo de sketches me parece llamativa la naturalidad con la que entendemos y asumimos algunos tinglados económicos cuestionables, singularmente en comparación con el rechazo social que suscitan otras manifestaciones liberales en España. Pudiera ser que, como lo explican en inglés, aquí no lleguen a enterarse muchos políticos y sindicalistas, que parece que desaprovechan esas enseñanzas para defender una regulación más proteccionista. Sin embargo, bien pensado, si éstos quisieran, podrían leer las explicaciones sobre la crisis ninja (la misma de antes) que Leopoldo Abadía mantiene al día.

Resulta claro que el humor abre muchas puertas (y mentes). Parece que todo entra mucho mejor de esa manera. Mientras llegamos a enterarnos de que podría haber motivos para regular la actividad económica y subsidiar más (o menos) con «gastos sociales», los españoles seguiremos liderando algunas estadísticas de la UE, y sin subir posiciones en otras. Ahora bien, ¿pudiera ser que también existieran caminos alternativos, como educar de otra forma y enseñar otros idiomas? ¿No sería más conveniente para prevenir crisis futuras el que cada persona emprendiera su camino en la vida, y el que cada palo aguantase su vela protagonizando responsablemente sus decisiones sin que el Estado le tutelara tanto a partir de la «mayoría de edad»? Desde mi punto de vista, ello no implicaría llegar a ciertas “barbaridades”, pero reconozco que desconozco la escuela económica austriaca.

Regresando al punto que me ocupaba, debe de ser que la ingeniería financiera no me gusta porque siempre me ha sonado a engañifa, a truco de ilusionista. No es que opine que esto es malo. Lo que pienso es que, antes de alimentar el espíritu con ilusiones, hay que nutrir el cuerpo. Creo que «el alma está en el cerebro» y que, sin materia, no hay soporte para sentimientos de confianza, ni de ningún otro tipo.

¿Será que mis operaciones tienen más riesgo del que me gustaría y no me atrevo a alimentarme con liquidez exuberante…? No sé, quizá si operase con algo más de humor que de seriedad, ¿lograría más clientes…? 🙂 .

Entradas relacionadas: Visibilizar los ingresos

Posted in finanzas | Etiquetado: , , , , , , , | 9 Comments »

Visibilizar los ingresos

Posted by josempelaez en Lunes, 7 julio 2008

A pesar de la alegría por el triunfo de Nadal, me fastidia haber estado escuchando durante este fin de semana las sandeces que a veces largan nuestros políticos cuando les ponen una “alcachofa” ante la boca. Los unos se dedican a exigir a los otros que reconozcan que estamos en crisis, como si ésa fuera la esencia de la solución a nuestros problemas económicos. Entre esos unos los hay que son abucheados cuando defienden a los candidatos “digitales” para presidir un comité directivo regional. En esta autonomía los otros dicen que el español goza de buena salud, aunque el gobierno local de estos otros lo reprima a juicio de muchos intelectuales, y de la gente más corrientita en lo de darle al cacumen.

Chiste Forges subida hipotecas

Chiste de Forges a propósito de los efectos de la subida de las hipotecas sobre la vida y libertades de los ciudadanos.

Los otros, los que gobiernan demostrando que saben “contar medidas” (hasta 47 en 100 días), se han dedicado este fin de semana a lanzar discursitos congresuales (que llaman reflexiones) para airear lo progresistas que son porque defienden algunas libertades de los ciudadanos. Parece que no les interesa tanto reflexionar públicamente sobre las libertades que no tenemos en un caduco entorno económico proteccionista y poco competitivo. Hoy falta dinero para pagar las compras que se hacían un par de años atrás, y estos otros saben muy bien lo que pasa, aunque no quieran llamarlo crisis ni tomar ciertas medidas. ¡Qué más da cómo lo llamen!

Menos mal que, de vez en cuando, llega alguien y te hace reír un rato. En mi caso, que ando preocupado por la desfachatez de uno de nuestros integradores en relación con los pagos, ha sido el genial Forges quien lo ha provocado. He visto una de sus viñetas en un artículo de Remo sobre «Algunos escenarios para solventar la crisis: Ejecuciones Hipotecarias» que, por cierto, me ha parecido muy sensato.

Por contra, insensata hasta lo inverosímil me parece la actuación del empresario que me mandó un mensaje el pasado viernes a través de uno de sus empleados diciendo que:

«ante todo pedirle disculpas por el retraso en el pago de sus facturas, todo ello debido a que la crisis afecta a todos los sectores y nuestros clientes también se retrasan en los pagos, por ello le enviamos la previsión de pago de las facturas cobradas y pendientes…»

Detrás venía una tabla con ocho facturas vencidas (la mayoría lo hizo el 31 de mayo), por un importe total de 68.500€. De esta cantidad reconocía que habían cobrado 28.500€. La columna de fechas mostraba que esta parte “planeaba” pagarla entre final de julio y de septiembre, y el resto en otros tres plazos hasta final de año. De las tres facturas giradas el 1 de julio no decía nada. Supongo que las dejaba ya directamente para 2009.

Agitando al deudor

Is it not the debtor breaking the law by not paying me?

Por si eso fuera poco, el 30 de junio recibí otro mensaje diciendo: «…hoy deberían de haberse empezado a realizar los pagos que tenemos pendientes con Ud., pero debido a un problema en contabilidad, se han retrasado al día de mañana…». Inocente de mí, creí que el “día de mañana” era el martes. Pero no, debía de querer decir «ad calendas graecas» (nunca). Y esto no es todo lo de este caso, no, no lo creáis.

El 28 de mayo había recibido un correo-e conteniendo la frase: «Le adjunto una hoja por cada pedido en firme, de los cuales ya puede hacer la factura, para poder contabilizarla y pagársela cuanto antes.» Este envío se refería a varios pedidos de licencias devengados entre primeros de noviembre y finales de abril. Nuestro acuerdo establece emisión de pedido al concretarse el compromiso del cliente (no seis meses después) y pago a 30 días de su firma. Otra vez me equivoqué al entender lo de «cuanto antes»; pensé que se referían a primeros del mes siguiente, cuando hacen sus otros pagos.

Lo anterior es sólo el episodio más reciente de una recurrente historia de “tensiones de tesorería” vividas con este “partner“. El pasado lunes les informé de que íbamos a materializar nuestros reiterados anuncios previos sobre lo que haríamos en el caso de que persistieran en sus prácticas. No trabajaremos más con ellos mientras no cambien (si es que pueden). Lo primero es evitar seguir acumulando riesgo financiero con este integrador de nuestro canal comercial. Bueno, pues tras ver que el referido “mensaje trampa” del 30 de junio no iba a detener nuestras acciones, iniciadas ese día, nos llamaron para quejarse sobre cómo éramos de malos, inflexibles e insensibles ante la crisis. También llegaron a decir que nos iba a ir mucho peor en nuestro negocio si no aceptábamos lo que nos “proponían”, aunque seguidamente tuvieron a bien aclarar que no nos estaban amenzando ni nada por el estilo. ¡Qué susto pasamos!

Cabeza desfile Orgullo Gay Madrid 080705

Vista de la cabeza del desfile del Orgullo Gay del 5/7/08 en las calles de Madrid, con Bibiana Aído y Gaspar Llamazares.

¡Ah!, no os lo perdáis, uno de los socios del grupo empresarial en cuestión es una entidad financiera. Puede que a IC le interese esta historia dado su recordatorio en «Cosas que no te enseñarán en un Master» sobre que hay que vigilar la liquidez.

Ahora tenemos que empezar a buscar el dinero para pagar el IVA de esas ocho facturas. También debemos pensar en cómo reemplazar, sin daños colaterales, la presencia de este proveedor de los clientes de nuestra aplicación crítica de negocio (gestión y visibilidad de operaciones productivas de bienes y servicios). Lo cierto es que ya tenemos otros integradores cualificados, serios y reconocidos.

Mientras tanto, en Madrid, el sábado pasado tuvimos a la ministra de igualdad bloguera en la calle manifestándose «por la visibilidad lésbica», que debe de parecerle más importante que la visibilidad del impacto de la crisis. En Ávila, donde radica el “partner” tan perjudicado por ella (por la crisis, no por la ministra), la caja de ahorros local demuestra su interés por las nuevas tecnologías apostando por la «posibilidad de consulta de soportes como CD ROM, DVD, y el acceso a Internet» en la biblioteca del Palacio los Serrano. ¡Ya nos gustaría que reenfocara su obra social hacia otro aspecto de las «nuevas tecnologías»!. Nos vendría mejor que prestara dinero a quien incumple sus compromisos de pago con una micropyme que innova para competir con los grandes desarrolladores de aplicaciones empresariales.

Bueno, pues mientras los políticos se dedican a visibilizar sus intereses, los financieros a visibilizar sus ganancias y los afectados por la subida hipotecaria a visibilizar su solidaridad, los emprendedores tendremos que esforzarnos por visibilizar los ingresos para poder seguir trabajando.

Pues, ¡a por ellos, que podemos! La siguiente innovación tendremos que hacerla “el día de mañana”… Es broma; aunque es una pena que lo primero en nuestra lista tenga que ser ahora el vigilar la liquidez y el aplicar nuestro ingenio a cobrar.

[Imagen 1: Viñeta de © Forges tomada de El Blog Salmón]
[Imagen 2: Ilustración Cobro morosos en California © GoGuys, Inc.]
[Imagen 3: Publico.es]

Posted in gestión | Etiquetado: , , , , , , | 4 Comments »