La lucha del emprendizaje innovador

Hace unos treinta años que se iniciaron las “competiciones de planes de negocio” como mecanismo docente y de selección de propuestas emprendedoras que merecen financiación. Luego han ido surgiendo otras muchas iniciativas privadas y públicas. Me pregunto hasta dónde se están obteniendo los resultados que se buscan.

Las start-ups pueden aprovechar la crisis

Las épocas de crisis facilitan el terreno de las nuevas empresas que proponen formas nuevas de añadir valor para el cliente o reducir costes de producción. Hay modelos de negocio alternativos que se abren mejor un paso en el bosque cuando la necesidad de reducir costes puede “obligar” a asumir riesgos percibidos como elevados en épocas de comodidad económica.

La crisis bloquea las start-ups

Muchos inversores nacionales y extranjeros en start-ups recomiendan no comenzar nuevos proyectos y recortar todos los gastos posibles para poder sobrevivir a la crisis. En este contexto uno podría preguntarse si ello se debe a que los análisis efectuados son tan evidentes que han de ser forzosamente coincidentes. ¿Estaremos ante una “cascada de información”?