Blog de JoseMPelaez

Aprendimiento: aprender del entorno con atrevimiento

Posts Tagged ‘empleo’

Cambios y causas de nuestro paro

Posted by josempelaez en Sábado, 23 mayo 2009

Reflexiones que complementan la entrada previa sobre una iniciativa pública de concienciación e innovación para poder salir mejor de la crisis económica española.

paro-abril

Evolución del paro español en abril (cc Kiko Llaneras, En Silicio 090507)

El lunes quise contribuir al Woka Euskadi virtual con algunas medidas en busca de transformar la situación actual de crisis en otra más apetecible. Callé la paradoja que me parece hablar de creatividad e innovación para generar propuestas que permitan superar la presente incertidumbre. Innovación, impredicción, ignorancia, riesgo… son palabras de la misma familia semántica. ¿Deseamos cambiar una incertidumbre por otra? Pues no hay otra si no nos gusta ésta. El azar es parte de nuestra gozosa o sufrida existencia.

Los ciclos económicos son bastante conocidos. Muchos desean crecer continuamente en términos de PIB, como si fuera un axioma indiscutible. Nos fastidia o nos destroza el volver a caer después de un tiempo en la desaceleración, estancamiento, crecimiento negativo, declive, recesión, depresión, desplome, ¿quiebra económica y social?… ¿Será el paro un problema resoluble reinventando o pensando desde fuera del sistema? ¿Sabremos innovar para escaparnos de ese patrón de frustraciones cuando se incumplen nuestras expectativas?

Regresando del plano afectivo al racional, es evidente que no se puede intentar eludir las consecuencias de un fenómeno observable si antes no se identifican y verifican sus causas. Se ha intentado culpar de la crisis al comportamiento de instituciones o personas concretas, pero muy muy pocas hasta ahora (Bernie Madoff, Paco Camps…) han podido ser imputadas según las leyes vigentes. No creo que vaya a haber muchos más. Deduzco que las causas no están en unas conductas presuntamente ilegales o reprobables.

Hay directivos que llevan sus empresas a la quiebra o aumentan sus problemas de morosidad y, no obstante, siguen cobrando salarios muy elevados o disponiendo de automóviles muy costosos. Nuestras morales nos señalan que estas acciones son censurables. No obstante, la lógica indica que cuando alguien propone un trato que puede valorarse como rechazable hay quienes lo aceptan. Lo anterior es aplicable a los que gobiernan otras instituciones privadas y públicas. Un sistema garante de las libertades opera así.

En mi opinión, los ciclos se deben al funcionamiento ordinario de una economía de mercado, ya se regule de manera más liberal que intervencionista, o al revés. Supongo que una mayoría queremos preservar la libertad de elección, el progreso del conocimiento, la ampliación de posibilidades, la igualdad de oportunidades y la colaboración que permita el sostenimiento de la vida en este y otros futuros planetas. Entiendo que, para ello, no tenemos hoy mejores opciones que los sistemas modernos de democracia liberal regulada.

humor-crisis

La cosa no pinta muy bien (Revista Vivat, UAH 0307-08)

Por consiguiente, considero que la recesión no es un problema resoluble mediante una refundación del capitalismo. Otro asunto es que haya muchas variables, factores y derechos que pueden regularse, determinarse o condicionarse en los sistemas que reconocen la propiedad privada. Es lo que permite llegar a una infinidad de situaciones.

Por ejemplo: la construcción tiene un peso muy alto en el PIB español y la tasa de empleo es muy distinta de las de otros países. Nuestra cultura y mercado laboral deben de tener distingos relevantes, pero los políticos de izquierda y los sindicalistas declaran que no quieren ni oír hablar de modificarlos, aunque luego se descubra que era un montaje para intentar afrontar mejor las próximas elecciones. No me gusta el olor.

Muchos de los que sostienen que la causa de nuestra crisis es exógena razonan que, como no es culpa de los trabajadores, éstos no deben verse afectados (aunque ya lo estén, y mucho). Manifiestan y gritan que los derechos teóricos que ahora tienen son intocables, aunque no se puedan comer ni aseguren ninguna tranquilidad. ¿De verdad son tan jugosos como para preservarlos? ¿Qué es lo que no se quiere cambiar realmente? ¿Dónde nos puede llevar una política de subsidios públicos? 

Hay muchos otros trabajadores españoles y extranjeros (dentro y fuera de nuestras fronteras) que no los tienen, pero son capaces de alimentarse todos los días y de sentirse felices. Si no encuentran quienes les ofrezcan un empleo, buscan un microcrédito y trabajan como autónomos, cooperativistas o empresarios. Se distinguen así de los que exigen por sistema unas prestaciones, subsidios, rentas de inserción… para poder comer algo que cagar sin tener que llegar a madurar y ser independientes.

parque-marinaleda

¡La tierra para el que la trabaja! (RTVE 090503)

Considero que estamos como estamos por muy diversas y numerosas causas. No obstante, entre todos ellos, quiero subrayar que:

  1. Muchos consumen a crédito por encima de sus ingresos y sin reservas ahorradas (mala preparación financiera o, simplemente, lógica).
  2. No está bien extendida la cultura de proponerse metas y esforzarse en resolver los problemas que van a surgir sin lamentarse (deficiente educación primaria).
  3. El aprendizaje realizado no estimula los cambios de actividad remunerada y de residencia para disponer de mayor autonomía vital (escasa valoración del sacrificio).
  4. La protección social desmesurada alimenta la creencia de que lo malo que nos pasa es fruto del azar o del comportamiento de los demás (que deben compensarnos).
  5. Hay pocas personas capaces de arriesgar para innovar o invertir ante los costes del fracaso (pagos de indemnizaciones, pérdidas de bienestar si hay garantías personales…)

Antes de terminar quiero reflejar que me ha parecido muy llamativo y diferencial el evento de Innobasque al compararlo con el de la FECYT. A pesar de que ambos estaban organizados por vascos, Villate apostó por una conversación muy abierta y organizada mientras que Hernani lo hizo por un grandioso espectáculo con personajes de postín. Tengo curiosidad por ver qué otras acciones propone ahora el segundo, nombrado hace poco Secretario General de Innovación de un ministerio dirigido por otra vasca.

Entradas de este cuaderno con alguna relación: Transformación para salir de la crisis, Necesitamos un cambio de mentalidad.

Suscribirse a las entradas.

Posted in economía | Etiquetado: , , , , , , , , | 2 Comments »

El diagnóstico del sindicalista Méndez

Posted by josempelaez en Martes, 5 mayo 2009

Los días internacionales de algo se instituyeron para recordar asuntos que se consideran importantes. El primero de mayo es uno de los más antiguos y festivos, pero no me gusta. Lo suelen protagonizar quienes defienden una anacrónica lucha de clases y creen representar a los que no los han elegido. Su interés mediático también parece hacerles sentirse capacitados para analizar problemas sin tener una preparación ni una información suficientes.

manifestacion_primero-mayo_madrid

1º de mayo en Madrid (Europa Press 090501, vía LaInformación)

El viernes pasado fue el Día Internacional del Trabajo. El problema del paro sirvió como motivo estelar para sus manifestaciones, discursos y declaraciones. Tuvimos otra oportunidad más de escuchar las consabidas arengas sobre la crisis económica que nos vienen transmitiendo algunos insignes sindicalistas erigidos en nuestros representantes.

Al escribir nuestros me refiero a los trabajadores. Aunque yo lo haga por cuenta propia —soy autónomo además de empresario—, supongo que también me incluyen cuando hablan de “los trabajadores y las trabajadoras”. Imagino que incluyen igualmente a los que sufren más las consecuencias del mercado de trabajo escaso y dual en España que han contribuido a crear. ¿Qué entenderán por igualdad de derechos e inclusión social?

Cándido Méndez es un sindicalista de mi generación que lleva más de quince años como Secretario General de la UGT. Es el líder sindical en activo más conocido de España; es el que más veces ha desayunado en la televisión, ha hablado en la radio, ha sido citado en la prensa y telediarios… Deduzco que probablemente es quien ha perdido más oportunidades de que tengamos otro panorama laboral.

Como máximo dirigente del reivindicativo sindicato socialista de clase trabajadora, reemplazó en 1994 a Nicolás Redondo, uno de los destacados luchadores por las libertades democráticas durante la dictadura. La UGT logró ser restituida o compensada por el considerable patrimonio inmobiliario que tuvo. Las propiedades incautadas a los sindicatos durante la guerra civil por sus responsabilidades políticas se habían acrecentado hasta 1977 con las aportaciones empresariales de los “sindicatos verticales” franquistas.

candido-mendez_1mayo

Discurso de Cándido Méndez en Madrid (Vídeo RTVE 090501)

El pasado 1º de mayo, mi “compañero” Méndez voceó que la recesión actual no había sido causada por los trabajadores ni era un producto de la legislación laboral española. Gritó que no a un nuevo empleo con recorte de derechos y a la precarización laboral. Exclamó que son las políticas que siempre demanda la patronal.

También afeó el que hayan pedido al Parlamento que legisle favoreciendo sus propuestas. Exige que usen sólo el marco del «diálogo social». ¿Acaso los diputados no son los representantes de la sociedad? Avisó del “conflicto” que generará el que no atiendan sus demandas.

El líder sindical —elegido por una minoría de ciudadanos (los afiliados a su organización), pero parcialmente asalariado a costa de los impuestos de todos— reiteró su diagnóstico sobre la singular tasa de paro española. Considera que ya hay demasiada flexibilidad contractual y facilidad para que los empresarios [ricos, explotadores y especuladores] despidan a los trabajadores [pobres, esforzados y cumplidores].

Lo que ha pasado, además, se debe según él a que el modelo de crecimiento económico español ha estado basado en la especulación inmobiliaria. Ello creó muchos empleos de bajo valor añadido en la construcción y en los servicios que desaparecieron rápidamente al cambiar la coyuntura.

Me sorprenden las críticas al sector inmobiliario de quienes también lo han explotado. Considero vergonzoso el arremeter contra los empresarios por actuar especulativamente para ganar dinero y por “destruir” empleos cuando los denunciantes han hecho lo propio.

mendez-con-zapatero_congreso-ugt

Méndez y Zapatero en 40º Congreso UGT (Reuters, El País 090401)

La UGT no ha podido seguir especulando para ganar influencia con la expansión de sus actividades y el crecimiento de sus servicios. Ahora hay poco margen para seguir financiándose con préstamos hipotecarios, fondos de pensiones o mayores subvenciones públicas. Por consiguiente, han mandado a cobrar la prestación por desempleo a los que no podían recibir su salario.

¿Acaso no han despedido a empleados por causas objetivas dándoles veinte días de salario por año trabajado? ¿Es que tampoco les han conminado a no reclamar para no perjudicar a los familiares y amigos que siguen allí? Los empresarios han aplicado la indemnización mínima legal sólo a una minoría de los contratos indefinidos rescindidos.

Considero que el diagnóstico del vocinglero ingeniero técnico es tosco. Al igual que su amigo, el profesor Rodríguez, se considera cualificado para rebatir los análisis de los economistas más expertos. Aunque su supuesto representante los ningunee, esos economistas también son trabajadores de reconocidas instituciones públicas y privadas, de prestigiosos servicios de estudios financieros y de cátedras de buenas universidades.

El monocorde y resonante discurso del Día del Trabajo me evoca el «cuanto más grite, menos razón tiene». También el dicho castellano: «una cosa es la que se nos dice y otra la que uno descubre por sí mismo». ¿Serán estos ex profesor y metalúrgico —metidos a “comunicadores sociales”— los actuales ordinarios, corsarios o arrieros que llevaban noticias trastrocadas junto a las cosas y encargos que transportaban de un lugar a otro?

Entradas de este cuaderno con alguna relación: La dirección del profesor Rodríguez.

Suscribirse a las entradas de este cuaderno mediante un lector.

Posted in economía | Etiquetado: , , , , , , | 18 Comments »

Tamaño crítico en la organización

Posted by josempelaez en Viernes, 24 abril 2009

Siempre me ha intrigado la relevancia del número de miembros y tipos de vinculación en las organizaciones humanas. En el caso del ámbito económico, ¿cuándo es mejor 1 trabajador autónomo, una red de 40 profesionales independientes o una multinacional de 400.000 empleados? ¿Hay algún número mágico de referencia para los asalariados de una empresa o los socios de una cooperativa?

protestas-agrarias

Protesta de ganaderos españoles (rtve.es 090416)

Esta semana he leído varias cosas que me han recordado unos deberes que me puso “Tic616”. Raúl se ha referido a esa nota de Luis al tratar el tamaño y la flexibilidad en la consultoría empresarial. Andrés ha publicado una entrada sobre “química laborativa” donde invitaba a pensar sobre los elementos del trabajo en un plano personal. Alfonso y Carme habían traducido semanas atrás varias reflexiones de Chris Guillebeau acerca de algunas creencias y respuestas que esta crisis va a cambiar.

Ante las reducciones de precios, “Alucinado” ha reflexionado sobre la renuencia de muchos a responder mediante la asociación. ¿Será algo malo? Partiendo de las últimas protestas agrarias en España, mencionaba las centrales de compra, cadenas de tiendas y cooperativas. En relación con éstas, Julen se ha comprometido a compartir experiencias e ideas sobre Mondragón, siendo el incremento de tamaño un factor importante.

Las crisis provocan que muchos lamenten su suerte y busquen culpables. Como ha recordado Nuria, lo bueno es que también llevan a otros a mirar hacia delante. Facilitan plantearse formas distintas de ganarse el sustento y de disfrutar de una vida mejor que las utilizadas hasta ese momento. También animan a otros a cuestionar conceptos históricos, como ha hecho Miquel con el mando y la gestión de equipos.

Tras una etapa cerrada de vivir a crédito, y teniendo que ajustarse a una realidad más dura, los hay que concluirán que es mejor buscar un nuevo tipo de ocupación retribuida en otra organización de gran tamaño para restaurar cierta sensación de seguridad. Otros considerarán que les irá mejor trabajando por su cuenta en lo que les apasiona y desarrollando su marca personal. Algunos probarán a laborar en un pequeño grupo o red distribuida que reviva en cierta forma los talleres artesanos de antaño.

Para intentar brindar una respuesta fundada a Luis tendré que darle vueltas a varias cosas. Comenzaré anotando una lista amplia con los resultados de una primera tormenta de conceptos e ideas que considero relacionadas con mi propósito. Quizá alguien se anime a rectificarla o completarla. 

teamwork-puzzle

Imagen de http://www.lumaxart.com (cc lumaxart, Flickr 071216)

→ Necesidades y motivación, recursos escasos, fines y medios, problemas y creatividad, eficacia y eficiencia, desarrollo de la inteligencia, comunicación y aprendizaje, colaboración y discusión, uso de herramientas y artefactos, especialización de tareas, división del trabajo, decisiones emocionales, inteligencia colectiva…

→ Partidas de caza, grupos de recolección, poblaciones para abastecimiento y defensa, culturas para el desarrollo económico y humano, lucha de clases sociales, sistema democrático, economía de mercado, crecimiento sostenible, conciliación de vida laboral…

→ Clanes familiares, tribus étnicas, hordas y ejércitos, jurisdicciones legales, gremios artesanales, comunidades eclesiásticas, universidades del saber, asociaciones científicas, económicas y culturales, congregaciones religiosas, academias de ciencias y letras, institutos de enseñanza, escuelas técnicas, colegios profesionales, empresas capitalistas, cooperativas agrarias, laborales y de consumo, parlamentos legislativos, partidos políticos, mafias criminales, uniones sindicales, agrupaciones patronales, organizaciones no gubernamentales, fundaciones sin ánimo de lucro…

→ Agricultores, ganaderos, artesanos, jefes, chamanes, comerciantes, navegantes, exploradores, guerreros, sacerdotes, letrados, señores, siervos, burgueses, administradores, obreros, técnicos, directivos, políticos, maestros, profesionales liberales, militares, empleados, trabajadores autónomos, agentes libres…

→ Explotación de recursos primarios, construcción a medida de edificios e infraestructuras, sistemas de transporte y comunicación, redes comerciales, manufacturas industriales, concentraciones fabriles, laboratorios de investigación, mallas energéticas y de otros servicios básicos, organizaciones de distribución, mercados de “gran consumo”, mercados de la “larga cola”…

Economías de escala y de gama, externalidades de red, concentraciones de talleres industriales, cadenas de montaje en serie, clusters sectoriales, externalización operacional, producción ajustada, fabricación ágil (flexible, adaptable y rápida), personalización masiva, participación de clientes en el proceso, contenidos generados por los usuarios…

→ Archivos y bibliotecas, sistemas de información y telecomunicación, libertad y difusión del conocimiento, fabricación distribuida (OEM, EMS, ODM…), empresa e innovación abiertas, redes digitales de intercambios…

Organización por proyectos, procesos, funciones, matriciales…, empresas como interfaces, secciones de trabajo, equipos de proyecto, organizaciones de código abierto, fuerzas de tareas, democracia económica

En notas posteriores trataré de enhebrar argumentos que me permitan opinar sobre la importancia y el tamaño crítico en las organizaciones humanas.

Entradas de este cuaderno con alguna relación: La motivación de cada uno.

Suscribirse a las entradas de este cuaderno mediante un lector.

Posted in gestión | Etiquetado: , , , , , , , | 15 Comments »

Parón económico por sorpresa

Posted by josempelaez en Viernes, 5 diciembre 2008

El deterioro previsible del empleo se va concretando mes tras mes en España. Las reacciones también esperables se repiten igualmente. La cuestión es que la "creación" de dinero para prestar tiene límites y los ingresos para pagar nuestros gastos no alcanzan. Los pisos, los coches, los viajes… no se venden como antes y otros países, en general, producen los bienes de forma más competitiva que aquí. 

vineta_sermon-monetario

Viñeta de Antonio Fraguas sobre el adoctrinamiento económico en España (Forges ©El País, 081130)

El martes se difundieron los últimos datos estadísticos del paro en España. Son casi tres millones los desempleados que parece que “tenemos” ya. El vicepresidente económico ha admitido que lo peor está por llegar mientras que el ministro de industria recuerda que hay que ahorrar energía para “inyectar” más dinero a la economía y así poder comprar más productos fabricados localmente

Hay quien ha pronosticado que, dentro de un año, nos acercaremos a los 4 millones de personas sin empleo o que, incluso, llegaremos al 15% de tasa de paro (4,5 millones de parados), subiendo en 2010 hasta el 17%. Los pronósticos de otros analistas son peores porque hace meses que consideran que «en 2010 empezará la crisis de verdad y será brutal, terrible».

Según las declaraciones formuladas esta semana, el líder político a la derecha del gobierno se ha sonrojado, además de haber acusado al presidente de que no está gobernando con coraje para evitar esta sangría. Quien se coloca a la izquierda ha pedido aún más políticas de apoyo al empleo para lo cual, lógicamente, habrá que emplear el dinero que deben ganar nuestros descendientes compitiendo en un mundo todavía más global. Coinciden en que el Gobierno no hace lo que debe, aunque sus recomendaciones divergen, lógicamente.

Fuera de la política —en teoría, al menos—, el jefe de la religión mayoritaria se hace cruces sermoneando sobre la avaricia y propagando su voz por la cadena de las ondas populares que defiende boicoteando audiencias romanas. Mientras tanto, algunos consideran que trabaja para mantener sus prebendas y consumir más fondos públicos con los que seguir enrocado en el olvido histórico de los muertos y en el litigio de los símbolos en los colegios. El jefe de los empresarios ha pedido moderación salarial según los casos y abaratamiento del despido para los nuevos contratos indefinidos con la que tratar de evitar más destrucción de empleo. Quizá esté a la espera de que el Gobierno termine de gastar el poco margen presupuestario y fiscal que le pueda quedar para plantear unas reformas económicas más profundas. 

vineta_efecto-mariposa

Viñeta de Erlich sobre las eventuales causas de los problemas económicos (©El País 081203)

Uno de los representantes sindicales ha declarado que debe asegurarse el pago de la prestación por desempleo. Insiste en que no puede reducirse la seguridad de las familias mediante la congelación de los salarios y la flexibilización del despido porque ello agravaría la crisis económica. Otro ha manifestado que va a seguir demandando una plataforma industrial con futuro para la automoción y sectores similares. Declara que hay que dialogar, pero añade que tiene muy claro que se movilizarán si no obtienen lo que desean y los empresarios plantean el facilitar los despidos. Los sindicatos insisten en que nuestra crisis es importada y que sus causantes son los banqueros foráneos. Por lo tanto, consideran que no pueden pagarla los trabajadores ya que, supongo, deben de entender que ellos no tienen ninguna influencia en que lo que producen se venda con algún beneficio. 

Como ha declarado un ex presidente socialista, resulta sorprendente que mucha gente se manifieste sorprendida porque el aumento del paro sea tan acelerado a la vista de la información que se tenía desde mucho antes de las elecciones. Si España crecía más que «los países de nuestro entorno», lógicamente su paro tendría que aumentar rápidamente cuando llegara el colapso de la construcción, que determinaría una contracción del crédito bancario ante los impagos que se derivarían. 

Puede que en España no hubiera muchas hipotecas “ninja”, pero resulta obvio que hay muchos créditos a promotores de obras nuevas que no podrán venderse a los precios con los que se había calculado la rentabilidad de esos proyectos de inversión. No sé si esto debe aprenderse en “conocimiento del medio”, en “economía doméstica” o viendo «Ajuste de cuentas» en la televisión, pero me parece evidente que no hace falta cursar estudios universitarios para darse cuenta de ello.

vineta_pesca-elaborada

Viñeta de Erlich sobre la complejidad de algunos instrumentos financieros (©El País 081130)

¿Se habrá perdido la facultad de raciocinio? ¿Cómo puede ser que cada parte diga siempre lo mismo ante cada nueva ristra de datos y que, además, las conclusiones sean tan distintas? Llegados a este punto suelo pensar que vivimos en un país poblado por muchos chalados ya que siempre me viene la cuestionada cita de Albert Einstein: «Locura es hacer la misma cosa una y otra vez esperando obtener diferentes resultados». 

¿Qué ocurre en España? ¿Hay un problema de índole financiera, de poca competitividad internacional o de falta de educación secundaria? ¿Tendrán la culpa los que no nos fían? ¿Podremos resolver nuestra crisis pidiendo dinero a los ahorradores extranjeros?

¿Vamos a escurrir el bulto para que nuestros descendientes analicen lo que nos pasa mientras pagan la deuda adquirida por nosotros? ¿Tendrán que aprender para ello alguna especie de “latín monetario”, o a usar instrumentos financieros todavía más complejos que los que han venido empleando los banqueros de inversión?

Tengo que seguir dándole vueltas a este asunto, pero me parece que los que se han manifestado esta semana también tienen deberes pendientes, pero a ellos les pagamos por resolverlos…

Entradas relacionadas: ¿Hay transparencia de precios y costes?, El gobierno de una economía global

feed Suscribirse en un lector a este cuaderno. El servicio co.mments permite seguir los eventuales comentarios por correo electrónico.

Posted in economía | Etiquetado: , , , , , | 7 Comments »

La motivación de cada uno

Posted by josempelaez en Viernes, 24 octubre 2008

La motivación y el compromiso de los empleados son caballos de batalla recurrentes. Considero que la clave motivacional hay que buscarla en el interior (empleado), y no en el exterior (organización). Sostengo la opinión que, si motivas a un empleado, en realidad lo estás manipulando.

motivational_coffee

¡Ésta es una gran compañía! Nos da el mejor café del mundo, lo que es un gran motivador para nuestra ética del trabajo.

Luis ha escrito en Tic & Tac al hilo de una anotación previa que quiere «hacer algo constructivo. Al más puro estilo 2.0, me gustaría hacer una lista, entre todos, de los elementos que os motivan, motivaron u os motivarían como empleados.» En mi caso, siendo uno de los que comentó en la entrada referida, debe de aplicarme lo de “los elementos que os motivaron”.

Salvando lo de que «nunca digas de este agua no beberé», o lo de «este cura no es mi padre», no tengo planes de emplearme nuevamente después de haberlo hecho durante 23 años, y de haber trabajado otros 10 como microempresario en dos etapas (inicial y final), situación en la que ahora me encuentro muy a gusto. Ello no quiere decir que esté satisfecho, como intentaré explicar en los párrafos siguientes.

Durante los años en que he sido un empleado más o menos cualificado como técnico o gerente, he trabajado a jornada completa en España para siete empresas y una institución en varias áreas funcionales y diversos roles. No voy a contar las actividades complementarias en los “pluriempleos” (asesoría, docencia). 

8 organizaciones en 23 años
ORGANIZACIÓN PEQUEÑA MEDIANA GRANDE
NACIONAL ITCSA (1) ICSA (1,5) Dragados (1), UPM (2,5), EASA (5,5)
EXTRANJERA ——— ——— Digital (6,5), CSC (1,5), Exel (3,5)

Comencé con 22 años y “renuncié a mi empleabilidad” a los 46,5 para volver a ser empresario. He residido un año en Sevilla y los demás en Madrid, viajando bastante en 3 de las 7 empresas. La segunda mitad de los años he estado empleado como directivo en multinacionales (2 estadounidenses y 1 británica). En dos de éstas tuve acceso al plan de opciones sobre acciones, que utilicé como complemento retributivo. Ahora sólo soy accionista de mi microempresa.

Bosquejado el escenario donde han transcurrido mis particulares experiencias como empleado, diré que soy el primogénito de unos padres trabajadores con largas jornadas ejerciendo profesiones liberales (medicina y podología), y que me empleé en una gran constructora un año antes de terminar mis primeros estudios universitarios para conocer el mundo laboral.

glaciers_change_landscape

Hay entornos vitales que cambian despacio

Ahora, habiendo echado la vista atrás, y para intentar contribuir con una lista al propósito de Luis, paso a preguntarme: ¿qué ha ido motivando mis cambios?

Lo primero que se me ocurre es que el motor primario debe de provenir de mi deseo de conocer cosas nuevas dentro de las que me atraen: práctica del pensamiento conceptual, descubrimiento del entorno físico, conocimiento del medio socioeconómico y construcción de algo que funcione, sea tangible o no.

La ciencia aplicada siempre me ha interesado mucho más que el arte o el derecho. Las reglas, normas, hábitos y tradiciones no han merecido nunca mis mejores aprecios.

Busco comprender las cosas aplicando la lógica. Disfruto con «el gozo intelectual», el logro de objetivos y la resolución de los problemas que surgen inevitablemente. Siempre he querido aprender para tratar de acertar más veces de las que falle y, en especial, para sentirme libre. No me gusta que me digan lo que tengo que hacer, aunque he recibido y cumplido muchas órdenes o instrucciones (en casa, colegio, campo de juego, servicio militar, empresa…)

Es como si me moviera por estar permanentemente insatisfecho con mi situación de cada momento, o la de las personas que aprecio en mi entorno, y de ello surja el que necesite hacer algo para modificarlas.

He tenido cerca constantemente libros, revistas o apuntes que leer o consultar, fuera en casa o en la biblioteca. Ahora empleo mucho más la web para esto último. De adolescente me llamaban mucho la atención las matemáticas, física, química, biología, geografía e historia. Tiempo de trabajo aparte, en el que siempre he buscado hacer lo que me gustaba, ahora dedico tiempo a la psicología, filosofía y narrativa.

Nunca he esperado que alguien me motivara, aunque no he dejado de agradecer las orientaciones, ayudas o reconocimientos. Siempre he tenido cosas que hacer, en casa y en la oficina.

library

Las conductas dependen del conocimiento y los valores

Aclaro que entiendo la motivación como un factor que es parte de la inteligencia que vamos desarrollando a través del aprendizaje. Tiene mucho que ver con el deseo, la necesidad, el estímulo, la tendencia, el móvil, el impulso o la ocurrencia filtrada que desencadena la acción tras una decisión voluntaria… En este punto debo precisar que ahora suelo emplear la siguiente definición de inteligencia:

«Capacidad de un sujeto para dirigir su comportamiento, utilizando la información captada, aprendida, elaborada y producida por él mismo» [José Antonio Marina en «La inteligencia fracasada». Editorial Anagrama. Barcelona, 2004. Página 16]

Cuando he cambiado de “puesto de trabajo” y de entorno laboral —17 veces; 6 sin cambiar de empresa— ha sido por uno de estos tres motivos:

  • me encontraba muy solo o me estaba aburriendo haciendo algo que ya era demasiado rutinario para mi “motor cerebral interior”,
  • había alguna incoherencia en el entorno que condicionaba la obtención de logros, y que no había sido capaz de resolver,
  • mi entorno cambiaba sin haberlo previsto, y surgían nuevas obligaciones o necesidades (otras tareas, compromisos, normas, gastos, ingresos…)

Habiendo sentido la necesidad de cambiar, siempre he pensado dónde me convendría ir para conseguir lo que me faltaba, salvo en dos ocasiones en que vinieron a buscarme. En cualquier caso, cuando cambié nunca fue por recibir una oferta tentadora, sino porque no me sentía suficientemente bien donde estaba a corto o medio plazo.

Los factores más críticos que valoré en los cambios fueron si:

  • la nueva actividad me dejaba ciertos grados de libertad para actuar, y si la responsabilidad y retribución que llevaba aparejadas eran consistentes (“según mercado”),
  • el entorno me permitiría aprender nuevas cosas apoyándome en las que ya conocía para poder controlar los riesgos de fracaso,
  • el jefe y los colegas de trabajo compartían los valores que yo tenía, y si nos podíamos ayudar o complementar mutuamente.
irreversible_commitment

La automatización transformará derechos de trabajadores

Bueno, no sé si este apunte ayudará mucho en la confección de “Lista de Luis”, pero no iba a escribir tan sólo que no soy partidario de la “motivación exterior”, parafraseando al cura del chiste que dice que no es partidario del pecado. Opino que hay unos “móviles interiores” que hay que aprender a conducir por el camino de la vida profesional, y personal en general, especialmente cuando eres muy pequeño.

Hace varios años que dejé de enseñar y de dar demasiado valor a los modelos de organizational management, incluyendo las teorías debidas a Maslow, Herzberg, Adams, Vroom, McGregor, Ouchi, McClelland, Alderfer, Skinner, Goldratt, Immelman, Pérez López… en el campo de la motivación de los empleados en la empresa. ¿Motivos? Nunca los he visto funcionar bien en las organizaciones en que he trabajado o contribuído a fundar, sin querer ello decir que no tengan sus buenos fundamentos aprovechables.

Rafa, que también está en esta conversación, acaba de añadir otra experiencia. No aportamos datos científicos a los que tiene Luis, pero creo que sirven para ilustrar algo que no marcha por mucho que se practiquen los modelos predicados hasta la fecha.

Por mi parte, sin dejar de emprender, trato de ponerme al día en campos como la neurociencia, la psicología evolutiva y la filosofía. Quizá haya suerte y se me ocurra algún marco más aplicable dentro de un tiempo 🙂 Hay muchos otros que buscan resolver el problema de la motivación laboral introduciendo cambios de otra naturaleza.

Mientras tanto, sigo leyendo y buscando en mi entorno. Gozo cuando descubro comprensiones compartidas como la de que «para motivar, tenemos que manipular, consentidamente o no, al individuo». Disfruto cuando pensamos entre varios. Querido Luis, over to you.

Entradas relacionadas: Gestionar talentos comerciales, Pidiendo mimos, La motivación de los talentos

Posted in gestión | Etiquetado: , , , , , , | 16 Comments »