Blog de JoseMPelaez

Aprendimiento: aprender del entorno con atrevimiento

Posts Tagged ‘sindicato’

Panorama sustentador de corrupciones

Posted by josempelaez en Domingo, 11 octubre 2009

Las mentiras, tergiversaciones y ocultaciones sobre las que se sustentan las corrupciones que hemos observado en la vida política española me parecen demasiado generalizadas. ¿Cambiará este panorama con los políticos de las nuevas generaciones?

cupula_partido-popular

Rajoy "informa" sobre trama de corrupción (La Vanguardia, 090211)

Ayer aireé mi malestar con las conductas basadas en la mentira que considero están demasiado extendidas entre los políticos españoles. Aunque me apoyé para ilustrarlas en el comportamiento del PP sobre el caso Gürtel, podría haber puesto otros ejemplos de hedor sin remontarse a los Filesa, Guerra y Roldán del PSOE. No es que ahora considere análogos estos casos de corrupción (aunque los comparo más que Pablo Sebastián), pero todos se sustentan en mentiras y en criterios morales rechazables.

El editorial de hoy de El País recuerda «La distancia entre la moral que algunos de sus dirigentes [PP] pregonan en público, solos o en compañía de los obispos, y la que practican en privado: desde la afición a los regalos caros a los remedos de fiestas berlusconianas recogidas en el sumario.»

El ex ministro Solchaga declaraba en 1994 que «cuando en España llegamos a la democracia había que buscar dinero y los partidos hicieron lo que vieron que se hacía en todas partes, ni más ni menos». «Como hombre realista no me llama la atención. Nunca aspiré a que fuéramos todos espíritus puros». Así lo sentía y lo reconoció el economista navarro. Eso sí, lo hizo muy “a toro pasado”; el haberlo hecho antes debió de parecerles algo que no podrían justificar ante los ciudadanos.

pajin-aido_rodiezmo

Secr. Pajín y ministra Aído en Rodiezmo (Reuters. El País, 090907)

En 1987 yo trabajaba en una consultora especializada en organización y sistemas de gestión. Uno de mis mentores más queridos había hecho muchos proyectos de “racionalización administrativa” para organismos públicos. Un día me contó escandalizado que uno de los más estrechos colaboradores de Sancristóbal le había dicho algo así como: “Gonzalo, ya es hora de que la izquierda también se aproveche del poder”. Y bien que se aprovecharon de los “fondos reservados”, y no sólo de ese dinero.

Natalia Ginzburg ha escrito en su último libro de ensayos sobre muchas cosas importantes que no suelen ocupar las portadas de los periódicos. Según Martín Garzo, «Todo el libro es un hermoso ejercicio de inteligencia, ternura y bondad.» Refiriéndose al sexo, Natalia escribe: «no mentir, no traicionar, no humillar, no dominar; éstos son los propósitos que una persona debe mantener con toda su alma en las relaciones sexuales como en cualquier acto de su vida».

Antes me he referido a Solchaga, que no aprueba alguna medida económica del gobierno actual pero, especialmente, considera una majadería hablar de la “crisis del ladrillo”. También ha criticado la manera en que se ha explicado la salida de Solbes. Éste —uno de los escasos altos cargos que sobrevivió a la etapa felipista de corrupciones— dejó sus puestos en el Gobierno y en el Parlamento por varios motivos. ¿Tenemos derecho los ciudadanos a saberlos todos? ¿Creemos al Presidente cuando habla de la amistad que los sigue uniendo?

Costa, secretario gral PP Valencia (José Cuéllar. El Mundo, 090201)

Costa, secretario gral PP Valencia (José Cuéllar. El Mundo, 090201)

¿Creemos a Salgado, la sustituta de Solbes, cuando omite hablar de riesgo de recaída en su comparecencia del Senado? ¿Vamos a poder confiar en sus análisis y pronósticos sobre nuestra crisis económica? ¿Nos parece bien su análisis de que «La economía española es como las mujeres. Aunque estén igual de capacitadas, tenemos que trabajar el doble» para que sea reconocida en el plano internacional?

Los altos cargos socialistas de hoy sólo aparecen en las noticias sobre supuestas financiaciones irregulares cuando son acusados de persecución por los desvergonzados. No obstante, ¿cómo hemos de calificar muchas subvenciones, subsidios y transferencias procedentes de nuestros impuestos? ¿A cuántos representan y de qué viven los que declaran que el gobernador del Banco de España «debe irse a “su puta casa” si es que tiene “un poco de dignidad”» porque no quieren que hable de la imprescindible reforma laboral?

¿Son aceptables las entregas de dinero que no salen de los “fondos reservados”? ¿En qué ambiente se han criado los políticos más jóvenes con responsabilidades en uno y otro partido mayoritario? ¿Van a seguir los mismos criterios que movieron a sus padres y hermanos mayores? ¿Van a transformar radicalmente nuestro panorama político? ¿Pensarán que es su hora de aprovecharse del poder? Pueden responder ustedes mismos…

Entradas de este cuaderno con alguna relación: Políticos contemporáneos y Miénteme, La caja del problema de los políticos, ¿Jugamos a la política o desarrollamos algo?, La política de gastos y gestos.

Suscribirse a las entradas.

Posted in política | Etiquetado: , , , , , , , , , | Leave a Comment »

El modelo y la estructura según Méndez

Posted by josempelaez en Martes, 12 mayo 2009

El diagnóstico que Cándido Méndez hace sobre las causas de la gran tasa de paro española se complementa con unas propuestas de acción. Prescribe cambiar el modelo de crecimiento y la estructura productiva. Para ello apunta varias líneas maestras y principios básicos. Sin embargo, no aclara los detalles del cómo y cuándo ni dice cuáles son los fines que pretende lograr.

claustro-monasterio-valbuena

Bonito claustro monacal levantado por los antecesores de los obreros (cc ferlomu, Flickr 090321)

En la entrada anterior me referí al Día del Trabajo, al Secretario General de la UGT y a su diagnóstico sobre nuestra particular crisis económica. Considero que las uniones sindicales de clase desempeñan papeles significativos en la economía de cada época, pero pienso que sus roles en la España del siglo XXI están perjudicando nuestra economía.

El pasado 1 de mayo, Méndez reiteró su propuesta para salir de la recesión. Dijo que la suya «está bien orientada ya que no se trata en ningún caso de recortar derechos o precarizar aún más de lo que está el mercado laboral». La contrapuso a las peticiones de la patronal, aunque la “flexiseguridad” sea defendida también por otros analistas, directivos y políticos.

Considero que este ingeniero, que debió de aprender a trabajar con modelos, se equivoca el entender el trabajo como algo propio sólo de los obreros asalariados. Es como si nuestra sociedad hubiera evolucionado poco desde la Primera Internacional. No es igual dedicarse a la prédica social que capacitarse para gestionar actividades económicas y empresariales, que son las que emplean a los que no saben, pueden o quieren desarrollar dichas actividades.

El dirigente sindicalista considera «muy importante asentar un principio básico» para la crisis económica española: «el problema no es de las normas laborales, el problema es de la estructura productiva». Confía en que la política de inversiones públicas dé un paso adelante para salir de la recesión y volver a crecer generando “puestos de trabajo”. Por cierto, asume que lo bueno es crear puestos en vez de vías de ingresos, lo que entiendo erróneo.

cimientos-estructuras

Cimientos y pilares (Kalipedia)

Reconoce que todos dicen que hay que realizar reformas estructurales para cambiar nuestro modelo de crecimiento económico. No obstante, cree «sinceramente que las propuestas de la patronal, que vuelven a incidir sobre recetas clásicas de abaratar el despido, de precarizar la contratación, de recortar derechos, de reducir cotizaciones sociales», irían en la dirección de perpetuar este modelo, que se basa en empleos de bajo valor añadido.

Ve fundamental que, en este escenario de crisis económica, se establezcan las condiciones para que nuestro modelo futuro esté basado en otros pilares. Para ello prescribe un tratamiento con varios remedios.

Su receta comienza por cimentar el nuevo modelo en la educación, a la que considera es «el lecho para la igualdad de oportunidades y el pilar básico para definir un presente y un futuro mejor para cualquier sociedad». El segundo ingrediente que enuncia es la innovación, tal cual. Continúa con que hay que reforzar las políticas industriales ligándolas a las políticas medioambientales. Termina estableciendo que hay que definir en paralelo el modelo energético que necesita España.

Soy capaz de entender que las peticiones de la patronal, según las presenta Méndez, confrontan con sus requerimientos para aumentar los salarios y la protección social pagada con dinero público. También veo que chocan con las recomendaciones de algunos economistas para mejorar nuestra productividad, aunque quepan otras valoraciones.

parque-solar_construccion

Energía Solar (cc Juanan Ruiz, Flickr 070802)

Igualmente comprendo que, como apunta Mercedes reproduciendo la opinión de Michela Marzano y en un comentario, parezca perverso que bastantes directivos que piden moderación salarial y despidos menos costosos durante la negociación colectiva no apliquen sus propuestas a la individual. Y digo parezca porque ambas son negociaciones laborales, pero tienen interlocutores, intereses, alternativas y objetivos distintos.

Lo que no llego a captar es lo que entiende Méndez por estructura productiva o por modelo de crecimiento económico. A lo de los pilares y la estructura llego bien dados mis estudios y trabajos ingenieriles. Por consiguiente, sé que los fundamentos y el esqueleto resistente de una construcción o instalación deben supeditarse a las necesidades u objetivos funcionales, de seguridad, de eficiencia y estéticos.

En esta línea, entiendo que todo modelo o estructura que permita algo debe partir de la identificación de ese algo. Y aquí radican mis cuestiones. ¿Busca organizar desde el poder estatal una economía que garantice pleno y empleo y salario digno a la especie humana? ¿Sólo a los asalariados “españoles”? ¿Trata de garantizar una libertad, difusión del conocimiento y ampliación de posibilidades para todos? ¿Deberíamos de aspirar a vivir del sol sin “trabajar”?

No sigo porque ya se me ve venir. Digo yo que sólo podremos debatir sobre factibilidad, modelos, estructuras, políticas, actuaciones… si partimos de saber qué queremos lograr. Méndez no lo dice, y sospecho que su amigo el Presidente no lo aclarará hoy en el Parlamento. [Actualizaciones: “tuiteo” del discurso de R.Zapatero. Análisis de las claves.]

Entradas de este cuaderno con alguna relación: El diagnóstico del sindicalista Méndez, La dirección del profesor Rodríguez, Creatividad y crecimiento económico, El gobierno de una economía global.

Suscribirse a las entradas de este cuaderno mediante un lector.

Posted in economía | Etiquetado: , , , , , , , | 10 Comments »

El diagnóstico del sindicalista Méndez

Posted by josempelaez en Martes, 5 mayo 2009

Los días internacionales de algo se instituyeron para recordar asuntos que se consideran importantes. El primero de mayo es uno de los más antiguos y festivos, pero no me gusta. Lo suelen protagonizar quienes defienden una anacrónica lucha de clases y creen representar a los que no los han elegido. Su interés mediático también parece hacerles sentirse capacitados para analizar problemas sin tener una preparación ni una información suficientes.

manifestacion_primero-mayo_madrid

1º de mayo en Madrid (Europa Press 090501, vía LaInformación)

El viernes pasado fue el Día Internacional del Trabajo. El problema del paro sirvió como motivo estelar para sus manifestaciones, discursos y declaraciones. Tuvimos otra oportunidad más de escuchar las consabidas arengas sobre la crisis económica que nos vienen transmitiendo algunos insignes sindicalistas erigidos en nuestros representantes.

Al escribir nuestros me refiero a los trabajadores. Aunque yo lo haga por cuenta propia —soy autónomo además de empresario—, supongo que también me incluyen cuando hablan de “los trabajadores y las trabajadoras”. Imagino que incluyen igualmente a los que sufren más las consecuencias del mercado de trabajo escaso y dual en España que han contribuido a crear. ¿Qué entenderán por igualdad de derechos e inclusión social?

Cándido Méndez es un sindicalista de mi generación que lleva más de quince años como Secretario General de la UGT. Es el líder sindical en activo más conocido de España; es el que más veces ha desayunado en la televisión, ha hablado en la radio, ha sido citado en la prensa y telediarios… Deduzco que probablemente es quien ha perdido más oportunidades de que tengamos otro panorama laboral.

Como máximo dirigente del reivindicativo sindicato socialista de clase trabajadora, reemplazó en 1994 a Nicolás Redondo, uno de los destacados luchadores por las libertades democráticas durante la dictadura. La UGT logró ser restituida o compensada por el considerable patrimonio inmobiliario que tuvo. Las propiedades incautadas a los sindicatos durante la guerra civil por sus responsabilidades políticas se habían acrecentado hasta 1977 con las aportaciones empresariales de los “sindicatos verticales” franquistas.

candido-mendez_1mayo

Discurso de Cándido Méndez en Madrid (Vídeo RTVE 090501)

El pasado 1º de mayo, mi “compañero” Méndez voceó que la recesión actual no había sido causada por los trabajadores ni era un producto de la legislación laboral española. Gritó que no a un nuevo empleo con recorte de derechos y a la precarización laboral. Exclamó que son las políticas que siempre demanda la patronal.

También afeó el que hayan pedido al Parlamento que legisle favoreciendo sus propuestas. Exige que usen sólo el marco del «diálogo social». ¿Acaso los diputados no son los representantes de la sociedad? Avisó del “conflicto” que generará el que no atiendan sus demandas.

El líder sindical —elegido por una minoría de ciudadanos (los afiliados a su organización), pero parcialmente asalariado a costa de los impuestos de todos— reiteró su diagnóstico sobre la singular tasa de paro española. Considera que ya hay demasiada flexibilidad contractual y facilidad para que los empresarios [ricos, explotadores y especuladores] despidan a los trabajadores [pobres, esforzados y cumplidores].

Lo que ha pasado, además, se debe según él a que el modelo de crecimiento económico español ha estado basado en la especulación inmobiliaria. Ello creó muchos empleos de bajo valor añadido en la construcción y en los servicios que desaparecieron rápidamente al cambiar la coyuntura.

Me sorprenden las críticas al sector inmobiliario de quienes también lo han explotado. Considero vergonzoso el arremeter contra los empresarios por actuar especulativamente para ganar dinero y por “destruir” empleos cuando los denunciantes han hecho lo propio.

mendez-con-zapatero_congreso-ugt

Méndez y Zapatero en 40º Congreso UGT (Reuters, El País 090401)

La UGT no ha podido seguir especulando para ganar influencia con la expansión de sus actividades y el crecimiento de sus servicios. Ahora hay poco margen para seguir financiándose con préstamos hipotecarios, fondos de pensiones o mayores subvenciones públicas. Por consiguiente, han mandado a cobrar la prestación por desempleo a los que no podían recibir su salario.

¿Acaso no han despedido a empleados por causas objetivas dándoles veinte días de salario por año trabajado? ¿Es que tampoco les han conminado a no reclamar para no perjudicar a los familiares y amigos que siguen allí? Los empresarios han aplicado la indemnización mínima legal sólo a una minoría de los contratos indefinidos rescindidos.

Considero que el diagnóstico del vocinglero ingeniero técnico es tosco. Al igual que su amigo, el profesor Rodríguez, se considera cualificado para rebatir los análisis de los economistas más expertos. Aunque su supuesto representante los ningunee, esos economistas también son trabajadores de reconocidas instituciones públicas y privadas, de prestigiosos servicios de estudios financieros y de cátedras de buenas universidades.

El monocorde y resonante discurso del Día del Trabajo me evoca el «cuanto más grite, menos razón tiene». También el dicho castellano: «una cosa es la que se nos dice y otra la que uno descubre por sí mismo». ¿Serán estos ex profesor y metalúrgico —metidos a “comunicadores sociales”— los actuales ordinarios, corsarios o arrieros que llevaban noticias trastrocadas junto a las cosas y encargos que transportaban de un lugar a otro?

Entradas de este cuaderno con alguna relación: La dirección del profesor Rodríguez.

Suscribirse a las entradas de este cuaderno mediante un lector.

Posted in economía | Etiquetado: , , , , , , | 18 Comments »