Blog de JoseMPelaez

Aprendimiento: aprender del entorno con atrevimiento

Posts Tagged ‘organización’

La motivación de los otros

Posted by josempelaez en Martes, 16 junio 2009

¿Hasta dónde se puede imponer un determinado modo de funcionar en una organización social? ¿Qué papel han de jugar los gobernantes y “dinamizadores” respecto del que han de desempeñar los “organizados”? ¿Qué motivaciones impulsan a unos y otros?

vida-de-los-otros

El capitán de la policía política de la RDA (Piñe, Punto Radio 080602)

«La vida de los otros» es el título en español de una película que me gustó mucho por varios motivos. Uno de ellos es la descripción que hace de la vida en una sociedad “muy organizada”, tanto de una manera intensiva como exhaustiva, o de una forma muy activa y amplia si así se me entiende mejor. La desaparición del régimen político que gobernó la RDA durante 50 años tras la Segunda Guerra Mundial fue simbolizada por la caída del Muro de Berlín en noviembre de 1989.

Entonces terminó una etapa donde la divergencia entre legislación y ética generó bastantes disonancias cognitivas entre sus habitantes. No obstante, la mayoría de la población se había adaptado a vivir bajo las normas y el control de una federación política única que, a través de sus muchos militantes, promovía y controlaba todas las actividades de la “organización social”. Creo que los parientes y simpatizantes de la Alemania Occidental constituyeron un apoyo relevante para los disidentes.

He recordado esa película por dos razones. Una es la situación que se está viviendo en Irán (otra democracia aparente) tras las elecciones del pasado fin de semana. ¿Qué poder real tienen y pueden ejercer hoy sobre los integrantes de una organización los que intentan determinar su funcionamiento, especialmente contra la oposición de un gran número de sus miembros? En cualquier caso, me parece que, en entornos culturales distantes en espacio y tiempo, siguen apareciendo fenómenos de control tristemente cercanos.

los-otros-madrileños

Editorial Avapies. Madrid, 1984 (Vallecas Todo Cultura)

La otra razón para haber pensado en la motivación de los demás ha sido el interesante documental «Flores de luna» que vi en la última sesión de «Versión española». El largometraje y las conversaciones versaron sobre la experiencia de muchos inmigrantes: los que se desplazaron desde la España rural a la urbana durante los años 50 y se asentaron en la finca de La Cambronera, al sureste de Madrid. Entonces era ya conocida como el Pozo del Tío Raimundo por el brocal que asomaba junto a la vaquería de antes de la guerra civil.

No fueron los únicos, ni los primeros ni los últimos. Las barriadas obreras de Orcasitas en Usera, San Cristóbal en Villaverde, Entrevías, Palomeras y Cerro del Tío Pío en Vallecas, Gran San Blas en Canillejas… fueron otros barrizales madrileños que también vieron llegar, esforzarse y luchar con dignidad a miles de campesinos que escapaban de la miseria —y en muchos casos también de la discriminación por su desafecto al franquismo— desde los latifundios andaluces, extremeños y manchegos.

Esperanza Molina, una universitaria de la burguesía que vivió allí entre 1957 y 1964 publicando «Los otros madrileños. El Pozo del Tío Raimundo» en 1984, recordaba el viernes: «Si alguna motivación había en las personas, […] en la generación que hizo El Pozo, [… estaba en lo que decían] marcando enormemente, con una expresión fuerte: es que yo lo que vengo a buscar aquí es escuela y médico “pa” mis hijos. Que no sean como yo. Que puedan estudiar, que puedan aprender. […] A ver si ellos consiguen “un trabajo de corbata”».

La voz del relato introductorio decía que: «Este barrio obrero se convirtió en modelo de organización y referencia social. Su lucha basada en la cooperación, el esfuerzo y la conciencia de clase es todo un símbolo de superación personal y colectiva». Los niños y jóvenes que llegaron en los años 50 y 60 fueron ayudados por los educadores de colectivos sociales de la época. Entonces eran jóvenes universitarios voluntarios y sacerdotes jesuitas practicantes de la teología de la liberación.

autoconstruccion_el-pozo

Autoconstrucción de vivienda baja en barrizal (RTVE 081124)

Fue una barriada autoconstruida en su origen, al estilo de lo que se hacía en sus pueblos de partida. En ella se demostró que, con unos padres emprendedores y decididos apoyados por buenos dinamizadores, se puede llegar a movilizar y a concienciar a los jóvenes para lograr el cambio que anhelaban. La transformación urbanística y cultural fue un gran caso de éxito de las asociaciones vecinales. Evidentemente, hubo que hacer grandes sacrificios y superar muchos dolores y sufrimientos.

No ha habido continuidad. Los jóvenes actuales han rechazado esa cadena de comunicación y de valores. El fracaso escolar actual es elevadísimo. Uno de los hijos de ayer y padres de hoy decía que ellos no tenían cultura y estaban ansiosos por adquirirla. Sin embargo, sus hijos están ahora rodeados por la cultura, pero no se interesan por ella. Tampoco aprecian la solidaridad que había entre los vecinos forjada en una lucha constante defendiendo sus reivindicaciones para mejorar su barrio y sus condiciones de vida y trabajo.

Arriba me he referido a los intentos de control de las organizaciones sociales porque la historia muestra que siempre aparecen un final y un cambio. También enseña que estas situaciones suelen repetirse. La esclavitud, el feudalismo, el despotismo, la dictadura… tienden a reaparecer con otras facetas. ¿Qué motivaciones tienen unos y otros? ¿Cómo se potencian o se frenan esos impulsos? ¿Puede equipararse lo legal con lo ético? ¿Los estímulos de cambio han de ser más endógenos que exógenos?

La cuestión que me viene ahora, después de haber comentado desigualmente estos tres casos, es: ¿Qué papel juegan los que apoyan a los que han decidido luchar contra un cierto régimen o estado de las cosas? ¿Cuánto depende el éxito de una transformación de los educadores, voluntarios, cooperantes, monitores, asistentes, agitadores, dinamizadores… sociales?

Entradas de este cuaderno con alguna relación: Educación: una verdad incómoda, La motivación de cada uno.

Suscribirse a las entradas.

Posted in educación | Etiquetado: , , , , , | 18 Comments »

Número de Dunbar

Posted by josempelaez en Domingo, 26 abril 2009

Los grupos, redes y organizaciones son tales en la medida que comparten ciertas cosas y se producen interacciones de algún tipo. Se pueden estudiar a lo largo del tiempo. Resulta lógico que nuestras capacidades deben limitar los números máximo y óptimo de sus integrantes. También cabe preguntarse si los distingos entre ellos comportan "números mágicos" diferentes.

maqueta_mercado-tlatelolco

Relaciones en un mercado pochteca (cc Derek Vinyard, Flicr 070929)

Siempre ha habido seres humanos muy autónomos. Sin embargo, la mayoría nos hemos agrupado de alguna forma, llegando al gregarismo con demasiada frecuencia. Aunque la geología y la paleontología nos permiten saber cosas de hace millones de años, para estudiar el comportamiento remoto de nuestros congéneres nos basta con retroceder unas pocas decenas de miles de años. Por lo tanto, podría bastarnos con la arqueología y la antropología.

En la práctica, como el incremento del monto del conocimiento y la velocidad del cambio social han ido creciendo de manera progresiva, no hace falta retroceder muchas centenas de años para ello. Si queremos averiguar el cómo y los porqués podemos recurrir sólo a la filosofía, historia y neurociencia (~2.500) y, más recientemente, a la sociología y psicología (~200).

No obstante, hoy ni siquiera es preciso ser una especie de sabio renacentista. Hace poco más de una década bastaba con aprender a leer y escribir, tener un poco de sentido común y pasar algún tiempo en una buena biblioteca pública de barrio con acceso a internet. El poso del conocimiento tiene la ventaja de que puede decantarse y consolidarse bien en pocos años de publicaciones. En este siglo también se puede aprender mucho con un terminal móvil conectado a una red inalámbrica digital.

En los comentarios de la entrada previa, “Pseudópodo” afloró el «número de Dunbar» (150) al que se refería Juan Freire en uno de los enlaces incluidos. Robin Dunbar es un antropólogo británico y biólogo evolucionista que ha estudiado el comportamiento social de los chimpancés. Observó que 55 era el número máximo de individuos que interactuaban en los grupos y consideró que era un comportamiento que dependía de su funcionamiento cerebral

Partiendo de la proximidad que hay en el reino animal entre chimpancés y humanos, dedujo su número “aplicando una regla de tres” a las circunvoluciones de la corteza dados los respectivos tamaños cerebrales. Debo precisar que se refiere a tamaños máximos de grupos que establecen redes donde sus componentes se relacionan de alguna forma con cierta frecuencia.

Mark Zuckerberg es un programador y emprendedor joven que dejó sus estudios en Harvard; no es sociólogo ni investigador. Sin embargo, gracias a sus iniciativas y experimentos para lanzar y desarrollar Facebook, nos ha permitido observar cosas interesantes. Una de ellas es la que comenzó a denominarse ambient awareness (consciencia ambiental) o ambient intimacy hace un par de años. 

grupo-danza-tribal

Grupo de danza tribal en Santo Domingo (Vanessa Angulo, 2008)

Las herramientas digitales móviles y multimedia actuales permiten que podamos mantener más cercanía o nivel de intimidad social con un mucho mayor número de personas que antes. El clásico espacio-tiempo físico limitaba la cantidad máxima de individuos a los que podías acariciar o con los que podías comunicarte de forma cotidiana. Ahora se ve que el guarismo 150 ha resultado corto como cota superior. 

Ahora bien, ¿se ha quedado corto para qué? ¿Qué clase de interacciones desarrollamos en un grupo o red social? Es claro que nuestra necesidad de pertenecer a entidades diferentes hace que nos relacionemos con muchos tipos de personas, y que lo hagamos de formas muy diversas. Nuestras distintas identidades condicionan el tiempo que dedicamos y la naturaleza de las relaciones que mantenemos con familiares, compañeros, amigos, colegas, etcétera.

¿Qué relaciones son capaces de concretar los que siguen a miles de personas en Twitter? ¿Se trata de otro fenómeno de consumo masivo de unos nuevos medios gratuitos de comunicación? ¿Tendremos que hablar más de mercadotecnia?

¿Estamos desarrollando nuevas clases de grupos sociales que se relacionan empleando unas herramientas que antes no existían? ¿Cómo hemos de interpretar el lenguaje que muchos usan en ellas? ¿Qué reglas de etiqueta deben de regir su utilización? ¿Comportan estas reglas alguna clase de organización?

Me resulta evidente que ahora podemos ser más conscientes de lo que sucede en nuestro entorno, cada vez más global y más próximo. Sin embargo, ello no implica que vayamos a ser nodos activos de unas ciertas redes sociales de personas vinculadas por algunos motivos o intereses compartidos. En cualquier caso, no creo que debamos confundir las redes o grupos con las organizaciones. Entiendo que en las últimas se dan unos propósitos que las diferencian de los primeros.

El «número de Dunbar» aplica a los grupos sociales que pueden tocarse u observarse a simple vista. ¿Hay números mágicos en las organizaciones? A esto me refería en mi nota anterior. Continuará…

Entradas de este cuaderno con alguna relación: Tamaño crítico en la organización.

Suscribirse a las entradas de este cuaderno mediante un lector.

Posted in gestión | Etiquetado: , , , , , , , | 1 Comment »

Tamaño crítico en la organización

Posted by josempelaez en Viernes, 24 abril 2009

Siempre me ha intrigado la relevancia del número de miembros y tipos de vinculación en las organizaciones humanas. En el caso del ámbito económico, ¿cuándo es mejor 1 trabajador autónomo, una red de 40 profesionales independientes o una multinacional de 400.000 empleados? ¿Hay algún número mágico de referencia para los asalariados de una empresa o los socios de una cooperativa?

protestas-agrarias

Protesta de ganaderos españoles (rtve.es 090416)

Esta semana he leído varias cosas que me han recordado unos deberes que me puso “Tic616”. Raúl se ha referido a esa nota de Luis al tratar el tamaño y la flexibilidad en la consultoría empresarial. Andrés ha publicado una entrada sobre “química laborativa” donde invitaba a pensar sobre los elementos del trabajo en un plano personal. Alfonso y Carme habían traducido semanas atrás varias reflexiones de Chris Guillebeau acerca de algunas creencias y respuestas que esta crisis va a cambiar.

Ante las reducciones de precios, “Alucinado” ha reflexionado sobre la renuencia de muchos a responder mediante la asociación. ¿Será algo malo? Partiendo de las últimas protestas agrarias en España, mencionaba las centrales de compra, cadenas de tiendas y cooperativas. En relación con éstas, Julen se ha comprometido a compartir experiencias e ideas sobre Mondragón, siendo el incremento de tamaño un factor importante.

Las crisis provocan que muchos lamenten su suerte y busquen culpables. Como ha recordado Nuria, lo bueno es que también llevan a otros a mirar hacia delante. Facilitan plantearse formas distintas de ganarse el sustento y de disfrutar de una vida mejor que las utilizadas hasta ese momento. También animan a otros a cuestionar conceptos históricos, como ha hecho Miquel con el mando y la gestión de equipos.

Tras una etapa cerrada de vivir a crédito, y teniendo que ajustarse a una realidad más dura, los hay que concluirán que es mejor buscar un nuevo tipo de ocupación retribuida en otra organización de gran tamaño para restaurar cierta sensación de seguridad. Otros considerarán que les irá mejor trabajando por su cuenta en lo que les apasiona y desarrollando su marca personal. Algunos probarán a laborar en un pequeño grupo o red distribuida que reviva en cierta forma los talleres artesanos de antaño.

Para intentar brindar una respuesta fundada a Luis tendré que darle vueltas a varias cosas. Comenzaré anotando una lista amplia con los resultados de una primera tormenta de conceptos e ideas que considero relacionadas con mi propósito. Quizá alguien se anime a rectificarla o completarla. 

teamwork-puzzle

Imagen de http://www.lumaxart.com (cc lumaxart, Flickr 071216)

→ Necesidades y motivación, recursos escasos, fines y medios, problemas y creatividad, eficacia y eficiencia, desarrollo de la inteligencia, comunicación y aprendizaje, colaboración y discusión, uso de herramientas y artefactos, especialización de tareas, división del trabajo, decisiones emocionales, inteligencia colectiva…

→ Partidas de caza, grupos de recolección, poblaciones para abastecimiento y defensa, culturas para el desarrollo económico y humano, lucha de clases sociales, sistema democrático, economía de mercado, crecimiento sostenible, conciliación de vida laboral…

→ Clanes familiares, tribus étnicas, hordas y ejércitos, jurisdicciones legales, gremios artesanales, comunidades eclesiásticas, universidades del saber, asociaciones científicas, económicas y culturales, congregaciones religiosas, academias de ciencias y letras, institutos de enseñanza, escuelas técnicas, colegios profesionales, empresas capitalistas, cooperativas agrarias, laborales y de consumo, parlamentos legislativos, partidos políticos, mafias criminales, uniones sindicales, agrupaciones patronales, organizaciones no gubernamentales, fundaciones sin ánimo de lucro…

→ Agricultores, ganaderos, artesanos, jefes, chamanes, comerciantes, navegantes, exploradores, guerreros, sacerdotes, letrados, señores, siervos, burgueses, administradores, obreros, técnicos, directivos, políticos, maestros, profesionales liberales, militares, empleados, trabajadores autónomos, agentes libres…

→ Explotación de recursos primarios, construcción a medida de edificios e infraestructuras, sistemas de transporte y comunicación, redes comerciales, manufacturas industriales, concentraciones fabriles, laboratorios de investigación, mallas energéticas y de otros servicios básicos, organizaciones de distribución, mercados de “gran consumo”, mercados de la “larga cola”…

Economías de escala y de gama, externalidades de red, concentraciones de talleres industriales, cadenas de montaje en serie, clusters sectoriales, externalización operacional, producción ajustada, fabricación ágil (flexible, adaptable y rápida), personalización masiva, participación de clientes en el proceso, contenidos generados por los usuarios…

→ Archivos y bibliotecas, sistemas de información y telecomunicación, libertad y difusión del conocimiento, fabricación distribuida (OEM, EMS, ODM…), empresa e innovación abiertas, redes digitales de intercambios…

Organización por proyectos, procesos, funciones, matriciales…, empresas como interfaces, secciones de trabajo, equipos de proyecto, organizaciones de código abierto, fuerzas de tareas, democracia económica

En notas posteriores trataré de enhebrar argumentos que me permitan opinar sobre la importancia y el tamaño crítico en las organizaciones humanas.

Entradas de este cuaderno con alguna relación: La motivación de cada uno.

Suscribirse a las entradas de este cuaderno mediante un lector.

Posted in gestión | Etiquetado: , , , , , , , | 15 Comments »