Blog de JoseMPelaez

Aprendimiento: aprender del entorno con atrevimiento

Posts Tagged ‘tecnología’

¿Jugamos a la política o desarrollamos algo?

Posted by josempelaez en Sábado, 28 febrero 2009

Hay quienes tratan de analizar y comprender las situaciones para poder actuar de manera inteligente. Hay quienes proponen acciones que no dependen de lo que decidan los gobernantes. Hay quienes se dedican a jugar a la política, al "guruísmo", o a insultar o incordiar a los que tratan de aportar y compartir.

party-game

¿15£ por este juego basura? (cc the justified sinner, Flickr 080516)

Ayer recordé un comentario en la última entrada mientras leía un artículo recomendado por Tim O’Reilly sobre el que he escrito más abajo. Luis reflexionaba «sobre cómo organizarnos, los ciudadanos-individuos, para superar el actual estado de una clase política que es incapaz…». En mi respuesta anoté: «creo que, participando en política, hay mucha gente como nosotros, pero mi experiencia organizativa me dice que no suelen estar en las capas directivas; su forma de pensar las aleja de ellas.» Me pareció otra paradoja de las que me interesan últimamente. 

Entiendo que hay bastantes personas que tratan de compartir experiencias e ideas en busca de aprendizajes y cambios en la sociedad con el ánimo implícito o explícito de mejorar algunas cosas. Sin embargo, parece que no consideramos que la acción política sea hoy una de las vías mejores para ello. Creo que esto es diferente de lo que ocurría durante las pasadas décadas de los sesenta y setenta, al menos en mi entorno madrileño . Supongo que el paso de dictadura a democracia formal habrá influido en ello. En esos pensamientos estaba cuando leí una entrada de Juan Carrión sobre «el juego político» en el ámbito empresarial. Me pareció que aportaba una luz muy interesante sobre este tema. 

Dice Juan, entre otras cosas, que «lo más triste es el descubrimiento realizado por Fred Luthans: el 90% de los directivos pasan la mayor parte de su tiempo construyendo redes políticas, dedicando al trabajo real un tiempo insignificante.» Lo relacioné de forma inmediata con los comentarios referidos. También me recordó lo que he escrito en este cuaderno sobre escenificaciones estúpidas y escasa solvencia política de estos días aciagos en nuestra historia financiera. 

citizen-mass_rush-hour

Ciudadanos en movimiento (cc Thokrates, Flickr 070418)

Detrás de lo anterior sigue latiendo la cuestión de qué podemos hacer los individuos para hacer volar nuestra inteligencia por encima del actual modus operandi de los políticos. Por ello seguí la recomendación de Tim y leí la entrada de Peter Corbett sobre «Ask not what your country can dev for you». Peter, consejero delegado de una agencia digital radicada en Washington DC, trabaja organizando la comunidad regional para edificar en ella un ambiente ecológico más fuerte de start-ups tecnológicas.

Me parece que varias de sus ideas ilustran algunas oportunidades y motivos para cambiar nuestra mentalidad. Por consiguiente, voy a traducir aquí a mi aire una buena porción de su artículo tratando de aprehender algo más mientras cambio sus frases de un inglés global a un español que también lo es.

Por cierto, que ésta es una de las lenguas más internacionales que, paradójicamente, una minoría ha decidido hace pocos años que hemos de llamar castellano para jugar a la política identitaria de los que prefieren sentirse más ciudadanos —y ciudadanas, que nadie vaya a molestarse— locales que de un mundo fragmentado lingüísticamente. Otro asunto llamativo en un entorno vital cada vez más interconectado, lo que nos permite comunicarnos mejor y aprender más. Sabemos que el saber ocupa lugar y tiempo, pero no creo que las tradiciones culturales sean los artefactos intelectuales que nos hagan más libres, sabios ni creadores. Disculpándome por esta digresión, sigo con lo que estaba. Peter expone en su inglés, más o menos, que:

Si J.F. Kennedy viviera hoy, y fuera un amante de la técnica como yo, podría haber dicho: “¡No preguntes qué puede des tu país para ti. Pregunta qué puedo des yo para mi país!”

Naturalmente, por des entiendo desarrollar soluciones técnicas que satisfagan las necesidades de los ciudadanos. La idea de que el gobierno debería de ser una especie de máquina dispensadora de toda clase de servicios es una posibilidad en rápido declive, incluso ante su intervención masiva en los sistemas inmobiliario y financiero.

La razón por la que el gran gobierno no nos va a salvar es por el simple hecho de que hay muchas cosas por hacer, pero muy poco tiempo y dinero para lo que debería de hacerse en 2009. Necesitamos el incalculable y elevado retorno de la inversión que sólo es posible cuando se divide por cero. No hay dinero para todo lo que tendría que hacerse.

are-you-safe_washington-dc

Simple representation of the safety level (Are You Safe)

Nosotros somos el cero en la fórmula aritmética de uso de la innovación para devolvernos a la senda. Necesitamos crear plataformas abiertas de innovación para que los ciudadanos creen soluciones para ellos mismos —esto se está haciendo hoy aquí y allá, a pequeña escala por ahora. [En España podemos seguir las referencias e iniciativas facilitadas Juan Freire y Julen Iturbe, por ejemplo]—. Somos un país fundado sobre la premisa de que no hay ningún hermano mayor sentado junto a nosotros (Inglaterra) que vaya a tendernos una mano con todo lo que queramos sobre una bandeja de plata, y de que, para llegar a ser esa unión perfecta, los americanos necesitarían aportar individualmente para construir un imperio.

Y sí, un imperio es lo que hemos creado. Un arrugado, astillado y obsoleto imperio que me recuerda a un viejo atleta que debería de haberse retirado hace años. Sin embargo, la jubilación no es una opción para América. Rechazo pensar que nuestros mejores días hayan quedado atrás. Debemos, en palabras de nuestro Presidente, “tirar de nosotros hacia arriba, sacudirnos el polvo y trabajar para que nuestro país vuelva a marchar”.

Ese trabajo tendrá que hacerse por todas las clases de americanos. Mi tribu —la comunidad tecnológica— dispone de la mayor oportunidad para establecer la mejor diferencia. Nunca hemos tenido antes la posibilidad de hacer tanto para tantos, a pesar de disponer de la singular capacidad de organizar ceros y unos en la nube para crear aplicaciones que resuelven problemas grandes y pequeños para los bolsillos de los ciudadanos que se agrupan en nichos o en masas. Nuestra fábrica es digital y, por consiguiente, replicable, escalable y muy susceptible de tener un gran numerador que podamos dividir por cero.

Tim O’Reilly ha convocado a los desarrolladores y emprendedores para trabajar en asuntos que importen, y yo digo que los asuntos que importan residen más allá de Facebook y Twitter. Esta ‘materia relevante’ incluye aplicaciones móviles para que los ciudadanos estén más seguros en sus ciudades, y aburridas cosas  —terriblemente aburridas— como crear aplicaciones que ayuden a nuestros gobernantes a seguir mejor los permisos y las compras públicas.

Peter termina con unas referencias a las cifras de los presupuestos que están manejando en los EUA al amparo de la nueva acción política derivada del reciente cambio presidencial. También referencia recursos adicionales para participar en las acciones que se han puesto en marcha.

Considero que propone cosas que tambien podemos hacer en España. Quizá no sean las que dicen los cantamañanas 2.0, pero son mucho mejores que dedicarse a insultar e incordiar a los que comparten sus propuestas y ocurrencias personales sin ánimo de dárselas de nada.

Entradas de este cuaderno con alguna relación: Necesitamos un cambio de mentalidadCrédito bancario y solvencia política, Softpunk empresarial.

Suscribirse a las entradas de este cuaderno mediante un lector.

Posted in economía | Etiquetado: , , , , , , , | 14 Comments »

¿Podrá soportar España 4.000.000 de bajas de clientes de banda ancha?

Posted by josempelaez en Miércoles, 11 febrero 2009

Hay actividades de los grupos de interés que me dan miedo. Me parece indecente que el Gobierno está auspiciando conversaciones contra los derechos de todos los ciudadanos. Reproduzco seguida y ligeramente editada la nota de prensa emitida por la FFII española.

banda-ancha_manga-ancha

Imagen campaña chilena de Atina (cc Misi..., Flickr 060417)

«Hay cerca de cuatro millones de ciudadanos que no pueden acceder a la banda ancha en España debido a su lugar de residencia. A este indicador negativo para el desarrollo doméstico de la Sociedad de la Información se le podrían sumar bajas masivas de clientes del ADSL más lento y caro de Europa.

Parece que las entidades representativas de la comunidad internauta, los profesionales y los consumidores informáticos en España estiman en cuatro millones la cifra de clientes de banda ancha —ADSL y cable-modem— que podrían darse de baja si finalmente se confirma el acuerdo entre Redtel y las sociedades de gestión de los derechos de autor, abanderadas por la SGAE, para que en España se den tres avisos antes de desconectar o ralentizar la conexión a internet por usar redes P2P. A la disminución de ingresos de las operadoras con red propia se sumarían las posibles indemnizaciones que podrían derivarse por incumplimiento de contrato y las sanciones aplicables sobre la base de los artículos 8 (“Restricciones a la prestación de servicios y procedimiento de cooperación intracomunitario”) y 11 (“Deber de colaboración de los prestadores de servicios de intermediación”) de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, modificado por la Ley 56/2007, de 28 de diciembre, de Medidas de Impulso de la Sociedad de la Información.

Mientras las operadoras de telecomunicaciones tratan de sortear la crisis, las sociedades de gestión de los derechos de autor intentan conseguir prebendas para las empresas productoras de contenidos tratando de convencer a todo el mundo de que el intercambio de archivos entre particulares por internet es un acto delictivo y que supone fuertes pérdidas al sector de entretenimiento.

Sin embargo, tanto la fiscalía como las sentencias dictadas establecen que el intercambio de archivos con copyright restrictivo mediante redes P2P no es un delito si no hay ánimo de lucro y no es punible de ninguna forma cuando se trata de archivos públicos o bajo licencias copyleft (la mayoría de los casos).

Las propias entidades de gestión de derechos de autor han reconocido en el «Informe 2008 de la industria de contenidos digitales en España» (pdf), publicado por ASIMELEC, que no hay una bajada de ingresos en el sector y que solo la música tiene un retroceso en la venta a través del canal tradicional (aunque no se informa del aumento de ingresos por, entre otros, actuaciones en directo, descargas y publicidad).

Lo cierto es que las negociaciones que se están llevando a cabo bajo el auspicio del Ministerio de Cultura pueden suponer que algunas de las empresas más solventes y con mayor capacidad tecnológica de España empiecen a perder clientes a marchas forzadas. Ello repercutirá en su cuenta de resultados y en su capacidad de mantener el empleo.

Pero lo más grave es que un acuerdo de esta naturaleza atenta contra la libre competencia, frena en seco el acceso a la Sociedad de la Información en España menoscabando los derechos civiles de los ciudadanos y alejando aún más el derecho constitucional de acceso a la cultura y al conocimiento.»

Firmado: JoseMPelaez y 2.960 firmas más (por el momento). Pon la tuya publicando el texto en tu blog.

Entradas de este cuaderno con alguna relación: Si eres legal, comparte sin lucrarte

Suscribirse a las entradas de este cuaderno mediante un lector.

Posted in general | Etiquetado: , , , | 4 Comments »

La marcha de las generaciones

Posted by josempelaez en Lunes, 10 noviembre 2008

Muchos se han movido para tratar de extraer de la web todo su potencial. Cuando trabajan en una organización se encuentran con herramientas informáticas que no les satisfacen, y no quieren renunciar a las que están utilizando en sus restantes actividades. El uso de la web es ya una parte inseparable de su educación, trabajo, vida… La sociedad en su conjunto y las empresas que operan en sus mercados también se han visto afectadas. ¿Progresan éstas adecuadamente?

abiquo_planta

Ilustración de una visión disruptiva del uso de internet citada por El Periódico. Aplicación de ejemplo de Abiquo (Jesús Monleón)

En mi nota anterior escribí que la «computación en la nube» presenta ciertas desventajas a ojos de una gran mayoría de los directivos empresariales. Me referí particularmente, aunque muy de pasada, a los responsables de los sistemas de información al más alto nivel organizativo (CIO). No he puesto de informática porque no quiero confundir una labor con la otra, sin que vaya a ser éste el centro de la reflexión que me propongo hacer aquí y ahora. [Tampoco deseo que los títulos de unos puestos me metan en la polémica abierta sobre diplomas académicos y competencias profesionales, o sobre sus maneras de difusión 🙂 ]. 

Un problema de La Nube que no mencioné es que bastantes trabajadores, especialmente de los nuevos, tienen puntos de vista muy diferentes del “corporativo” sobre la informática. Aunque una mayoría relevante siga siendo poco sensible al empleo eficiente de la tecnología, creo que este número irá a menos, y no a más. La atracción de las ventajas para los usuarios que se derivan de las externalidades es demasiado grande como para resistirse a ellas de manera sostenible. Me parece que los progresos de Facebook y Tuenti lo atestiguan.

Los usuarios jóvenes, y los curiosos que no lo son tanto, están acostumbrados a leer artículos del tipo de «guía práctica para trabajar en la ‘nube’». Hay muchos que aplican lo que aprenden sin haber ido a la universidad. No necesitan estudiar informática, ni pedir a un técnico que les ayude, ni siquiera leer manuales complejos para comenzar a montar cosas interesantes. Tampoco deben hacerlo para realizar ciertos cambios más o menos promovidos, autorizados o tolerados (los famosos hacks). Además, cada vez hay más  “informáticos de profesión” desarrollando menos programas y adaptaciones a la medida de sus clientes y construyendo más herramientas o servicios genéricos, que terminarán adaptando sus futuros usuarios.

Lo que sucede es que la mayoría de estos nuevos trabajadores ilustrados en la web, cuando llegan a sus oficinas o recorren los lugares de trabajo de sus clientes, encuentran otras herramientas empresariales a su disposición. Si nos referimos a trabajos muy genéricos, las aplicaciones que ponen a su servicio suelen ser menos útiles, sencillas, potentes o atractivas que las que encuentran en internet. Éstas son gratuitas o tienen un precio al alcance de la mayoría de los aficionados más entusiastas y avanzados. Este fenómeno ha sido observable desde hace una decena de años, que no meses, aunque haya ocurrido en una minoría de casos.

unilever-consumerization-architect

Wendy Wilkes, de Unilever (Graham Trott, BW 080814)

Según cuenta tic616, Accenture ha publicado una encuesta muy reveladora sobre los “trabajadores de la nueva generación”. La consultora concluye que la «millennial generation demands own devices at work and don’t adhere to corporate technology policies.» Se refiere a estudiantes y empleados entre 14 y 27 años en los EE. UU. Los resultados de la encuesta apuntan a una desconexión entre la tecnología que proveen las empresas y cómo los trabajadores jóvenes quieren utilizarla y colaborar. Business Week informó hace pocos meses de que Unilever, una gran compañía de las consideradas clásicas, está haciendo cambios relevantes en su informática corporativa para atraer a los mejores candidatos jóvenes. 

Además, creo que la Generación X protagonista de alguna novela de Douglas Coupland, educada mientras jugaba con los primeros ordenadores personales durante su adolescencia, tiene ya bastante influencia en las decisiones empresariales en general, y más en las de tecnología. En 1982, cuando yo tenía 29 años, compré un ZX Spectrum que aún conservo (guardado en una caja de un desván). En mi caso pasé de “jugar” en la empresa programando en Fortran para tratar distintos tipos de datos a hacerlo en casa usando Basic. Lo que también ocurrió en aquellos tiempos es que hubo otros muchos con menos años que aprendieron directamente a programar curioseando y experimentando con esos primeros ordenadores personales. Si andaban por los 12 años, hoy tienen ya sobre los 40. ¿Quién va a seguir decidiendo en las grandes empresas que prejubilan a sus trabajadores con poco más de 48 años porque la tecnología permite hacer más con menos personas?

Sin apoyarme en la influencia que internet ya tiene en la política, como han demostrado los triunfos electorales de Barack Obama (47 años), hay bastantes ejemplos de cómo está transformando ya la forma de trabajar en muchos sectores empresariales. Dos de los más difundidos son el editorial, especialmente la prensa periódica, y el musical, particularmente la producción discográfica. Pepe Cervera acaba de reflexionar sobre que «los nuevos medios no son viejos medios con internet», al igual que «el ferrocarril no eran carretas con vapor ni los aviones son trenes que vuelan». Enrique Dans explica en «vivan las cadenas» los contratos 360º que buscan atar por todas partes a los artistas porque «las discográficas se ven abocadas a un redimensionamiento radical, a una severísima cura de adelgazamiento, y a un intento de ampliar sus fuentes de ingresos.»

kevin-kelly_didac-lee

Dídac Lee, Kevin Kelly y Pep Campàs (Bloc DL 071128)

Kevin Kelly es uno de los observadores y pensadores más respetados de la web, editor de Wired y autor de «New Rules for the New Economy» entre otros libros. Acaba de exponer en la Cumbre Web 2.0 2008 que «los próximos 6.500 días de la web» serán muy distintos de los que hemos conocido, según comenta Francis Pisani. Éste sigue diciendo:

«La web de mañana no será la web mejorada. Será otra cosa. Esta otra cosa será, para empezar, lo que él [KK] llama una amplísima máquina, en las nubes (reconstrucción tridimensional), que incluye todos los datos disponibles. Para Kelly, todo lo que no esté ‘websado’ no existirá. La web será el OS global de mañana, ¡captará todo, absolutamente todo! Accederemos a ella a través de un montón de aparatos con pantalla (de la televisión al teléfono móvil, pasando por la pantalla de control de nuestra nevera y el GPS de nuestro coche…) que no serán, de hecho, más que ventanas hacia la “gran máquina”.»

Muchos jóvenes, y no tan jóvenes, somos lectores y escuchantes asiduos. Estamos al corriente de los cambios que se van introduciendo a nuestro alrededor. Por ejemplo, los “marchosos” emprendedores jóvenes de Abiquo han liberado gratuitamente unas herramientas para poder ir construyendo esta nueva web, se llame grid o se llame cloud. Ha pasado un cuarto de siglo desde el lanzamiento del Spectrum y siguen surgiendo muchas más herramientas baratas con las que experimentar y construir cosas nuevas. ¿Quién va a frenar su uso en las empresas? La competitividad global manda, a menos que los de Washington decidan virar el rumbo económico hacia babor, lo que sería peor.

Por lo tanto, y parafraseando a José Antonio Marina, ¿cuándo empezarán los CIOs a aplicar resueltamente su inteligencia para reinventar las soluciones informáticas que aplican a los problemas de sus organizaciones? ¿Por qué no marchan con decisión para no verse desbordados por las nuevas generaciones? Seguiré dándole vueltas o, mejor dicho, avanzando en mi intento de búsqueda de una buena respuesta. Me anima lo que “tuiteaba” Martínez: «a veces cuesta menos hacer realidad una visión que, después, hacer visible esa realidad.»

Entradas relacionadas: Conmutación a la nube, Emprendedor español, La motivación de los talentos

Posted in innovación | Etiquetado: , , , , , , | 4 Comments »

El «espacio blanco» de la televisión

Posted by josempelaez en Miércoles, 5 noviembre 2008

Recientemente han aparecido dos noticias muy relevantes para el futuro de internet. La primera fue la puesta en servicio de la infraestructura de computación grid impulsada por el CERN de Ginebra. La segunda ha sido la reciente liberación de una parte del espacio radioeléctrico que ocupaba la TV analógica. Ambas pueden bien llevarnos a una "nueva internet".

white-space_fcc

Recorte noticia The New York Times 081104

En medio de las históricas elecciones presidenciales y parlamentarias en los EE. UU., ha aparecido una noticia importante para los usuarios y el futuro de internet. La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) ha aprobado por 5 votos a 0 el nuevo uso de varias frecuencias no sujetas a licencia gubernativa conocidas como “espacio blanco”. Muchas han sido las objeciones planteadas por los grupos de presión formados por las emisoras de televisión y representaciones artísticas en grandes espacios abiertos a cuenta de las potenciales interferencias vinculadas a su utilización. No obstante, los reguladores han expresado que, tras las exhaustivas pruebas efectuadas, consideran que no hay un riesgo muy elevado de que eso suceda, y que las que aparezcan podrán mitigarse regulando los aparatos correspondientes. 

Haciéndose eco de varios puntos de vista, han expresado que esta medida puede conducir al desarrollo de una generación nueva de dispositivos que emplee esa parte del espacio radioeléctrico para suministrar accesos a internet. Se espera que esta posibilidad mejore los actuales accesos a través de Wi-Fi, tecnología que tiene una fiabilidad y un alcance más limitados. Hay muchos que hablan de una nueva “Wi-Fi con esteroides“, lo que varios comisionados confían en que pueda hacerse realidad.

Este punto de vista es el defendido por empresas como Google, Hewlett-Packard, Microsoft, Motorola, Dell, Intel, Philips, Samsung…, que se beneficiarán de una ampliación del acceso a internet. Se trata de una posibilidad que lleva estudiándose desde 2004, cuando la evolución hacia la digitalización de la señal de televisión permitió pensar en cómo aprovechar la parte que se liberase del espectro utilizado hasta el momento. Larry Page, uno de los fundadores de Google, ha escrito que:

«As an engineer, I was also really gratified to see that the FCC decided to put science over politics. For years the broadcasting lobby and others have tried to spread fear and confusion about this technology, rather than allow the FCC’s engineers to simply do their work.»

Esquema del gris montado para procesar los datos del LHC

Esquema del grid montado para procesar los datos del LHC susceptible de más aplicaciones (El Periódico 081103)

Pensando en las innovaciones que puedan introducirse a través de sus posibles aplicaciones, he recordado otra noticia del lunes en la prensa española relativa al proceso distribuido de grandes cantidades de datos. Para cuando entrara en funcionamiento el nuevo acelerador de partículas LHC del CERN construido en Ginebra, cuyas primeras pruebas empezaron hace pocas semanas, se ha ido desarrollando una gran infraestructura de computación mallada (grid computing) apoyada en software abierto y estándares de interoperabilidad desde finales de los 90. Es lo que el artículo, que no entra en muchos detalles, titula como la “internet de nueva generación”.

Personalmente no emplearía ese calificativo ya que, entre otros motivos, el gráfico con el que ilustra el concepto se refiere a una red específica destinada sólo a la computación intensiva. Además de la ingente cantidad de datos del Gran Colisionador de Hadrones, que hay que almacenar y procesar sobre la marcha, hay otras aplicaciones que se beneficiarán de la nueva forma de hacer computación distribuida o paralela. Entre ellas podemos considerar la observación astronómica, la monitorización y cuidado de la salud, la investigación farmacéutica, las maquetas en ingeniería y arquitectura, el modelado y simulación aerodinámica, la predicción meteorológica, las finanzas, etcétera. En resumen, las aplicaciones del High Performance Computing (HPC), que antes requerían de computadores o técnicas muy específicas y costosas, ahora pueden ejecutarse en redes de servidores, terminales, dispositivos y sensores donde se haya instalado un middleware adecuado.

Considero que este enfoque conduce más a la llamada “internet de las cosas”. En cualquier caso, entiendo que la combinación de las nuevas formas de conectar los ordenadores grandes y pequeños, incluyendo los minúsculos, con las telecomunicaciones de gran ancho de banda sin cable (wireless broadband), nos permitirá pensar en una generación diferente de aplicaciones de internet.

A corto plazo, como comenta Diego Mariño de Abiquo en El Periódico y en su blog, una buena parte de las aplicaciones de la tecnología grid, o de «computación en la nube», se quedarán posiblemente dentro de las organizaciones por cuestiones de privacidad. Entiendo que en esas condiciones se perderán algunas ventajas importantes de la compartición de datos, pero creo que este asunto se escapa ya del alcance de esta reflexión sobre pasos hacia el futuro de internet.

Opino que la conectividad e interacción de ésta determinará que la audiencia se vaya desplazando y que la televisión tradicional se quede con más “espacios en blanco”.

Entradas relacionadas: Confianza en la nube, Red como computadora

Posted in computación | Etiquetado: , , , , , | 5 Comments »