Navegar hacia las nubes de datos

El reciente nombramiento de un director de sistemas de información en el nuevo gobierno estadounidense me permite relacionar otra vez el software y la política. Los criterios que han impulsado la mejora y el acceso a los datos también conducen a potenciar el uso de aplicaciones web que saquen partido de la «computación en la nube». Este enfoque puede trasladarse fácilmente a otros terrenos donde deben cooperar diversas entidades, como el de las «cadenas de suministros».

Anuncios

Conmutación a la nube

En la entrada previa comenté un par de informaciones periodísticas sobre dos materias técnicas que creo que van a representar un papel muy relevante en el futuro de internet: la banda ancha sin cables (Wi-Fi 2.0, ya sea TV white space o WiMAX) y la computación distribuida (grid computing). En ésta trato de aclarar los distingos entre las informáticas de la “cuadrícula” y de la “nube”, además de referirme a algunas desventajas y ventajas de la segunda.

Clientelismo para navegar

Pienso que el nuevo Google Chrome va a poner de manifiesto aún más los distintos intereses en juego a la hora de aprovechar mejor los contenidos la web, lo que también determinará el desarrollo futuro de la propia web. Microsoft, Apple, Adobe, Mozilla, Opera, Google… sacan partido de la web pero, ¿quiénes la cuidan y piensan más en su futuro? En la web hay mucho más que “contenidos”.

Interfaces en aplicaciones web

Opino que Google usa el navegador Chrome como medio para fortalecer el empleo de aplicaciones en la web. Las interfaces de usuario tienen una papel relevante en esta práctica, pero me parece que ciertas propuestas para su “enriquecimiento” se deben más a intereses comerciales que a mejorar las «experiencias de uso».

Terminales ubicuos para navegar

El mayor seguimiento de los estándares de navegación en la web que va a promover la nueva herramienta Chrome de Google facilitará el abaratamiento y ubicuidad de terminales de acceso. Ello comportará otros beneficios adicionales, sobre todo a medida que se incremente la actividad en la «mobile web» que, además de una cierta conveniencia de uso, también promueven las operadoras de telecomunicaciones.

Navegar por las aplicaciones

La aparición de la herramienta Chrome de Google ha despertado un debate sobre si este nuevo software tendrá impacto más allá de los navegadores tradicionales. Me encuentro del lado de los que piensan que es parte de la estrategia de desarrollar una plataforma de computación que aporte una experiencia de usuario más satisfactoria y basada en los estándares de la web.