Blog de JoseMPelaez

Aprendimiento: aprender del entorno con atrevimiento

Posts Tagged ‘gobierno’

La motivación de los otros

Posted by josempelaez en Martes, 16 junio 2009

¿Hasta dónde se puede imponer un determinado modo de funcionar en una organización social? ¿Qué papel han de jugar los gobernantes y “dinamizadores” respecto del que han de desempeñar los “organizados”? ¿Qué motivaciones impulsan a unos y otros?

vida-de-los-otros

El capitán de la policía política de la RDA (Piñe, Punto Radio 080602)

«La vida de los otros» es el título en español de una película que me gustó mucho por varios motivos. Uno de ellos es la descripción que hace de la vida en una sociedad “muy organizada”, tanto de una manera intensiva como exhaustiva, o de una forma muy activa y amplia si así se me entiende mejor. La desaparición del régimen político que gobernó la RDA durante 50 años tras la Segunda Guerra Mundial fue simbolizada por la caída del Muro de Berlín en noviembre de 1989.

Entonces terminó una etapa donde la divergencia entre legislación y ética generó bastantes disonancias cognitivas entre sus habitantes. No obstante, la mayoría de la población se había adaptado a vivir bajo las normas y el control de una federación política única que, a través de sus muchos militantes, promovía y controlaba todas las actividades de la “organización social”. Creo que los parientes y simpatizantes de la Alemania Occidental constituyeron un apoyo relevante para los disidentes.

He recordado esa película por dos razones. Una es la situación que se está viviendo en Irán (otra democracia aparente) tras las elecciones del pasado fin de semana. ¿Qué poder real tienen y pueden ejercer hoy sobre los integrantes de una organización los que intentan determinar su funcionamiento, especialmente contra la oposición de un gran número de sus miembros? En cualquier caso, me parece que, en entornos culturales distantes en espacio y tiempo, siguen apareciendo fenómenos de control tristemente cercanos.

los-otros-madrileños

Editorial Avapies. Madrid, 1984 (Vallecas Todo Cultura)

La otra razón para haber pensado en la motivación de los demás ha sido el interesante documental «Flores de luna» que vi en la última sesión de «Versión española». El largometraje y las conversaciones versaron sobre la experiencia de muchos inmigrantes: los que se desplazaron desde la España rural a la urbana durante los años 50 y se asentaron en la finca de La Cambronera, al sureste de Madrid. Entonces era ya conocida como el Pozo del Tío Raimundo por el brocal que asomaba junto a la vaquería de antes de la guerra civil.

No fueron los únicos, ni los primeros ni los últimos. Las barriadas obreras de Orcasitas en Usera, San Cristóbal en Villaverde, Entrevías, Palomeras y Cerro del Tío Pío en Vallecas, Gran San Blas en Canillejas… fueron otros barrizales madrileños que también vieron llegar, esforzarse y luchar con dignidad a miles de campesinos que escapaban de la miseria —y en muchos casos también de la discriminación por su desafecto al franquismo— desde los latifundios andaluces, extremeños y manchegos.

Esperanza Molina, una universitaria de la burguesía que vivió allí entre 1957 y 1964 publicando «Los otros madrileños. El Pozo del Tío Raimundo» en 1984, recordaba el viernes: «Si alguna motivación había en las personas, […] en la generación que hizo El Pozo, [… estaba en lo que decían] marcando enormemente, con una expresión fuerte: es que yo lo que vengo a buscar aquí es escuela y médico “pa” mis hijos. Que no sean como yo. Que puedan estudiar, que puedan aprender. […] A ver si ellos consiguen “un trabajo de corbata”».

La voz del relato introductorio decía que: «Este barrio obrero se convirtió en modelo de organización y referencia social. Su lucha basada en la cooperación, el esfuerzo y la conciencia de clase es todo un símbolo de superación personal y colectiva». Los niños y jóvenes que llegaron en los años 50 y 60 fueron ayudados por los educadores de colectivos sociales de la época. Entonces eran jóvenes universitarios voluntarios y sacerdotes jesuitas practicantes de la teología de la liberación.

autoconstruccion_el-pozo

Autoconstrucción de vivienda baja en barrizal (RTVE 081124)

Fue una barriada autoconstruida en su origen, al estilo de lo que se hacía en sus pueblos de partida. En ella se demostró que, con unos padres emprendedores y decididos apoyados por buenos dinamizadores, se puede llegar a movilizar y a concienciar a los jóvenes para lograr el cambio que anhelaban. La transformación urbanística y cultural fue un gran caso de éxito de las asociaciones vecinales. Evidentemente, hubo que hacer grandes sacrificios y superar muchos dolores y sufrimientos.

No ha habido continuidad. Los jóvenes actuales han rechazado esa cadena de comunicación y de valores. El fracaso escolar actual es elevadísimo. Uno de los hijos de ayer y padres de hoy decía que ellos no tenían cultura y estaban ansiosos por adquirirla. Sin embargo, sus hijos están ahora rodeados por la cultura, pero no se interesan por ella. Tampoco aprecian la solidaridad que había entre los vecinos forjada en una lucha constante defendiendo sus reivindicaciones para mejorar su barrio y sus condiciones de vida y trabajo.

Arriba me he referido a los intentos de control de las organizaciones sociales porque la historia muestra que siempre aparecen un final y un cambio. También enseña que estas situaciones suelen repetirse. La esclavitud, el feudalismo, el despotismo, la dictadura… tienden a reaparecer con otras facetas. ¿Qué motivaciones tienen unos y otros? ¿Cómo se potencian o se frenan esos impulsos? ¿Puede equipararse lo legal con lo ético? ¿Los estímulos de cambio han de ser más endógenos que exógenos?

La cuestión que me viene ahora, después de haber comentado desigualmente estos tres casos, es: ¿Qué papel juegan los que apoyan a los que han decidido luchar contra un cierto régimen o estado de las cosas? ¿Cuánto depende el éxito de una transformación de los educadores, voluntarios, cooperantes, monitores, asistentes, agitadores, dinamizadores… sociales?

Entradas de este cuaderno con alguna relación: Educación: una verdad incómoda, La motivación de cada uno.

Suscribirse a las entradas.

Posted in educación | Etiquetado: , , , , , | 18 Comments »

La política de gastos y gestos

Posted by josempelaez en Domingo, 12 abril 2009

Muchos políticos deben de considerar que sus actividades principales son reunirse, hacer declaraciones y posar para las cámaras. Además de no verlo igual, entiendo que tampoco lo hacen bien. No explican lo que es relevante para que decidan los ciudadanos por sí mismos. Tampoco exponen las materias de interés público de una forma transparente y pedagógica.

salgado-sebastian

Ministros Salgado y Sebastián (©Álvaro García, El País 090412)

Terminé mi entrada previa con algunas ideas y creencias del embajador socialista Paco Vázquez. También dijo que veía lógico el cambio de gobierno en la economía española porque Pedro Solbes quería dejarlo.

Todo eran suposiciones antes de la confirmación de la crisis. Las sigue habiendo tras comunicarla. ¿Por qué se cambia un gobierno nuevecito?, se pregunta Manolo Saco. ¿Alguien cree que la crisis económica va a ponerse a temblar tras «el cambio de ritmo» anunciado para luchar contra ella?

Paco no habló de los porqués de Pedro. Sabemos que era poco partidario de la devolución electoral de los cuatrocientos euros porque reducía el margen de maniobra. También que en noviembre consideró que estaba agotado el margen de medidas anticrisis gastando más dinero público.

Quizá ocurriera que, pocos meses después de aceptar continuar otra legislatura, entendiera que no podía seguir el ritmo ilusionista de los más jóvenes. ¿Dónde nos conducirá el rápido aumento de la gran deuda exterior neta de España? ¿Nos acercará a Alemania o a Argentina, ambas en el G20?

¿Qué otras consecuencias van a tener las prisas que alegó Leire Pajín ante Ignacio Escolar para justificar el olvido de Solbes en sus agradecimientos? Su rectificación me ha parecido increíble. ¿Es que el «cambio de ritmo» va a aturrullar también a los políticos menos maduros? ¿Realmente piensan que sólo sufrimos una crisis global y que basta con infundir ilusiones, alentar el consumo y gastar para apuntalar el empleo sin hacer reformas mientras marchamos hacia una recesión profunda debido a una educación fracasada?

¿Qué ha pasado para que MAFO dejara de complacer al ex presidente de la CCM e interviniese por su cuenta, aunque fuera tarde? ¿Promovió Alfredo P. Rubalcaba a Elena Salgado como técnica “mandada” de R. Zapatero? ¿Por qué ha dimitido David Vegara? ¿Logrará ahora Miguel Sebastián que se avalen los 9.000 M€ del déficit tarifario que las eléctricas no pueden financiar en el mercado?

chaves-blanco

Ministros Chaves y Blanco (©EFE, El Mundo 090410)

¡Cuánto me gustaría que tuvieran gestos verdaderos de transparencia y explicaran honradamente estas dos crisis! Me cansa que los líderes políticos nos vendan cosas y nos cuenten o exhiban lo que consideran que hemos de escuchar o ver para seguir confiando en ellos. ¿Creen que van a seguir persuadiéndonos con sus gestos laboriosos en los despachos o durante sus visitas a los centros asistenciales?

¿Alguien no ha visto el enfado que R. Zapatero mostró por las filtraciones de la crisis de gobierno? Rebrotaron mientras era fotografiado en el cuadragésimo congreso de la UGT, prólogo de su periplo internacional. ¿Quién las realizó y por qué?

Empezaron a publicarse mientras iba “a liar a las civilizaciones” en Turquía sobre Afganistán. Provocaron que hablara mucho por teléfono con España y que no se situara bien en la última representación exterior, a pesar de su lucida incorporación al G20 y a los amigos de Obama.

Durante la rueda de prensa del martes sobre las crisis, opinó dos cosas al responder sobre las filtraciones: «que hay muy buenos periodistas en este país y que tenemos una clara vocación por la transparencia.» ¿A quién pretende confundir refiriéndose a ésta? Me pareció un descaro.

Considero que su respuesta es tan cínica como las escenas que montan muchos políticos a diestra y siniestra para salir bien parados en los medios. Resulta consecuente hasta cierto punto. Necesitan una buena imagen pública para salir elegidos pero, ¿no deberían de buscarla siendo más claros y eficaces en vez de tan gesticuladores y gastadores?

Cuando obviamente le preguntaron por los motivos de su cabreo, respondió con opiniones distractivas, y no con sentimientos ni hechos. Considero que su credibilidad se reducirá más tras esta crisis.

No comparto que el Gobierno exponga las cosas sin la transparencia de los buenos maestros de escuela. Tampoco que hayan mostrado otros gestos cicateros, como no discutir los planes de cambio con el anterior equipo ministerial. ¿Cuándo se enteraron Magdalena Álvarez, Mercedes Cabrera, Bernat Soria…?

Sabíamos que Solbes había pedido dejarlo hacía tiempo, pero no me trago que haya “envejecido” en menos de un año lo de cuatro. Creo que no ha querido firmar ciertas asignaciones, transferencias, créditos y avales públicos. Es demasiado mayor y tranquilo como para gastar algo que ni recauda ni le prestan en condiciones. ¿Debemos de prepararnos para las eventuales consecuencias?

Entradas de este cuaderno con alguna relación: La política del cambio de ritmo, Creatividad y crecimiento económico, Escenificación estúpida sobre bancos.

Suscribirse a las entradas de este cuaderno mediante un lector.

Posted in general | Etiquetado: , , , , , , | 3 Comments »

La política del cambio de ritmo

Posted by josempelaez en Viernes, 10 abril 2009

Me incomodan los discursos vacíos y las metáforas que, en vez de ofrecer explicaciones, pretenden rehuirlas y provocan contradicciones. Considero que la rueda de prensa donde se ha anunciado el último cambio de gobierno español es un ejemplo de ello. Me disgustan los políticos que ocultan sus motivos y pretenden confundir a los electores.

seis_nuevos-ministros

Seis nuevos ministros (e-Noticies 090407)

Pareciera que «el cambio de ritmo», una expresión que antes asociaba a las carreras moteras y a las atléticas de fondo, fuera a tener también otro significado. ¡Qué frases retóricas emplean algunos amantes del espectáculo y el deporte cuando viven de la política y quieren anunciar decisiones de forma ininteligible!

R. Zapatero la empleó el martes para justificar su cambio de gobierno, como si ella explicara sus motivos para hacerlo sin que el anterior tuviera un año. Alguno de los seis nuevos ministros la repitió durante el traspaso de cartera. ¿De verdad creerán que este recurso de corredor es una fórmula efectiva para «luchar contra la crisis»? Los que han decidido salir deben de pensar que hay que ir por otro camino.

Recibidos los testigos en la víspera de varios días festivos, R. Zapatero dijo que los recién nombrados o confirmados se pondrán a trabajar de inmediato. No van a poder compartir estas jornadas de descanso con sus familiares y allegados. ¡Es lo que demanda «el cambio de ritmo»!

Me parece bien que se remanguen y suden la camiseta para tratar de cumplir productivamente con sus nuevos compromisos. No obstante, veo que eso es incoherente con ciertas políticas socialistas. Me refiero a la de ayudar a los que no trabajan para que puedan vivir de los impuestos de los que lo hacen o ahorran. También a la de impulsar la conciliación de las vidas laboral y familiar —como si fueran vidas separables— imponiendo nuevos costes al empleo.

Escribiendo en tiempos pascuales, lo de las vidas varias me lleva a las creencias, como la reencarnación o la vida del “más allá”. Yo también creo en que es mejor vivir sin trabajar y sin sufrir algún desdoblamiento mental. Con esta tesitura, considero que nuestra economía se apoya todavía en algunas proposiciones más propias de las religiones que de las ciencias.

chaves-sudando-camiseta

Chaves paseando el Jueves Santo (©José Carlos, El Mundo 090410)

Lo que ocurre es que éstas enseñan que necesitamos consumir energía. Por lo tanto, algo debemos hacer para ganarnos el sustento, aunque también cabe lograr que otros lo hagan por nosotros. Esto puede conseguirse capitalizando excedentes e invirtiendo, o redistribuyendo rentas mediante exacciones.

También nos explican que la conciliación entre necesidades y aspiraciones demanda disponer de una “buena cabeza”. No basta una que sólo sirva para sustentar el pelo o una gorra. Ello implica aprender a comprender y elaborar las ideas ajenas y propias hasta alcanzar un cierto de grado de inteligencia a base de mezclar las personalidades recibida, adquirida y elegida.

En este escenario hay dos cuestiones que me planteo. Una es si el buen gobierno, la legislación, el paternalismo y el control podrán llegar a reemplazar una buena educación en ciencia, ética y arte. La otra es si nuestros gobernantes debieran de ser más personajes políticos que directivos profesionales. Abogo por sendos noes.

No me gustan los que se apuntan veinteañeros a las listas de un partido político y, cuando son elegidos, se limitan a repetir que el diálogo, el acuerdo, el trabajo y la ayuda sociales, junto a las obras públicas y la cooperación territorial, son las mejores recetas para tratar nuestras dificultades económicas. ¿Cómo se financian y concretan estas generalidades?

Prefiero a los profesionales que señalan objetivos alcanzables, conocen técnicas eficaces, saben identificar las causas de los problemas y pueden explicar las acciones para resolverlos a medio y largo plazo. No creo que puedan resolver ningún dilema los que parten de una mala comprensión del enunciado, emplean un modelo deficiente, realizan un análisis insuficiente y proponen medidas poco coherentes.

Paco Vázquez presentando cartas crdenciales como embajador en el Vaticano (Protocolo.com 060520)

Vázquez presentando sus credenciales (Protocolo.com 060520)

El Jueves Santo escuché en RNE una entrevista a Paco Vázquez, el actual embajador español enviado por R. Zapatero al Vaticano. Antes fue senador, alcalde de La Coruña y presidente de la FEMP. Con 63 años cumplidos ese día (los de Manolo Chaves), se sigue considerando un “socialista por la gracia de Dios”.

El ilustre político gallego comenzó refiriéndose al «poderoso caballero es don dinero» de Quevedo. Consideró que esta crisis económica la habían generado los «manipuladores del dinero», expresión que empleó para no calificarlos de timadores porque, señaló, alguno estaba ya encarcelado. Declaró que afectan tanto a nuestra convivencia social como los iraníes que construyen armas nucleares.

También defendió la postura del Papa sobre el preservativo y el aborto. Arguyó que el credo expresa implícitamente que alma inmortal nace en el momento de la concepción. ¿Podremos resolver nuestros problemas terrenales argumentando con esta clase de premisas, razonamientos y conclusiones?

Entradas de este cuaderno con alguna relación: Creatividad y crecimiento económico.

Suscribirse a las entradas de este cuaderno mediante un lector.

Posted in general | Etiquetado: , , , , , , | 3 Comments »

Creatividad y crecimiento económico

Posted by josempelaez en Miércoles, 8 abril 2009

Me interesan las relaciones entre el aprendizaje, la creatividad, el progreso y la felicidad. Intento observar y formular proposiciones para encontrar trayectorias más inteligentes según lo que vamos conociendo. Me preocupa entender que otros persisten en rodar por caminos poco consistentes con los frutos de las investigaciones.

product-choice

Selección de productos (University Nutrition®)

Hay varios debates públicos que deberían haberse mantenido en la jornada Innovae del 16 de marzo en Madrid. No me gustan ciertas formas de gastar dinero para promover la creatividad y la innovación. Tampoco el entendimiento exclusivo de la investigación como un proceso institucionalizado. Sí la innovación que introdujo la comercialización masiva de productos fabricados en “cantidades industriales” apelando a las emociones de los consumidores.

Hoy sabemos aún más cosas; por ejemplo, cómo decidimos irracionalmente. Hemos aplicado nuestro intelecto más creativo para estimular las compras en los mercados de “gran consumo”. Podría decirse que se desarrollaron para dar salida a los excedentes de bienes y servicios derivados de la “gestión científica” aplicada a la industria. En este caso, la parte menos lógica de nuestro cerebro habría permitido la digestión de los frutos de la más racional.

Solemos considerar que la investigación científica y la innovación son beneficiosas para nuestra vida. Intentamos transformar el dinero en conocimiento para sentir gozos intelectuales, entre otros motivos. Sin embargo, a veces lo quemamos en hogueras para entretenernos con lo que también se percibe como placentero.

Luego tratamos de innovar para regenerar ese dinero, y más. Para ello buscamos nuevas metas y resolvemos los problemas derivados aplicando los saberes adquiridos. Así vamos dando vueltas a la rueda de una vida laboriosa oficial y oficiosa que, en muchas ocasiones, parece perseguir sólo la generación de más productos portadores de nuestro tiempo y energía, ambos recursos finitos.

¿Debemos vivir para trabajar o tenemos que trabajar sólo para satisfacer nuestras necesidades y aspiraciones? Dadas las diferencias en el desarrollo humano sobre la Tierra, podemos observar que, en bastantes lugares, se ofrecen y consumen muchos productos que bien podríamos no necesitar ni desear.

La diversidad de posibilidades es buena, pero hay que evitar que el apetito fáustico nos haga sobrepasar lo inteligente. Hay muchas personas capaces de vivir sin probar ciertas experiencias, y no por ello son infelices.

brain-mri

Resonancia magnética cerebral (cc CaptPiper, Flickr 050629)

La psicología cognitiva y la neurociencia van ofreciendo resultados y evidencias útiles para conocer las funciones creativas del cerebro. Hoy sabemos bastante sobre las capacidades menos próximas a los procesos cognitivos, cuyo desarrollo comenzó a estudiarse hace medio siglo. La resonancia magnética neurofuncional ha permitido incrementar las observaciones de nuestras operaciones mentales y, sobre todo, de las interacciones entre ellas.

Conocemos que los circuitos del placer pueden activarse de distintas formas. Las hay que no requieren de experiencias perceptivas asociadas a un consumo material. Dicho de otra forma: la rueda de la investigación no tendría por qué conducirnos a mayor producción per cápita; es decir, el progreso no exigiría el crecimiento del PIB de manera sostenida. Lo que pudiera hacer es conducirnos a una forma distinta de generar y de disipar las rentas.

Sin embargo, el presidente R. Zapatero parece ignorar algunos conocimientos. Ha remodelado el gobierno español diciendo buscar una mayor eficacia en la gestión del gasto público (él dice política económica). Ha declarado que quiere vencer la crisis y cambiar el ritmo para anticipar la recuperación y la creación de empleo (los puestos de trabajo). Para ello ha recurrido a la responsable del transitorio «Plan E», aunque no pudiera crear en marzo los empleos que esperaba.

Ha indicado que busca una mayor cohesión territorial y social, además de querer cambiar nuestro sistema educativo. ¿Fomentará la movilidad laboral? También va a proyectar al exterior nuestra cultura creativa. ¿Lo hará potenciando más la producción audiovisual? Ha dicho que quiere sentar las bases del nuevo modelo de crecimiento económico. ¿Hemos debatido cuál debe de ser?

Habrá que esperar para analizar estos cambios, pero no se ha referido a políticas nuevas. Por ejemplo, me hubiera satisfecho oír hablar de crear empresas y no de crear empleos, hablar de aprovechar oportunidades innovadoras en la Red y no de abordar problemas de propiedad intelectual y de regulación. Podría querer decir las mismas cosas, pero sospecho que serán muy diferentes.

No sé qué innovaciones van a conseguir transformar el conocimiento adquirido en una mayor riqueza económica, cultural, material o intangible para todos. No obstante, considero que el cambio de nombres propios es poco novedoso, aunque pueda ser creativo. ¿Qué querrá decir lo de incrementar el peso político de los ministros? ¿Más diálogo, más persuasión, más encandilamiento, ideas más “emocionantes”…? ¿Se dedicarán a apelar a la parte menos racional de nuestras mentes?

Entradas de este cuaderno con alguna relación: Cuando la investigación no precede a la innovación, Innovae y las fallas.

Suscribirse a las entradas de este cuaderno mediante un lector.

Posted in innovación | Etiquetado: , , , , , , , , | 7 Comments »

¿Jugamos a la política o desarrollamos algo?

Posted by josempelaez en Sábado, 28 febrero 2009

Hay quienes tratan de analizar y comprender las situaciones para poder actuar de manera inteligente. Hay quienes proponen acciones que no dependen de lo que decidan los gobernantes. Hay quienes se dedican a jugar a la política, al "guruísmo", o a insultar o incordiar a los que tratan de aportar y compartir.

party-game

¿15£ por este juego basura? (cc the justified sinner, Flickr 080516)

Ayer recordé un comentario en la última entrada mientras leía un artículo recomendado por Tim O’Reilly sobre el que he escrito más abajo. Luis reflexionaba «sobre cómo organizarnos, los ciudadanos-individuos, para superar el actual estado de una clase política que es incapaz…». En mi respuesta anoté: «creo que, participando en política, hay mucha gente como nosotros, pero mi experiencia organizativa me dice que no suelen estar en las capas directivas; su forma de pensar las aleja de ellas.» Me pareció otra paradoja de las que me interesan últimamente. 

Entiendo que hay bastantes personas que tratan de compartir experiencias e ideas en busca de aprendizajes y cambios en la sociedad con el ánimo implícito o explícito de mejorar algunas cosas. Sin embargo, parece que no consideramos que la acción política sea hoy una de las vías mejores para ello. Creo que esto es diferente de lo que ocurría durante las pasadas décadas de los sesenta y setenta, al menos en mi entorno madrileño . Supongo que el paso de dictadura a democracia formal habrá influido en ello. En esos pensamientos estaba cuando leí una entrada de Juan Carrión sobre «el juego político» en el ámbito empresarial. Me pareció que aportaba una luz muy interesante sobre este tema. 

Dice Juan, entre otras cosas, que «lo más triste es el descubrimiento realizado por Fred Luthans: el 90% de los directivos pasan la mayor parte de su tiempo construyendo redes políticas, dedicando al trabajo real un tiempo insignificante.» Lo relacioné de forma inmediata con los comentarios referidos. También me recordó lo que he escrito en este cuaderno sobre escenificaciones estúpidas y escasa solvencia política de estos días aciagos en nuestra historia financiera. 

citizen-mass_rush-hour

Ciudadanos en movimiento (cc Thokrates, Flickr 070418)

Detrás de lo anterior sigue latiendo la cuestión de qué podemos hacer los individuos para hacer volar nuestra inteligencia por encima del actual modus operandi de los políticos. Por ello seguí la recomendación de Tim y leí la entrada de Peter Corbett sobre «Ask not what your country can dev for you». Peter, consejero delegado de una agencia digital radicada en Washington DC, trabaja organizando la comunidad regional para edificar en ella un ambiente ecológico más fuerte de start-ups tecnológicas.

Me parece que varias de sus ideas ilustran algunas oportunidades y motivos para cambiar nuestra mentalidad. Por consiguiente, voy a traducir aquí a mi aire una buena porción de su artículo tratando de aprehender algo más mientras cambio sus frases de un inglés global a un español que también lo es.

Por cierto, que ésta es una de las lenguas más internacionales que, paradójicamente, una minoría ha decidido hace pocos años que hemos de llamar castellano para jugar a la política identitaria de los que prefieren sentirse más ciudadanos —y ciudadanas, que nadie vaya a molestarse— locales que de un mundo fragmentado lingüísticamente. Otro asunto llamativo en un entorno vital cada vez más interconectado, lo que nos permite comunicarnos mejor y aprender más. Sabemos que el saber ocupa lugar y tiempo, pero no creo que las tradiciones culturales sean los artefactos intelectuales que nos hagan más libres, sabios ni creadores. Disculpándome por esta digresión, sigo con lo que estaba. Peter expone en su inglés, más o menos, que:

Si J.F. Kennedy viviera hoy, y fuera un amante de la técnica como yo, podría haber dicho: “¡No preguntes qué puede des tu país para ti. Pregunta qué puedo des yo para mi país!”

Naturalmente, por des entiendo desarrollar soluciones técnicas que satisfagan las necesidades de los ciudadanos. La idea de que el gobierno debería de ser una especie de máquina dispensadora de toda clase de servicios es una posibilidad en rápido declive, incluso ante su intervención masiva en los sistemas inmobiliario y financiero.

La razón por la que el gran gobierno no nos va a salvar es por el simple hecho de que hay muchas cosas por hacer, pero muy poco tiempo y dinero para lo que debería de hacerse en 2009. Necesitamos el incalculable y elevado retorno de la inversión que sólo es posible cuando se divide por cero. No hay dinero para todo lo que tendría que hacerse.

are-you-safe_washington-dc

Simple representation of the safety level (Are You Safe)

Nosotros somos el cero en la fórmula aritmética de uso de la innovación para devolvernos a la senda. Necesitamos crear plataformas abiertas de innovación para que los ciudadanos creen soluciones para ellos mismos —esto se está haciendo hoy aquí y allá, a pequeña escala por ahora. [En España podemos seguir las referencias e iniciativas facilitadas Juan Freire y Julen Iturbe, por ejemplo]—. Somos un país fundado sobre la premisa de que no hay ningún hermano mayor sentado junto a nosotros (Inglaterra) que vaya a tendernos una mano con todo lo que queramos sobre una bandeja de plata, y de que, para llegar a ser esa unión perfecta, los americanos necesitarían aportar individualmente para construir un imperio.

Y sí, un imperio es lo que hemos creado. Un arrugado, astillado y obsoleto imperio que me recuerda a un viejo atleta que debería de haberse retirado hace años. Sin embargo, la jubilación no es una opción para América. Rechazo pensar que nuestros mejores días hayan quedado atrás. Debemos, en palabras de nuestro Presidente, “tirar de nosotros hacia arriba, sacudirnos el polvo y trabajar para que nuestro país vuelva a marchar”.

Ese trabajo tendrá que hacerse por todas las clases de americanos. Mi tribu —la comunidad tecnológica— dispone de la mayor oportunidad para establecer la mejor diferencia. Nunca hemos tenido antes la posibilidad de hacer tanto para tantos, a pesar de disponer de la singular capacidad de organizar ceros y unos en la nube para crear aplicaciones que resuelven problemas grandes y pequeños para los bolsillos de los ciudadanos que se agrupan en nichos o en masas. Nuestra fábrica es digital y, por consiguiente, replicable, escalable y muy susceptible de tener un gran numerador que podamos dividir por cero.

Tim O’Reilly ha convocado a los desarrolladores y emprendedores para trabajar en asuntos que importen, y yo digo que los asuntos que importan residen más allá de Facebook y Twitter. Esta ‘materia relevante’ incluye aplicaciones móviles para que los ciudadanos estén más seguros en sus ciudades, y aburridas cosas  —terriblemente aburridas— como crear aplicaciones que ayuden a nuestros gobernantes a seguir mejor los permisos y las compras públicas.

Peter termina con unas referencias a las cifras de los presupuestos que están manejando en los EUA al amparo de la nueva acción política derivada del reciente cambio presidencial. También referencia recursos adicionales para participar en las acciones que se han puesto en marcha.

Considero que propone cosas que tambien podemos hacer en España. Quizá no sean las que dicen los cantamañanas 2.0, pero son mucho mejores que dedicarse a insultar e incordiar a los que comparten sus propuestas y ocurrencias personales sin ánimo de dárselas de nada.

Entradas de este cuaderno con alguna relación: Necesitamos un cambio de mentalidadCrédito bancario y solvencia política, Softpunk empresarial.

Suscribirse a las entradas de este cuaderno mediante un lector.

Posted in economía | Etiquetado: , , , , , , , | 14 Comments »