Blog de JoseMPelaez

Aprendimiento: aprender del entorno con atrevimiento

Posts Tagged ‘empresa’

Tamaño crítico en la organización

Posted by josempelaez en Viernes, 24 abril 2009

Siempre me ha intrigado la relevancia del número de miembros y tipos de vinculación en las organizaciones humanas. En el caso del ámbito económico, ¿cuándo es mejor 1 trabajador autónomo, una red de 40 profesionales independientes o una multinacional de 400.000 empleados? ¿Hay algún número mágico de referencia para los asalariados de una empresa o los socios de una cooperativa?

protestas-agrarias

Protesta de ganaderos españoles (rtve.es 090416)

Esta semana he leído varias cosas que me han recordado unos deberes que me puso “Tic616”. Raúl se ha referido a esa nota de Luis al tratar el tamaño y la flexibilidad en la consultoría empresarial. Andrés ha publicado una entrada sobre “química laborativa” donde invitaba a pensar sobre los elementos del trabajo en un plano personal. Alfonso y Carme habían traducido semanas atrás varias reflexiones de Chris Guillebeau acerca de algunas creencias y respuestas que esta crisis va a cambiar.

Ante las reducciones de precios, “Alucinado” ha reflexionado sobre la renuencia de muchos a responder mediante la asociación. ¿Será algo malo? Partiendo de las últimas protestas agrarias en España, mencionaba las centrales de compra, cadenas de tiendas y cooperativas. En relación con éstas, Julen se ha comprometido a compartir experiencias e ideas sobre Mondragón, siendo el incremento de tamaño un factor importante.

Las crisis provocan que muchos lamenten su suerte y busquen culpables. Como ha recordado Nuria, lo bueno es que también llevan a otros a mirar hacia delante. Facilitan plantearse formas distintas de ganarse el sustento y de disfrutar de una vida mejor que las utilizadas hasta ese momento. También animan a otros a cuestionar conceptos históricos, como ha hecho Miquel con el mando y la gestión de equipos.

Tras una etapa cerrada de vivir a crédito, y teniendo que ajustarse a una realidad más dura, los hay que concluirán que es mejor buscar un nuevo tipo de ocupación retribuida en otra organización de gran tamaño para restaurar cierta sensación de seguridad. Otros considerarán que les irá mejor trabajando por su cuenta en lo que les apasiona y desarrollando su marca personal. Algunos probarán a laborar en un pequeño grupo o red distribuida que reviva en cierta forma los talleres artesanos de antaño.

Para intentar brindar una respuesta fundada a Luis tendré que darle vueltas a varias cosas. Comenzaré anotando una lista amplia con los resultados de una primera tormenta de conceptos e ideas que considero relacionadas con mi propósito. Quizá alguien se anime a rectificarla o completarla. 

teamwork-puzzle

Imagen de http://www.lumaxart.com (cc lumaxart, Flickr 071216)

→ Necesidades y motivación, recursos escasos, fines y medios, problemas y creatividad, eficacia y eficiencia, desarrollo de la inteligencia, comunicación y aprendizaje, colaboración y discusión, uso de herramientas y artefactos, especialización de tareas, división del trabajo, decisiones emocionales, inteligencia colectiva…

→ Partidas de caza, grupos de recolección, poblaciones para abastecimiento y defensa, culturas para el desarrollo económico y humano, lucha de clases sociales, sistema democrático, economía de mercado, crecimiento sostenible, conciliación de vida laboral…

→ Clanes familiares, tribus étnicas, hordas y ejércitos, jurisdicciones legales, gremios artesanales, comunidades eclesiásticas, universidades del saber, asociaciones científicas, económicas y culturales, congregaciones religiosas, academias de ciencias y letras, institutos de enseñanza, escuelas técnicas, colegios profesionales, empresas capitalistas, cooperativas agrarias, laborales y de consumo, parlamentos legislativos, partidos políticos, mafias criminales, uniones sindicales, agrupaciones patronales, organizaciones no gubernamentales, fundaciones sin ánimo de lucro…

→ Agricultores, ganaderos, artesanos, jefes, chamanes, comerciantes, navegantes, exploradores, guerreros, sacerdotes, letrados, señores, siervos, burgueses, administradores, obreros, técnicos, directivos, políticos, maestros, profesionales liberales, militares, empleados, trabajadores autónomos, agentes libres…

→ Explotación de recursos primarios, construcción a medida de edificios e infraestructuras, sistemas de transporte y comunicación, redes comerciales, manufacturas industriales, concentraciones fabriles, laboratorios de investigación, mallas energéticas y de otros servicios básicos, organizaciones de distribución, mercados de “gran consumo”, mercados de la “larga cola”…

Economías de escala y de gama, externalidades de red, concentraciones de talleres industriales, cadenas de montaje en serie, clusters sectoriales, externalización operacional, producción ajustada, fabricación ágil (flexible, adaptable y rápida), personalización masiva, participación de clientes en el proceso, contenidos generados por los usuarios…

→ Archivos y bibliotecas, sistemas de información y telecomunicación, libertad y difusión del conocimiento, fabricación distribuida (OEM, EMS, ODM…), empresa e innovación abiertas, redes digitales de intercambios…

Organización por proyectos, procesos, funciones, matriciales…, empresas como interfaces, secciones de trabajo, equipos de proyecto, organizaciones de código abierto, fuerzas de tareas, democracia económica

En notas posteriores trataré de enhebrar argumentos que me permitan opinar sobre la importancia y el tamaño crítico en las organizaciones humanas.

Entradas de este cuaderno con alguna relación: La motivación de cada uno.

Suscribirse a las entradas de este cuaderno mediante un lector.

Posted in gestión | Etiquetado: , , , , , , , | 15 Comments »

Manifestaciones eficaces y cambios pendientes

Posted by josempelaez en Sábado, 6 diciembre 2008

Cuando aparece la desconfianza y baja el ritmo de la actividad económica se reduce la riqueza. Entre otras cosas, aparecen tensiones para alterar la distribución de la que queda ya que las actividades económicas se ven desigualmente afectadas. En estas coyunturas hay quienes se manifiestan para exigir el mantenimiento de sus rentas. También los hay que ven una oportunidad para cambiar los modelos de pensamiento y crecimiento que han caracterizado la etapa que finaliza.

manifestacion-ccoo_navarra

Fidalgo apoya las ayudas a la automoción para fortalecer el tejido industrial (©EFE - Diario de Navarra 081202)

¡Movilización! ¡Salgamos a la calle! ¡Nos van a oír! ¡Tenemos que exigir nuestros derechos económicos a un trabajo, vivienda, transporte, educación, sanidad, protección, entretenimiento, jubilación, asistencia…! ¡Ah!, que no se nos olvide, no vale que nos concedan cualquier cosa. Como poco tienen que darnos algo que sea mínimamente “digno”. Si en la autonomía, nación o estado vecino tienen más “dignidad”, yo aspiro a la misma. El cómo lograrlo es otra materia, y muchos creen que no es de su responsabilidad.

Partimos de que todos tenemos los mismos derechos reconocidos por la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948, el pacto de la ONU por los derechos económicos y sociales, el estado del bienestar, la constitución correspondiente… o lo que sea menester para justificar la manifestación por la exigencia de turno. A ver si ahora va a resultar que tener autonomía, independencia o soberanía va a implicar poder tener derechos o retribuciones distintas según capacidades, productividades, riesgos, etcétera. No, en esta tierra todos aspiramos a que “nos den” lo mismo en “el reparto”. ¿Nos den? ¿Quién? ¿El gran todopoderoso que puede que haya fuera del cosmos?

Movilizarse siempre ha resultado eficaz para llamar la atención y presionar a los dirigentes públicos, que son los que finalmente reparten unos dineros que no han ganado con su esfuerzo o su ingenio cultivando la tierra, forjando el hierro, transportando las mercaderías o comerciando en los mercados.

¿Para qué se movilizan los trabajadores de hoy en España?Al final del primer semestre de 2008 hemos asistido a las protestas de los pescadores, agricultores, ganaderos y transportistas que exigían al Gobierno español que levantara barreras proteccionistas y garantizara de alguna forma la rentabilidad de sus explotaciones económicas. ¿Se pueden dar órdenes a los mercados para que funcionen como quieran algunos? La bajada de los precios del petróleo permitió relajar la “tensión social” en el terreno de los autónomos y pequeños armadores o productores. El conflicto ha quedado  aparcado mientras no vuelva a superar un cierto umbral, o hasta que la crisis se cebe en ellos.

Protestas por el cierre de la planta de Delphi que fue anunciado por la multinacional el pasado 22 de febrero de 2007 (Jorge Zapata, ©EFE - 20minutos)

Protestas por el cierre de la planta de Delphi en Cádiz (Jorge Zapata, ©EFE - 20minutos 070416)

Los obreros y asalariados en general suelen reivindicar en la calle el mantenimiento de su poder adquisitivo y de sus puestos de trabajo. Parece que no les preocupa que sus luchas reduzcan la rentabilidad y, por consiguiente, la continuidad de la persona jurídica que les proporciona un empleo, o que sus posturas impidan el desarrollo de los trabajadores de otros países que viven muchísimo peor desde un punto de vista económico.

Es como si los “patronos”, por definición, fueran unos explotadores de seres humanos y ellos tuvieran que combatirlos. Es como si la condición de empresario estuviera sólo reservada a una casta aristocrática especial, o como si estuviera sólo al alcance de una minoría capaz de superar una oposición muy difícil. Cierto es que los empresarios no abundan, y que creo que pocos quieren serlo, pero es por otros motivos y ello no debiera de ser así cuando se aspira a vivir en libertad.

Ahora tenemos en la calle a los trabajadores de las fábricas de coches porque, en realidad, los concesionarios venden menos vehículos que los que producen ellos. ¿Qué más les da si se debe a que los clientes no los demandan porque no tienen dinero ni crédito? ¿Qué les importa si resulta que sus coches son más caros de adquirir y de mantener que los producidos en otros lugares porque los salarios son mayores y las horas de trabajo menores?

Todavía no hemos llegado a las imágenes de las reconversiones industriales de la minería del carbón y de la construcción naval de los ochenta, pero llegarán. No tardaremos mucho en ver a muchos trabajadores pasando los lunes al sol.

Como estamos en un mal momento para el sector automovilístico, lo cierto es que van consiguiendo que el Estado les subvencione para hacer que trabajan. Para lograrlo han tenido que salir a la calle y “trabajarse” más a los políticos, aunque hayan terminado arrancando menos ayudas que los bancos que lo hicieron desde los despachos. Se ve que los “currantes” del sistema financiero saben “pescar” de maneras mucho más sofisticadas. 

church-google_answers

Imagen de una colección de "posters" (JOELX 080611)

El Gobierno de Aragón, que quiere mantener los puestos de trabajo en las proximidades de Zaragoza, ha aprobado ya avales para que General Motors siga fabricando allí uno de sus nuevos modelos. El Gobierno de España también ha establecido unas ayudas de 800 M€ procedentes del fondo especial (deuda pública a pagar entre todos en el futuro) para los fabricantes que no despidan un trabajador más. Los sindicatos quieren discutir con el Gobierno, ANFAC y SERNAUTO las condiciones y detalles del reparto del dinero de los impuestos que tendremos que pagar para apoyarles. Por el momento, Nissan ha cambiado el ERE de reducción definitiva de puestos por otro temporal.

Cierto es que los manifestantes han ido logrando “resultados” hasta ahora, pero éstos no han sido los cambios estructurales que necesitamos en nuestra organización social y económica para dotarla de mayor independencia. ¿De verdad cree alguien sensato que caminar gritando consignas detrás de unos símbolos es una medida efectiva para mejorar la situación de un país que lleva muchos años destacando en el panorama internacional por sus elevadas tasas de desempleo y sus raquíticos indicadores de competitividad? ¿Hasta cuándo vamos a poder seguir financiando nuestro sistemático déficit exterior?

Lamentablemente, algunos consideramos que tenemos pendientes unas transformaciones mentales colectivas que resultan imprescindibles para que no terminemos sufriendo un paro cardíaco, o para no volvernos locos de atar. Si no se producen, irá creciendo el número de los mejor educados y más capacitados que decidan emigrar a otros países menos intervencionistas y más reconocedores de los méritos individuales.

Entradas relacionadas: Parón económico por sorpresa

feed Suscribirse en un lector a este cuaderno. El servicio co.mments permite seguir los eventuales comentarios por correo electrónico.

Posted in economía | Etiquetado: , , , , , | 1 Comment »

Y ETA Y vasca

Posted by josempelaez en Miércoles, 3 diciembre 2008

El asesinato de un empresario a tiros por parte de unos pistoleros independentistas dispara muchas emociones y reflexiones. Educación, Trabajo, Aspiraciones y preguntas que nacen en una sociedad emprendedora que, desde hace pocas decenas de años, debate sobre valores enfermos e identidades míticas. El progreso humano hace que el mundo sea más global y consciente de lo que somos. La historia no permite rebobinar y las montañas ya no sirven para separar a las tribus.

ignacio-uria-mendizabal

Imagen de Ignacio Uría (©TVE1 TD2 081203)

¡AY, YETAY! ¡Qué desolación! ¡Qué horror! ¡Cómo puede haberse educado alguien que piense que puede matar a otro ser humano por no plegarse a sus exigencias y amenazas criminales!

Dos asesinos han descerrajado hoy dos tiros a quemarropa en el pecho y la frente de un empresario muy querido en su entorno: Don Ignacio Uría Mendizabal, q.e.p.d. La empresa de la que era consejero y copropietario, Altuna y Uría, es una de las constructoras adjudicatarias de las obras del Tren de Alta Velocidad (TAV) vasco. Se trata de una empresa familiar cuya propiedad parcial heredó junto a sus dos hermanos, comprando luego la parte de los herederos del socio de su padre. En ella también trabajaban algunos de sus cinco hijos y varios sobrinos. 

Ignacio vivía en Azpeitia, un municipio guipuzcoano de unos 14.000 habitantes. Estaba casado y le faltaba un mes para cumplir 71 años. Los asesinos le esperaban en el aparcamiento de un restaurante muy cercano a la sede de su empresa donde iba con unos amigos de toda la vida a tomar un café y jugar a las cartas. Ha muerto haciendo lo que solía en el mismo entorno donde ha pasado su vida trabajando para seguir haciendo progresar a una empresa de 370 trabajadores constituida en la década de los 60 por su padre, un albañil. «Era una persona que estaba siempre encima, un tipo implicado. Tenía un equipo gestor, pero su figura era la de un empresario a la antigua usanza que ese encargaba de revisar personalmente las máquinas y ese tipo de cuestiones», ha dicho un ejecutivo de una empresa adjudicataria del Tren de Alta Velocidad que lo conocía personalmente.

Los empresarios amenazados, a diferencia de los concejales, no llevan escolta. El constructor asesinado estaba amenazado por negarse a pagar el “impuesto revolucionario”. Su sociedad y otras estaban en una lista de objetivos capturada a los terroristas de ETA. Varios de sus camiones-hormigonera habían sido dañados y pintarrajeados en un asalto perpetrado en marzo de 2007. 

La banda había amenazado en distintos comunicados a las compañías que ejecutan las obras del TAV, que han sido objeto de varios ataques con bombas. El último era de agosto de este año. Según los asesinos, estas empresas están sirviendo a unos intereses que no son los de Euskal Herria. Las han acusado de enterrar en cemento el proyecto independentista

El presidente del Gobierno vasco ha declarado que «ETA ha matado a un hijo de este pueblo, a una persona buena como el pan y a un emprendedor». También ha comentado que la sociedad vasca “quiere” al empresariado y lo necesita “más que nunca”. Las obras referidas, financiadas íntegramente por el gobierno central y consensuadas con el autonómico, han sido también objeto de mucha controversia ante las protestas de varios colectivos ecologistas y de la izquierda “abertzale”.

inicio_obras_y-vasca_ordizia

Obras de la Y vasca en Ordizia (©Javier Hernández, El País 080825)

Y vasca, como también se conoce a las obras del TAV, es una expresión que hace referencia a la figura que forma el ferrocarril que, subiendo desde Vitoria, se desdobla a la altura de Mondragón para ir hacia Bilbao y San Sebastián e Irún. Esta nueva infraestructura mejorará la conexión de la región con el resto de España y de Europa a partir de 2013. Forma parte del tipo de obras que han permitido progresar históricamente a la humanidad al facilitar su comunicación, sus intercambios comerciales, su calidad de vida, su conocimiento y su salud física y mental. Es la clase de infraestructuras que han alejado a las sociedades del oscurantismo de los mitos, de sus luchas tribales y de las muertes prematuras. ¿Cómo pueden servir para justificar en estos tiempos la muerta violenta de un ser humano?

Educarse en muchas escuelas vascas es otro de los interrogantes que me suscita este nuevo asesinato. ¿Cómo pueden haberse criado y educado algunos individuos en un sistema escolar y familiar que, en una parte no despreciable en términos cuantitativos —aunque sí lo sea, y mucho, en términos morales y éticos— genera, permite o tolera que sea aceptable matar y no condenar un asesinato para sostener una opción política determinada?

Trabajar como maquinista en una obra sin tener claro si la razón está de parte de los agresores o de los agredidos por los sabotajes. Trabajar en una empresa radicada en un municipio donde los concejales que has votado no condenan el asesinato del empresario que arriesga su patrimonio —y también su vida, en este caso— para que la sociedad circundante siga prosperando y goce de una riqueza mayor. ¿Cómo pueden algunas personas haber conducido a otras a tener que vivir en esta clase de situaciones?

Aspiraciones y acciones de unos ciudadanos que viven en un mundo que cada año está más y mejor informado, lo que permite plantearse nuevas metas y resolver con más decisión y mejor creatividad los problemas que aparecen en los caminos que se emprenden. ¿Cómo pueden convivir unos ciudadanos con los que asumen acciones y aspiraciones propias de una edad más oscura con su acción u omisión?

Y con todo lo anterior me temo que algunos dirigentes caminen en contra del progreso histórico. Considero que una sociedad donde los policías, políticos, estudiantestrabajadores, técnicos, empresarios… son objetivo de los asesinos que da a luz es una sociedad sostenida por valores enfermos que desaparecerán antes o después. ¿Cómo pueden no ser conscientes de que no se puede gobernar sólo para una fracción minoritaria de los ciudadanos?

Entradas relacionadas: Lo que hay que leer…, Información accidentada

feed Suscribirse en un lector a este cuaderno. El servicio co.mments permite seguir los eventuales comentarios por correo electrónico.

Posted in general | Etiquetado: , , , , | Leave a Comment »

La supuesta solidez empresarial

Posted by josempelaez en Lunes, 1 diciembre 2008

Es muy común asociar el tamaño y grado de diversificación de las empresas con su hipotética solvencia. En esta entrada comento el caso de una de proyectos de ingeniería de sistemas industriales que ya no busca la solvencia (capacidad de hacer frente a sus compromisos) a través de la imagen transmitida por sus oficinas. Bastante habría que reflexionar hoy sobre muchas "grandes empresas".

employee-building_bethlehem-steel-mills

Edificio de empleados en la abandonada acería de Bethlehem en Nueva York (cc Jay Morrison, set en Flickr)

La semana pasada estuve con un antiguo compañero de trabajo de mi quinta que abandonó el abrigo del empleo en una multinacional hará casi veinte años. Para situarnos contaré que fundó una pequeña empresa de servicios de informática industrial junto a otro socio, llegando a tener que pagar mensualmente una nómina de más de 40 empleados. Él dirigía y protagonizaba el proceso productivo mientras que su socio se hacía cargo del área económico-administrativa.  

Hace unos nueve años vendió su parte al colega con la intención de tomarse un respiro en su acelerada actividad profesional. Llegó un momento en que sólo sentía que estaba trabajando para resolver los problemas de sus empleados, más que hacerlo para los de sus clientes o disfrutar trabajando en lo que le gustaba. En su día me comentó que quería poder liberarse, al menos durante un tiempo, de la “carga de la nómina” y de la hipoteca de la oficina que habían adquirido, cargas que sentía que tenía que soportar solo.

No tardó muchos meses en crear otra nueva empresa en el mismo sector, que es el que domina y donde es considerado un excelente profesional. Estuvo trabajando prácticamente en solitario al comienzo de su regreso para poder hacerlo a su aire. No obstante, el tener que responder a más peticiones de sus clientes ha ido llevándole a contratar nuevamente a empleados y a adquirir compromisos con otros colaboradores. Hoy brinda trabajo a una decena de personas que, en mayor o menor medida, dependen de su iniciativa y prestigio profesional.

Su anterior experiencia de diversificación, al invertir en un local propio para intentar transmitir una imagen más sólida en su actividad de servicios, no resultó como esperaba. Desde que se hipotecaron estuvieron sufriendo problemas de tesorería derivados de los pagos de la oficina. Además de las tensiones que ello le generó, la primera empresa que fundó sufrió un bajón en su actividad que la condujo al cierre seis años después de que él la dejara. Cuando su ex socio intentó vender el inmueble para pagar las últimas nóminas e indemnizaciones, no pudieron hacer líquido su activo con la rapidez y valor que se suponía que tendría, a pesar de que entonces no había crisis. El local que teóricamente aportaba una imagen de solidez y solvencia fue “malvendido” por el banco para liquidar las deudas y pasivos laborales acumulados. Hoy habría sido peor dada la situación del mercado inmobiliario.  

mechanical-shop_bethlehem-steel-mills

Taller de mecánica en la abandonada acería de Bethlehem en Nueva York (cc Jay Morrison, set en Flickr)

Por consiguiente, la nueva empresa de mi amigo no tiene una oficina, ni siquiera alquilada, al menos de momento. Trabajan en las instalaciones de los clientes y en sus despachos domésticos. Complementan su coordinación telefónica y electrónica con reuniones para disfrutar de una comida, participar en cursos de formación o realizar actividades o deportes en grupo.

Ello les plantea algún problema de imagen comercial en ciertos casos, pero tratan de solventarlos apoyándose en los buenos resultados que van obteniendo en los proyectos de sus grandes clientes y, sobre todo, no olvidando lo aprendido. Crecer para poder asumir mayores compromisos y ofrecer una mejor imagen de solvencia puede llevarles a situaciones que les alejen mucho de su objetivo de disfrutar mientras trabajan, aparte de que pudiera tratarse tan sólo del montaje de un espejismo. 

En esta ocasión hablamos de cómo marchaba nuestro negocio y se interesó por mi opinión acerca de cómo iba a afectarnos la crisis económica, que nos afecta por la morosidad. Me comentó que él estaba tranquilo por su cartera de proyectos en América del Sur. Cubría ya razonablemente la capacidad de servicio de las personas a las que brinda un medio de vida, casi todas en España.

Sin embargo, sus expectativas domésticas eran malas. La gran empresa internacional para la que más trabaja, que vende equipos sofisticados y le subcontrata una parte de sus grandes proyectos de automatización industrial en España, estaba sufriendo un parón significativo en su actividad. Su preocupación actual era averiguar cómo poder traer los excedentes económicos generados allende el gran océano debido a que los gastos de su gente se realizan en este lado.

aerial-view_bethlehem-steel-mills

Vista superior taller en la abandonada acería de Bethlehem en Nueva York (cc Jay Morrison, set en Flickr)

Convinimos en que debíamos de estrechar más la colaboración actual y ponernos a vender conjuntamente nuestro software de gestión de procesos operacionales y sus servicios de implantación y soporte. Entendimos que, en las circunstancias actuales, la carencia de una gran marca e imagen comercial para competir con las grandes empresas de implantación de sistemas podría compensarse con las buenas referencias de los clientes existentes, así como con nuestros menores precios dados nuestros gastos.

Comento esta pequeña y cercana historia en el cuaderno porque, en los meses próximos, me gustaría poder reflexionar sobre varios asuntos. Me interesan la construcción de la reputación profesional y la imagen comercial, la influencia de los activos digitales frente a los materiales, los límites para que las empresas crezcan y se diversifiquen, el impacto de las TIC en las formas y dimensiones organizativas

Empresas muy grandes y sólidas, como la acería de la que provienen las imágenes que ilustran esta nota, han desaparecido dejando sólo un rastro de contaminación ambiental.

También me gustaría descubrir cómo se monta la imagen de algunos directivos en empresas que suelen considerarse como referentes económicos. Además, me resulta llamativo que, en tiempos difíciles, haya bastantes que pensemos que se debe recurrir más a equipos o profesionales que no están dentro de las organizaciones tradicionales, aunque se trate de las más cualificadas o especializadas. Mucha materia resulta, pero ya irá cayendo.

Entradas relacionadas: Las start-ups pueden aprovechar la crisis, Planeando tiempo para vivir con salud, Emprendedor español 

feed Suscribirse en un lector a este cuaderno. El servicio co.mments permite seguir los eventuales comentarios por correo electrónico.

Posted in negocio | Etiquetado: , , , , , | Leave a Comment »

La marcha de las generaciones

Posted by josempelaez en Lunes, 10 noviembre 2008

Muchos se han movido para tratar de extraer de la web todo su potencial. Cuando trabajan en una organización se encuentran con herramientas informáticas que no les satisfacen, y no quieren renunciar a las que están utilizando en sus restantes actividades. El uso de la web es ya una parte inseparable de su educación, trabajo, vida… La sociedad en su conjunto y las empresas que operan en sus mercados también se han visto afectadas. ¿Progresan éstas adecuadamente?

abiquo_planta

Ilustración de una visión disruptiva del uso de internet citada por El Periódico. Aplicación de ejemplo de Abiquo (Jesús Monleón)

En mi nota anterior escribí que la «computación en la nube» presenta ciertas desventajas a ojos de una gran mayoría de los directivos empresariales. Me referí particularmente, aunque muy de pasada, a los responsables de los sistemas de información al más alto nivel organizativo (CIO). No he puesto de informática porque no quiero confundir una labor con la otra, sin que vaya a ser éste el centro de la reflexión que me propongo hacer aquí y ahora. [Tampoco deseo que los títulos de unos puestos me metan en la polémica abierta sobre diplomas académicos y competencias profesionales, o sobre sus maneras de difusión 🙂 ]. 

Un problema de La Nube que no mencioné es que bastantes trabajadores, especialmente de los nuevos, tienen puntos de vista muy diferentes del “corporativo” sobre la informática. Aunque una mayoría relevante siga siendo poco sensible al empleo eficiente de la tecnología, creo que este número irá a menos, y no a más. La atracción de las ventajas para los usuarios que se derivan de las externalidades es demasiado grande como para resistirse a ellas de manera sostenible. Me parece que los progresos de Facebook y Tuenti lo atestiguan.

Los usuarios jóvenes, y los curiosos que no lo son tanto, están acostumbrados a leer artículos del tipo de «guía práctica para trabajar en la ‘nube’». Hay muchos que aplican lo que aprenden sin haber ido a la universidad. No necesitan estudiar informática, ni pedir a un técnico que les ayude, ni siquiera leer manuales complejos para comenzar a montar cosas interesantes. Tampoco deben hacerlo para realizar ciertos cambios más o menos promovidos, autorizados o tolerados (los famosos hacks). Además, cada vez hay más  “informáticos de profesión” desarrollando menos programas y adaptaciones a la medida de sus clientes y construyendo más herramientas o servicios genéricos, que terminarán adaptando sus futuros usuarios.

Lo que sucede es que la mayoría de estos nuevos trabajadores ilustrados en la web, cuando llegan a sus oficinas o recorren los lugares de trabajo de sus clientes, encuentran otras herramientas empresariales a su disposición. Si nos referimos a trabajos muy genéricos, las aplicaciones que ponen a su servicio suelen ser menos útiles, sencillas, potentes o atractivas que las que encuentran en internet. Éstas son gratuitas o tienen un precio al alcance de la mayoría de los aficionados más entusiastas y avanzados. Este fenómeno ha sido observable desde hace una decena de años, que no meses, aunque haya ocurrido en una minoría de casos.

unilever-consumerization-architect

Wendy Wilkes, de Unilever (Graham Trott, BW 080814)

Según cuenta tic616, Accenture ha publicado una encuesta muy reveladora sobre los “trabajadores de la nueva generación”. La consultora concluye que la «millennial generation demands own devices at work and don’t adhere to corporate technology policies.» Se refiere a estudiantes y empleados entre 14 y 27 años en los EE. UU. Los resultados de la encuesta apuntan a una desconexión entre la tecnología que proveen las empresas y cómo los trabajadores jóvenes quieren utilizarla y colaborar. Business Week informó hace pocos meses de que Unilever, una gran compañía de las consideradas clásicas, está haciendo cambios relevantes en su informática corporativa para atraer a los mejores candidatos jóvenes. 

Además, creo que la Generación X protagonista de alguna novela de Douglas Coupland, educada mientras jugaba con los primeros ordenadores personales durante su adolescencia, tiene ya bastante influencia en las decisiones empresariales en general, y más en las de tecnología. En 1982, cuando yo tenía 29 años, compré un ZX Spectrum que aún conservo (guardado en una caja de un desván). En mi caso pasé de “jugar” en la empresa programando en Fortran para tratar distintos tipos de datos a hacerlo en casa usando Basic. Lo que también ocurrió en aquellos tiempos es que hubo otros muchos con menos años que aprendieron directamente a programar curioseando y experimentando con esos primeros ordenadores personales. Si andaban por los 12 años, hoy tienen ya sobre los 40. ¿Quién va a seguir decidiendo en las grandes empresas que prejubilan a sus trabajadores con poco más de 48 años porque la tecnología permite hacer más con menos personas?

Sin apoyarme en la influencia que internet ya tiene en la política, como han demostrado los triunfos electorales de Barack Obama (47 años), hay bastantes ejemplos de cómo está transformando ya la forma de trabajar en muchos sectores empresariales. Dos de los más difundidos son el editorial, especialmente la prensa periódica, y el musical, particularmente la producción discográfica. Pepe Cervera acaba de reflexionar sobre que «los nuevos medios no son viejos medios con internet», al igual que «el ferrocarril no eran carretas con vapor ni los aviones son trenes que vuelan». Enrique Dans explica en «vivan las cadenas» los contratos 360º que buscan atar por todas partes a los artistas porque «las discográficas se ven abocadas a un redimensionamiento radical, a una severísima cura de adelgazamiento, y a un intento de ampliar sus fuentes de ingresos.»

kevin-kelly_didac-lee

Dídac Lee, Kevin Kelly y Pep Campàs (Bloc DL 071128)

Kevin Kelly es uno de los observadores y pensadores más respetados de la web, editor de Wired y autor de «New Rules for the New Economy» entre otros libros. Acaba de exponer en la Cumbre Web 2.0 2008 que «los próximos 6.500 días de la web» serán muy distintos de los que hemos conocido, según comenta Francis Pisani. Éste sigue diciendo:

«La web de mañana no será la web mejorada. Será otra cosa. Esta otra cosa será, para empezar, lo que él [KK] llama una amplísima máquina, en las nubes (reconstrucción tridimensional), que incluye todos los datos disponibles. Para Kelly, todo lo que no esté ‘websado’ no existirá. La web será el OS global de mañana, ¡captará todo, absolutamente todo! Accederemos a ella a través de un montón de aparatos con pantalla (de la televisión al teléfono móvil, pasando por la pantalla de control de nuestra nevera y el GPS de nuestro coche…) que no serán, de hecho, más que ventanas hacia la “gran máquina”.»

Muchos jóvenes, y no tan jóvenes, somos lectores y escuchantes asiduos. Estamos al corriente de los cambios que se van introduciendo a nuestro alrededor. Por ejemplo, los “marchosos” emprendedores jóvenes de Abiquo han liberado gratuitamente unas herramientas para poder ir construyendo esta nueva web, se llame grid o se llame cloud. Ha pasado un cuarto de siglo desde el lanzamiento del Spectrum y siguen surgiendo muchas más herramientas baratas con las que experimentar y construir cosas nuevas. ¿Quién va a frenar su uso en las empresas? La competitividad global manda, a menos que los de Washington decidan virar el rumbo económico hacia babor, lo que sería peor.

Por lo tanto, y parafraseando a José Antonio Marina, ¿cuándo empezarán los CIOs a aplicar resueltamente su inteligencia para reinventar las soluciones informáticas que aplican a los problemas de sus organizaciones? ¿Por qué no marchan con decisión para no verse desbordados por las nuevas generaciones? Seguiré dándole vueltas o, mejor dicho, avanzando en mi intento de búsqueda de una buena respuesta. Me anima lo que “tuiteaba” Martínez: «a veces cuesta menos hacer realidad una visión que, después, hacer visible esa realidad.»

Entradas relacionadas: Conmutación a la nube, Emprendedor español, La motivación de los talentos

Posted in innovación | Etiquetado: , , , , , , | 4 Comments »